Un tiro al piso

En Venezuela, cuando algo resulta fácil de hacer exitosamente, solemos decir, es más fácil que pegarle un tiro al piso. Tomaremos este decir, para hacer analogías con lo que nos está pasando actualmente.

Este gobierno en sus quince años, ha hecho más que todo el Punto Fijismo junto. ¿Será muy difícil instrumentar una profunda, impactante y correcta política comunicacional para recordárselo a todo el país, y cerrarle el paso a los canallas? ¿Existe un Ministerio de “Información”? El Comandante Chávez fue un extraordinario comunicador, pero Maduro no lo es. Entre Miraflores, La Vicepresidencia, Gobernaciones, Alcaldías, Parlamentos, empresas del Estado, Institutos Autónomos, ¿de cuántos periodistas dispondrá el gobierno?, pero no se lanzan tiros al piso.

Está absolutamente comprobado que la Ley de Precios Justos, no tiene la menor posibilidad de éxito, por las características consumistas del venezolano, la cuantía del comercio que se mueve en el país, y lo prodigo que es éste gobierno para dar divisas a apátridas, y parásitos improvisados de comerciante, amén de que en el capitalismo no puede haber precio justo porque hay plusvalía. Sólo en el socialismo hay Precios Justos. La mayor parte de estos dólares van de inmediato al mercado paralelo, impulsado con mayor fuerza la especulación comercial, pero el gobierno reitera en su criterio, de que “aquí cabemos todos”, y que el sector privado nos desarrollará “las fuerzas productivas”. La burguesía es para el gobierno casi “el sujeto histórico” de Marx. Es la mentira “desarrollista” de la socialdemocracia. Pareciera que el lema del gobierno es: con el capitalismo no me meto.

¿Tiene claro el gobierno como en las colas lo maldicen y culpabilizan? ¿Será muy difícil contrarrestar esta maniobra política opositora? ¿No dispone de leyes consenso o decisión patria este gobierno, para enfrentar con el mayor rigor a los especuladores? ¿Seguirán los especuladores burlándose de este gobiernito? ¿Se le tiene miedo al pueblo y a la burguesía? ¿En favor de quiénes se gobierna? Sólo con el pueblo ORGANIZADO Y EN LA CALLE, educado políticamente para enfrentar al especulador y hacerle boicot a estos hambreadores enemigos del pueblo, podremos poner a los estafadores tras las rejas. ¿Habrá esféricas para hacer esto? Este ejercicio revolucionario crea conciencia política y ayuda al cambio personal. Es el pueblo, construyendo “EL HOMBRE Y LA MUJER NUEVA” del Che.

Nuestro Presidente en verdad nos tiene desconcertados. Le creemos cuando nos dice: APROBADO, porque a él le encanta este verbo, pero estos APROBADOS NO SIEMPRE TIENEN CONTRALORIA, ni el billete educan políticamente. No le creemos cuando nos dice que no le dará más dólares a la burguesía, o que va a radicalizar este proceso socialdemócrata, porque en poco tiempo “Ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario”. ¿Será muy difícil tomar el toro por los cachos y en verdad transitar el camino de la revolución y no el del populismo y asistencialismo keynesiano? ¿Será muy difícil entender que “Unidad, Lucha, Batalla y Victoria”, no es una consigna, sino un proyecto político en el camino hacia el socialismo? Presidente, tenemos que ir MÁS ALLÁ DE LO ELECTORAL. Podemos ganar elecciones y no hacer revolución.

El ejercicio del comercio en Venezuela tiene peculiaridades únicas. Las ganancias de un comerciante, pueden llegar y pasar el trescientos por ciento. El gobierno dedicado a la equivocadísima tarea de crear más y más controles estatales, cuando debería ir desmantelando el Estado liberal burgués (sustituyéndolo por el PODER POPULAR), ha desarrollado una gigantesca e inútil burocracia, que ha devenido en un terrible burocratismo. Confieso que no sé cuantos Ministerios tenemos. Pasan de cien los Viceministros. Ni hablar de Misiones y Comisiones Presidenciales, estadales y municipales. ¿Cuánto nos cuesta estos elefantes rojos?

NI el más ingenuo o ignorante de los venezolanos, desconoce que ésta lumpen burguesía odia a muerte a este gobierno. Que juegan con las cartas marcadas; con una mano reciben mucho dinero del gobierno, y en la otra tienen oculto el puñal con el que le cercenaran la yugular al proyecto bolivariano, para abrirle el paso al fascismo. Tienen poderosos aliados dentro del gobierno. ¿Este gobierno aplica el Plan de La Patria u otro plan?

El gobierno está entrampado en su propia trampa. Lo electoral es para él más importante que la revolución. Que un diputado nos cueste una bola de billete y después sea incondicional a quien lo financió, lo sabemos; es el poder del “dedito democrático”. Cada Ministro, Gobernador o Alcalde tiene “su” política personal, y cada funcionario lo aplica a su manera. ¿No puede Miraflores y el Buró político del partido de gobierno, meter en cintura a estos funcionarios? Disparen al piso coño.

¿Qué entenderá el gobierno por PODER POPULAR? ¿Cuántas veces Chávez llamó a “transferirle poder al pueblo” y “gobernar obedeciendo al pueblo”? ¿Conoce o no el gobierno las consecuencias mortales que tiene para una revolución el burocratismo? ¿Tiene el Presidente suficientemente claro el veneno capitalista que se oculta pérfidamente tras la máscara de la socialdemocracia? ¿Entenderá el gobierno que de un Estado liberal burgués, no puede salir el socialismo por cuanto son antagónicos? Bien lo afirmó El Comandante: “El PODER POPULAR ES AUTÓNOMO”. ¿No son suficientes los perversos ejemplos y las terribles consecuencias de lo que está ocurriendo hoy en Europa con gobiernos socialdemócratas? Tengamos cuidado con lo que está pasando en Chile y Brasil y lo que pasará en Uruguay. Por favor démosle un tiro al piso, no lo pelaremos.

El problema de la inseguridad pública es terrible. ¿Cuántas policías y cuerpos armados tenemos, cuánto nos cuestan y cuáles son los resultados? Que mejor guardián que el propio pueblo organizado, no sólo para elecciones sino gobernando. Sí los pranes y paracos llegan a meterse en la política, financiando políticos corruptos, transitaremos el mismo camino de Colombia y México. El infierno nos espera.

Cuantos honorables pensadores y pensadoras venezolanas le han pedido al Presidente Maduro, que sólo el Estado sea el único importador, que restringa al máximo la entrega de divisas, QUE SEA DEMOLEDOR, DURO, RADICAL CONTRA LA CORRUPCIÓN, QUE SE LA SANCIONE JUDICIAL Y MORALMENTE DE MANERA PUBLICA. QUE SEA SEVERO CONTRA LOS ESPECULADORES. Que detenga el derroche en la administración pública. Que imponga eficacia y saque a patadas del partido a los incapaces y corruptos. Que reeduquemos al pueblo en sus feroces hábitos consumistas incoados por el sistema capitalista. Que entendamos que una revolución se pierde o se gana es en lo cultural, donde están todo tipo de hábitos, costumbres, prácticas, creencias, símbolos y valores. Que nos desvinculemos de la burguesía parásita y sus sirvientes socialdemócratas y obedezcamos sólo al mandato del pueblo.

Pegarle un tiro al piso, es lo más fácil del mundo. Pero pareciera que al gobierno, el arma se le encasquilló, o tiene otro proyecto que no es el socialismo. Un castigo abstencionista electoral duro, por parte del pueblo pondría a Miraflores en plena diarrea y al país en los predios de una guerra civil. Escoja Señor Presidente. ¿Con quién quiere gobernar? Nos leeremos el próximo fin de semana.

JESUS M VIVAS HISTORIADOR PROFESOR UNIVERSITARIO

jesusm_vivas@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2600 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: