El zar cae en desgracia

El hoy ex ministro Giordani, no es un traidor al proceso, ni a sus ideales de camarada, pero las mieles del poder lo atraparon. No lo hizo bien, dejo correr la arruga mientras llovían los dólares petroleros por todas partes, debido a los altos precios del mercado. Vivió a la “sopa boba”. A pesar de ser el Zar de le economía venezolana, y hombre de confianza de Hugo Chávez, no tuvo el valor suficiente y necesario de decirle sus verdades, las que ahora expresa en la famosa carta, de puño y letra que lo desgració”. Además de “zapatero a su zapato”, refrán que le viene como anillo al dedo, Pues es el principal responsable, junto con sus colaboradores, de la actual situación económica que vivimos todos los venezolanos.

 Giordani pecó, y cometió el error garrafal y trágico, al no ser honesto consigo mismo, y renunciar. Debió renunciar de inmediato, cuando se da cuenta, de que sus consejos como dice, no eran tomados en cuenta por el gobierno. -Cosa esta difícil de creer-. Lamentablemente hoy Giordani, no puede lavarse las manos como lo hizo Poncio Pilatos. Él y sólo él, es el máximo responsable de esta situación económica nefasta. Incluso de la perdida de los 25.000, 000,000. Millones de dólares. Que no sabemos aún en manos de quienes están o pararon, ni a quienes beneficiaron. –Este es un secreto bien guardado por el gobierno ¿por qué?  Por eso este otro refrán le cae al pelo “Tarde piaste pajarito”. Pero en fin, todos somos humanos imperfectos, como dice la Biblia, y la carne es débil.

Hasta un monje, sucumbe ante las dulces mieles del poder.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3005 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor