In God they don’t trust *

Eduardo Galeano acertó 100%: las voces y frases emitidas por los defensores y practicantes del capitalismo deben leerse o traducirse al revés. El ejemplo más palmario nos lo ofrece esa agigantada potencia belicoindustrial e imperialista llamada EE UU.

Desde hace muchas décadas optaron por hacerle ver al mundo y particularmente a todos los unirrreligiosos de buena voluntad, musulmanes, judíos y judías, a cristianos y cristianas, que ellos también respetaban a un determinado Dios.

De allí que su lema "In God we trust" debamos leerlo como si dijera tal como lo hace el título de esta entrega: "In God they don’t trust" .

Ese lema aparece en letra clara y correcta en uno de los medios populares y cuasiuniversales como son sus monedas y billetes de banco y en casi todas sus presentaciones.

Esto lo estamos infiriendo porque la creencia o confianza en un Dios "verdadero" llevaría implícito el respeto a los demás y la solidaridad entre todos, unas características abiertamente reñidas con el comercio burgués, y no porque los norteamericanos sean malas personas, como tales, no¸ para nada, es que la personalidad comercial obliga inconscientemente a sólo creer en esos billetes, y son estos los que deben invitar a que también sus usuarios en ellos confíen como sus emisores así lo hacen. Digamos que ha sido una suerte de mediática dineraria.


[1] No confían en Dios.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 973 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: