Maduro, el Equipo Económico y Procusto

Quienes han podido leer esa historia de la mitología griega de Procusto, verán que puede servirnos para entender al equipo económico del gobierno responsable del diseño de la política económica.

Para resumirle el cuento, Procusto era hijo del Dios Poseidón y administraba una posada con una particular cama. El que llegaba a solicitar su posada para descansar del camino, Procusto o el estirador, como también se le conoce, ofrecía una cama de hierro y si la persona que solicitaba el servicio era más pequeño que el lecho de hierro; Procusto procedía a estíralo para que alcanzara las dimensiones de la cama. Si por el contrario, el visitante era más largo que la cama; el estirador (Procusto) procedía a mutilarle todo aquello de su cuerpo que sobresalía. Eso incluía por supuesto la cabeza y una parte de sus extremidades inferiores.

Hay varias maneras de ver a este Procusto deambulando por las salas situacionales del proceso y del equipo económico del gobierno. Este Procusto evolucionó y podemos ver varios clones de él. Si algo de la realidad anda no como suponen que deba andar, inmediatamente el equipo económico piensa en una norma (ley-resolución). El lecho o cama de Procusto era fundamentalmente una norma. Todos siempre eran más pequeño o más largo que su lecho, pero Procusto resolvía el asunto así: estirándolo o amputándole una parte de su cuerpo. Procusto nunca pensó en cambiar la cama; resolvía el asunto haciendo el ajuste de esa manera.

En su programa del martes 12 de abril, el camarada Maduro anunció que pronto ofrecerá un nuevo esquema de precios con "fiscalización y mecanismos para garantizar su cumplimiento". Aquí el equipo económico del gobierno está tratando de acomodar la cama. Como podrá observarse, esta es como una versión evolucionada de Procusto, que no abandona la norma como herramienta para resolver un problema político. La idea es "un nuevo esquema". Detrás del esquema que se dejará, no hay nadie que lo haya hecho obsoleto, inaplicable o inviable. Se procede entonces, en una nueva versión de Procusto a descabezar o amputarle algo al anterior esquema de "precios justos", para ver si el nuevo puede ser milagrosamente viable y garantizarse el cumplimiento. Oí decirle al Camarada maduro, que algunos le consiguieron el golpe al anterior esquema de "precios justos" y por eso, también puede entenderse, que el equipo económico del gobierno (muchos Procusto) también puede optar por estirar la cama. En ambas versiones, los que consiguieron darle la vuelta a la vaina del esquema de "precios Justos" son invisibles. Los Procustos del equipo de gobierno son de la idea, que con la nueva norma (nuevo esquema de precios justos) la vaina puede funcionar bien. El asunto no son los que le dan la vuelta a la vaina, sino la norma que no funcionó. En esos tenemos ya un largo tiempo.

Es posible otra versión de este nuevo Procusto que salió de la mitología griega y apareció por aquí. Podemos entender, que el lecho (cama) que ofrece Procusto es el Nuevo Modelo Productivo para acabar con el capitalismo rentístico venezolano, que viene usando por mucho tiempo la cama.

¿Qué hace el equipo económico en esta posible y nueva versión Procusto?

El capitalismo que ocupa el lecho, continúa en la cama sacándole provecho a su cómoda y larga siesta improductiva. Mientras el capitalismo continua en el lecho creciendo; los Procusto del equipo de gobierno viven tratando de mutilarlo, pero este capitalismo es como esos tipos de organismos vivos con la posibilidad de regenerarse. Los Procustos del gobierno le amputa una parte al capitalismo rentístico y este se regenera y lo que surge de esa regeneración, es cada vez más resistente. Los Procustos del gobierno le quitan piezas al capitalismo, pero su corazón sigue latiendo y eso le permite regenerarse con dólares a 6:30 que luego, una ínfima parte de esos dólares terminan en medicinas vencidas porque para ellos, dejando de perder medicinas y carne de tercera que importa, todavía es un tremendo negoció. Los Procustos nuestros, no son como el Procusto de la mitología griega y en verdad no sé si eso nos reconforta o nos hace unos imbéciles, tal y como en su tiempo, lo decía Teodoro.

Si vemos el asunto del salario mínimo por ejemplo, vemos ahí a los Procustos del equipo económico de Maduro. La inflación inducida o no, continua devorándose los salarios y el equipo de gobierno insiste en estirar los salarios mínimos, pero inmediatamente este estiramiento se vuelve irreal: Alegría de tísico. El capitalismo rentístico y parasito venezolano, se tragan luego ese incremento y aunque le ampute algo se regenera y con nueva trampa (nuevos aumentos en los bienes) para continuar en su larga y cómoda siesta improductiva



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2281 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a207780.htmlCd0NV CAC = Y co = US