La FANB, el caos y las crisis institucionales en revolución

El título contiene tres conceptos con tres realidades pero en permanente diálogo de Estado más aún cuando estamos incursos en un proceso revolucionario de cambios profundos del Estado venezolano actual. Usted dirá que nos ha faltado incluir a los partidos políticos y a la sociedad civil, razón contiene su precisión pero en las actuales circunstancias reales en revolución son esas tres variables objetivas, reiteramos, del escenario actual revolucionario, cuales tratamos de destacar para tratar de alcanzar un somero análisis con algunas inquietudes para las propias reflexiones de los lectores, claro, sí así lo desean.

Una revolución no es un paseo por Los Próceres; una revolución es un proceso violento en su propia esencia como lo demuestra, seria y objetivamente, la Historia. Ni nos engañemos ni seamos condescendientes con nuestras propias debilidades ideológicas en todas sus amplitudes. Es violenta porque se trata en frase repetida por nuestro Comandante en Jefe, Hugo Rafael Chávez Frías, refiriéndose a Antonio Gramsci, que son tiempos simultáneos de muerte y nacimiento de las sociedades referidas en revolución que, en definitiva, se refiere, en última instancia y teológicamente, a aquello de los tiempos del Eclesiastés porque, también se acepte y/o se rechace, las revoluciones las realizan los "seres creados" como "seres sociales" marcando las diferencias fundamentales "la filosofía" y, aguas abajo, sus diseños en las relaciones sociales de producción y las fuerzas productivas, por supuesto, la ideología que conlleva esa filosofía en acto presente. Es decir, en el caso concreto de Venezuela, la actual Revolución definida como Bolivariana y con la importante adición del "ideario chavista" cual es la interpretación del "pensamiento de don Simón Bolívar" y las expresiones personales de Chávez Frías sobre "el socialismo" alcanzando, en algunas importantes oportunidades, sus propias interpretaciones del "marxismo" con lo cual esos escenarios en "pleno desarrollo" le dieron al proceso de cambios profundos del Estado venezolano una impronta extremadamente importante que se plasmaría en el "Plan de la Patria".

¿Qué significa y cómo se expresa la violencia revolucionaria?

En el marco de las propuestas en respuesta al concepto "violencia revolucionaria" se han tejido variadas propuestas que podríamos denominar como "contra-revolucionarias" desde los mismos momentos que la Historia se expresara en revolución estructural del Estado. Ese escenario fue, particularmente, muy bien e inteligentemente desarrollado por el sistema capitalista que se impuso y enmarcó post-2da.-Guerra-Mundial. Aquellos paradigmas contra-revolución socialista, independientemente de las expresiones político-ideológicas que se expresaran con el "socialismo real", tuvieron un muy importante impacto en la sicología social que, prácticamente, impondrían una antropología social que no solo se mantiene en las actuales circunstancias políticas, no solo nacionales como también americanas continentales como, al tiempo, el propio centro del Poder del capitalismo actual en profunda reingeniería, es decir, Washington, viene reviviendo y reactivando en el marco de la "nueva política Obama" (José Vicente Rangel Vale dixit), frente a dos realidades geopolíticas mundiales como son Rusia y China; por cierto, dos realidades geopolíticas que expresan sus contradicciones con el capitalismo actual mundial y globalizado no tanto en un sustento ideológico contra-capitalismo al mejor estilo estalinista o sí ustedes así lo prefieren, sustentándose en el Materialismo Dialéctico y el Materialismo Histórico cual sería, indirectamente, criticado por el propio Comandante Chávez Frías cuando hiciera, cuasi permanentemente, referencia a actuales estudiosos del marxismo como, por ejemplo, a Enrique Dusell ("Política de la Liberación, historia mundial y crítica". Editorial Trotta. Madrid, 2007, pp. 587. "Política de Liberación arquitectónica". Vol. II. Ed. Trotta. Madrid, 2009, pp. 542. "Hacia un Marx desconocido. Un comentario de los Manuscritos del 61-63". Siglo XXI. México, 2008, pp. 382. "La producción teórica de Marx, un comentario a los Grundrisse". Siglo XXI. México, 2010, pp. 421).

Es de perogrullo exponer que solo el socialismo es violencia porque expresaría esa subjetiva visión una limitación del conocimiento histórico del proceso de desarrollo del capitalismo en un muy largo proceso histórico que podríamos darle un comienzo histórico con los "burgos" tanto aquellos alemanes como los de la Reconquista. Es decir, la violencia estaría intrínseca al propio desarrollo de la Historia de la Humanidad como proceso perfectible de evolución natural-histórica, es decir, como fin último del propio "ser creado" como "ser social" como, también sería de fácil demostración, en las diferentes Encíclicas independientemente que "comulguemos" con sus contenidos en su totalidad absoluta y filosófica. Es decir, es de obligación del "ser social" buscar su propio crecimiento como "ser creado" en un continuo proceso en perfectibilidad no solo personal sino como sociedad por lo que las contradicciones que se presentan en el proceso revolucionario son de toda lógica histórica que deberían ser comprendidas sí comprendemos aquello que "…lo viejo va muriendo y lo nuevo va apareciendo…". Ahora bien, es de objetividad que "lo viejo" no solo se niega a morir, es decir, a dejar paso a "lo nuevo", sino que está en toda su obligación histórica como expresión política y sociológica actuar tratando de evitar que "lo nuevo" lo desplace del concepto Estado porque ello significa, en última instancia, su propia desaparición como expresión social-histórica y político-económica e ideológica. Ahí está la contradicción fundamental y es en ella que los cuadros fundamentales de la Revolución Bolivariana y chavista deben conocer, entender, comprender, estudiar, reflexionar y actuar como lo hiciera, permanentemente, nuestro Comandante Chávez Frías y su morral de libros.

En el marco de lo inmediato anterior, la FANB es producto y consecuencia de ese "pensamiento Chávez Frías" en su realidad concreta; es decir, el Comandante en Jefe, Chávez Frías, realizó un proceso de reingeniería profunda en toda la estructura real de la FANB desde su marco jurídico pasando por sus reales necesidades como "cuerpo armado" hasta alcanzar el pensamiento en pleno desarrollo de su total incorporación al concepto revolucionario de "unidad cívico-militar" que marca una impronta diferencia con el dialogo que se expresara durante la 4ta. República de sometimiento a los paradigmas políticos e ideológicos que marcaran las realidades temporales de la Política de Estado de aquella referida República. Ahora bien, en nuestro modesto criterio, el concepto "unidad cívico-militar" contiene en su propia esencia una profundización del concepto "unión cívico-militar" que debería ser desglosado para la discusión pública y revolucionaria.

En escenario objetivo que se viene desarrollando en el proceso revolucionario venezolano desde antes inclusive del aquel triunfo de Chávez Frías que se iría desarrollando en sus propios escenarios durante todo el gobierno del Comandante Chávez Frías se ha no solo intensificado sino profundizado durante el proceso presidencial del Presidente Nicolás Maduro Moros con lo cual ello podría significar que ha debido haber una reingeniería de la conspiración de aquellos sectores sociales que se "…niegan a morir…", claro políticamente como preeminencia del Poder en el Estado venezolano.

Ello nos obliga a precisar para diferenciar sí esa profundización arriba referida es diferente en diseño y/o más bien es eso, precisamente, solamente "la profundización del golpe continuado". Esta diferencia es fundamental precisarla porque ello significarían dos escenarios perfectamente diferentes cuales serían que el marco del diseño de las políticas revolucionarias no se han modificado repitiendo los mismos errores previos y/o que los diseños no son los correctos en el marco de la perfectibilidad del proceso revolucionario en contraposición a "la conspiración contra-revolucionaria de las derechas locales y allende capitalistas neoliberales". Esencial para precisar el carácter del contenido real del "caos en curso" que viene desarrollando la contra-revolución y/o sí ustedes así lo prefieren, de la violenta respuesta de la ideología capitalista no solo criolla sino también internacional contra el proceso político-ideológico en curso en este escenario presidencial del Presidente Maduro Moros.

En nuestro criterio, el proceso de "caos permanente" en "continuo desarrollo" actual ha pasado del factor sicológico del "miedo" (Robin, Corey. "El Miedo. Historia de una idea política". FCE. México, 2009, pp. 500) a la realidad espiritual de la "desesperanza" con lo cual ella, la desesperanza, se ha ido imponiendo como "matriz de opinión" en sectores sociales "no-contra-revolucionarios" independientemente del "circulante-actual" en la sociedad venezolana. Para ello la contra-revolución ha ido desarrollando la "Guerra Política" mientras que el "aparato ideológico-revolucionario" se ha mantenido en la "Guerra Sicológica y de los Medios". Ello es imperativo comprenderlo para poder contraponer en respuestas claras y contundentes soluciones a la grave realidad que significa, teológicamente, "la desesperanza" como sucedería en la Chile de don Salvador Allende.

En esta línea nos permitimos exponer "un hecho histórico". Cuando Chiang Kaishek apreció que su contradicción fundamental era el Partido Comunista Chino (PCCh), la influencia de Joseph Stalin en la política interna de China, cuando comprendió la significación del Frente Unido Nacional en aquel año de 1927, alcanzó un acuerdo de política y de economía con la "mafia verde" de Shanghai para que en abril del año referido realizar un razia de asesinatos de todos los cuadros del PCCh y de líderes de trabajadores para alcanzar la cifra de 10 mil personas asesinadas en un espacio de tiempo de 48 horas. Es decir, como lo pudimos conocer en los sucesos de la "Cota 905", de reciente fecha.

En ese escenario en proceso debemos aceptar que hay crisis en las instituciones del Estado. Es aceptada la respuesta que durante un proceso revolucionario es de lógica que las instituciones del Estado en el marco de los cambios profundos se presenten crisis estructurales pero no debemos olvidar la particular característica del Estado venezolano: petrolero, mayor empleador por cierto ineficiente en un importante número de casos, con una importante acumulación y con proyectos definidos en el "Plan de la Patria" cuales nos hemos olvidado de continuar explicando "como en primaria" los reales significados de esos proyectos en sus impactos sociales a mediano y largo plazo. No demos nada por sabido. Reiterar y chequear, chequear como decía, repetidamente, el político copeyano José Curiel.

En decir, actualmente, el Estado revolucionario se tiene que ver afectado por una profunda reingeniería global; el Estado revolucionario debe objetivar cómo "ha calado" la "corrupción" en toda la sociedad venezolana porque "la corrupción y el hambre tumban gobiernos".

Ahora nos referiremos a dos señalamientos muy simple. En alguna ocasión expresó el Generalísimo Chiang Kaishek que la corrupción de sus generales (Chen Chen) habían llevado a la pérdida de la República China (1949) obligándole a trasladar a ese gobierno a la isla de Taiwan y es por ello que se denomina "República de China en Taiwan". El otro faro de atención es la actual política que viene desarrollando el Presidente Xi Jinping de combate frontal contra la corrupción no solo a nivel de los más altos cuadros del Partido Comunista China sino inclusive en los más altos cuadros de las fuerzas armadas chinas. ¿Por qué esa decisión tan importante como drástica? Por que la geopolítica mundial como lo ha expresado algún alto militar de la FANB está en procesos importantes de cambios radicales a favor de la reingeniería del capitalismo y contra Rusia y China y nada más debilita a un Estado sino las acusaciones provenientes de Washington contra altos funcionarios de un Estado en la mira del Imperio como ha sucedido en reciente fecha con la acusación que le hicieran al Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello Rondón junto a otros militares y funcionarios del Estado Revolucionario de Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1305 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a209466.htmlCd0NV CAC = Y co = US