En Cayendo y Corriendo: ¡Mollejúa de ingenuidad!

Pudiéramos tomarlo musicalmente y decirnos: "La vida te da sorpresa, sorpresa de te la vida ay Dios". Es una forma de tragarse esta angustia o este simpática "guerra económica". La otra forma, es volver a nuestros a abuelos, a quienes le oímos decir, frente a situaciones poco frecuentes: Cada cabeza es un mundo.

Este lunes, tuve la fortuna o mala fortuna de ver y oír en "Cayendo y Corriendo" un vídeo, en el cual, el ministro de la salud denunciaba el fraude con los medicamentos y nos preguntaba a los venezolanos y venezolanas: ¿Dónde estaban las medicinas que empresas transnacionales habían importado con dólares dado por el gobierno a 6,30? El ministro se preguntaba y nos preguntaba dónde están los medicamentos, porque el vació de los anaqueles de las farmacia continuaba operando. ¡Fin de mundo caballeros!

La curiosa pregunta del ministro luego se acompañó con unas tres gráficas producidas por una empresa trasnacional que hace contraloría al proceso de distribución de medicamentos a droguerías y farmacia, en las cuales nos mostraba y ponía en evidencia, cómo el consumo o supuesto consumo de productos médicos en un país con casi treinta millones de habitantes, que es Venezuela, superaba con mucha ventaja a un país como Brasil, cuya población sobrepasa los 200 millones de habitantes. Venezuela con esa población duplica a Brasil en un supuesto consumo de medicinas.

Mostró luego una lista de muchos países y en esa lista ocupamos el puesto 18 entre los países que más invierte en medicina. Agregó el ministro además, que superamos a varios países, entre los cuales especificó el caso de Argentina, que igualmente tiene mayor cantidad de habitantes que Venezuela. Vi esto y no terminaba de parecerme a un soberano ingenuo, cuando inmediatamente apareció nuevamente en escena el conductor del programa, camarada Miguel Pérez Pirela y pidió que por la importancia del tema, se repitiera el vídeo. No se, pero pensé que tuvimos que vernos dos veces como unos soberanos estúpidos. No es bueno que los laboratorios hagan su negoción con dólares a 6.30 y no haya medicinas, pero es mucho peor, que a estas alturas del juego y de la llamada "guerra económica", no estemos haciendo ese tipo de preguntas.

En la mañana de este martes, mientras hacía mi recorrido habitual por las páginas que generalmente visito muy temprano, leo y escucho el sonido de las declaraciones del Ministro "colgadas" en Aporreai. En el texto de la denuncia y en el vídeo que vi y oí en "cayendo y corriendo"; el ministro de salud nos dice que laboratorio Merck había realizado operaciones con dólares preferenciales que le reportaron jugosas ganancias. O sea, todavía andamos como jugando carrito.

No hay duda. Es una mollejúa de ingenuidad de un ministro, que es parte de un gobierno, venga a preguntarnos a nosotros donde están las medicinas y para remate de mollejúa ingenuidad, nos pregunta, más o menos esto: ¿Qué vamos o que van hacer con esta situación?

El común no ofrece ni vende dólares a los empresarios. El común no sabe cuánto recibe cada laboratorio para producir e importar medicina. Si es así; cómo entiendo y veo al ministro preguntándose dónde están las medicinas y cómo se ve él, sabiendo que en Venezuela con 30 millones de habitantes, el supuesto consumo per cápita de medicina sea mayor que en Brasil, que como sabemos, tiene una población que supera los 200 millones de habitantes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5201 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a207556.htmlCd0NV CAC = Y co = US