Juventud en Unidad, Lucha, Batalla, y Victoria

En el día de ayer mientras la derecha daba un triste espectáculo con sus excluyentes elecciones primarias, donde el que tiene más capital pisotea las oportunidades del que tiene menos, paralelamente en el poliedro de Caracas se daba inicio a la histórica instalación del consejo Presidencial para la juventud y los estudiantes, contrastando la propuesta de dos antagónicas Venezuela, los que ofrecen los capitalistas donde algo tan sencillo como unas elecciones primarias tienen un precio inaccesible para el estudiante o el luchador social de alguna comunidad, y la Venezuela revolucionaria donde solamente todos son necesarios para construir la patria, en relación a lo planteado mejor no lo podría explicar nuestro presidente obrerista Nicolás Maduro Moros "nunca antes el pasado, ese que no volverá, un presidente convoco a la juventud para gobernar, para construir la patria"

En el presente evento se tomaron en cuenta diversas propuestas que influirán de manera positiva en el desarrollo social de la juventud venezolana, entre ellas incorporar a la Misión Saber y trabajo, aquí la Universidad puede jugar un papel muy significativo si se logra hacer una buena articulación entre su juventud y su otra juventud mayor de 40 años que sabiendo y creyendo en el papel protagónico de la juventud para el proceso revolucionario, se puede llegar más rápido a la construcción de la universidad productiva, una universidad que sea reciproca a la inversión del estado brindando al país, producción, rentabilidad, autosuficiencia

Es importante destacar, que anteriormente veía como una utopía la instalación de un consejo Presidencial para la juventud y los estudiantes, más bien la IV Republica nunca los llamo (a su juventud) a construir la patria, por lo contrario su política se caracterizó por la arremetidas como Cantaura, Tazón, al movimiento estudiantil de las décadas 70, 80, 90, los cuales fueron perseguidos y muchos de ellos asesinados por el pecado de pedir reivindicaciones sociales, es por ello que los jóvenes y no tan jóvenes tenemos la obligación de cuidar y profundizar estas iniciativas que solo en revolución es posible.

Hoy en día la patria de Bolívar y de Chávez viene siendo atacada por una guerra de IV generación donde la transculturación, la manipulación mediática, la violencia promovida, y la guerra económica, buscan derrocar el bien más preciado que hemos conquistado después de 200 años como lo es la independencia nacional, en ese sentido la ciudadana Rectora de la UNESR Dra Ana Alejandrina Reyes producto de la preocupación que generan los ataques antes mencionados contra el país, bajó el firme lineamiento de redoblar los esfuerzos para la creación de proyectos socio-productivos, que puedan formar parte de un gran muro de contención contra ese golpe suave que hoy agrede a la sociedad venezolana.

Sin embargo en ese orden de ideas es importante preguntarse ¿a que denominamos proyecto socio-productivo?, si bien el termino puede ser muy amplio muchos dirían que la prioridad es que estos estén derivados al punto de vista agroalimentario, ahora bien en ese sentido sería un error si nos refiriéramos como único concepto de proyecto socio-productivo a la siembra y cría de ganado con una visión epidérmica o pragmática, mucho más si no incluye una serie de valores y elementos que nos permitan formación de la mujer y el hombre nuevo desde el punto de vista cultural, tecnológico, social, político, para hacer de la productividad una estrategia y acción integral para la concreción del país potencia, el desarrollo sustentable y sostenible de la nación.

En la actualidad la guerra económica no solo responde a un interés netamente financiero, sino más bien ideológico, ya que el contrabando de extracción, la especulación, y el bachaqueo, no actúa por actuar, tiene un fin, fue creada mediante un método científico, cuenta con un grupo de expertos de diversas profesiones que momento a momento evalúan las estrategias pertinentes para seguirle haciendo daño a la Revolución Bolivariana.

Por ello los proyectos socio-productivos que desarrollen las nuestras universidades por nuestros rectores (ARBOL) bien sea en el aspecto agroalimentario, tecnológico, cultural, educativo, comercial, industrial, como apoyo a la Misión Saber y Trabajo incorporada a la dinámica del consejo presidencial para la juventud y los estudiantes, debe estar cargado por el componente ideológico que permita hacer entender, que se produce, para que se produce, porque se produce, para quien se produce. Solo así con una visión clara pero sobre todo patriótica venceremos esta guerra de IV generación y su guerra económica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1561 veces.



Marcel Doubront

Profesor UNESR Bolívar

 marceldoubront@gmail.com

Visite el perfil de Marcel Doubront para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: