El revolcón que espera al pueblo

Nuestro pueblo tiene hambre y está pasando graves necesidades ante la escasez, el desabastecimiento y la especulación, más la inflación de los alimentos, bienes y servicios que en los primeros 4 meses del año ronda el 50%. Es difícil la situación de todos, son pocos los privilegiados que lo pueden tener todo, los nuevos y viejos oligarcas. Al llegar a un supermercados a veces la lógica nos dice que los productos de primera necesidad regulados y la Ley de Precios Justos, ambas son ciencia-ficción o algo irreal. Lo que es real es el salario mínimo nacional, es de 5.662,47 bolivares mensual, son 187.42 bolivares diarios, no hago la conversión a dólares SIMADI para no llorar. La pregunta es: ¿Qué comemos los venezolanos? ¿Qué Podemos comprar si encontramos los alimentos? Los precios están por las nubes, ejemplos: Un kilo de queso blanco lo venden a 400,00 bolivares, un kilo de carne lagarto sin hueso, carne de tercera a 410,00 bolivares, un kilo de pollo a 200,00 bolivares el kilo, el café piden hasta 1.200,00 bolivares el kilo, un kilo de leche 300 bolivares, aceite 150,00 bolivares. Una refresco de 2 litros 140 bolivares. Cómo sobrevivimos con el salario mínimo nacional. Las amas de casas en Venezuela hacen milagros y están cansadas de largas colas. El Salario Mínimo Nacional solo alcanza para alimentarnos una semana. Es la verdad.

Seguramente este primero de mayo habrá cadena nacional y anunciaran un aumento del salario mínimo nacional, pero todo seguirá igual o peor, porque entonces la economía y sus números no perdonan, subirán los artículos de primera necesidad y la inflación esfumara el aumento del salario mínimo nacional.

Porque si no hay un proyecto ni planes de aumentar la producción y la productividad, pero para esto es necesario una revisión o rectificación de los aciertos, son muy pocos y los errores, muchos. Además es difícil reconocer errores, cuando se ha mentido y engañado con propagandas en los medios públicos. Se puede tener la intención de hacer planes para desarrollar la agricultura y en el futuro poder tener resultados para enrumbar la producción agrícola e ir minimizando la importación de alimentos y reducir la agricultura de puertos. No sigan con el Control de cambio, todos estos organismos de control son antros de corrupción y de esto existen pruebas de que es así, pero lamentablemente tenemos una Asamblea Nacional que no investiga, ni una Fiscalía ni Contraloría que cumplan sus funciones por no tener independencia ni autonomía del poder ejecutivo. Es la realidad, no la podemos ocultar.

En otras ocasiones lo he dicho y no me canso de repetirlo, hay que revisar los proyectos que están a medios construir y si malversaron los dineros, lo correcto es que se investiguen y si hay responsables que los tribunales se encarguen si es posible hacerlo. Proyectos que no sean prioritarios en estos momentos de déficit, deben ser postergados.

Vamos en caída libre, tenemos más de dos años difíciles para los venezolanos, es tiempo de hacer algo. Revisar la política económica y social, sin olvidar la inseguridad personal, el hampa va remontando y en muchas zonas del país manda y los cuerpos de seguridad inerte y cuidado si tocan la zona de Paz, son inmediatamente destituidos.
Entonces en este primero de mayo, se espera que se tomen decisiones correctas y que favorezcan al pueblo, el aumento salarial, hay una propuesta de Pedro Eusse, del PCV: "no basta con producir incrementos nominales en los salarios" ya que -en su criterio- "son necesarias un conjunto de medidas que impidan que el incremento del costo de la vida se trague los salarios, conviertan en sal y agua las conquistas de incremento salarial".
Plantea un aumento del salario mínimo nacional en 40%, con este aumento estará en el orden de 7.871,48 bolivares, más adelante señala: "Pero también planteamos que ese 40% de incremento en el salario mínimo nacional lo disfruten las trabajadoras y los trabajadores que obtienen HASTA DOS SALARIOS MÍNIMOS Y FINALMENTE EXPUSO QUE, DE ACUERDO CON LA PROPUESTA, QUIENES GANAN EL EQUIVALENTE A DOS O CUATRO SALARIOS MÍNIMOS RECIBIRÍAN UN AUMENTO DE 30%. QUIENES PERCIBEN ENTRE CUATRO Y SEIS SALARIOS MÍNIMOS SE BENEFICIARÍAN DE UN AJUSTE DE HASTA 20%. "Y QUIEN TENGA UN INGRESO DE SEIS SALARIOS MÍNIMOS EN ADELANTE" DISFRUTARÍA DE UN ALZA DE 10% Y LAS PENSIONES QUE OTORGA EL INSTITUTO VENEZOLANO DE LOS SEGUROS SOCIALES SE INCREMENTARÍAN EN 40%. Después vendrá un trabajo de vigilancia y control de parte del SUNDDE de vigilar y supervisar todos los precios de alimentos y servicios, que seguirán la especulación si el gobierno nacional se los permita, como lo hace hasta ahora.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2347 veces.



Juan Linares Ruiz

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: