Entre motolitos y desatados

ENTRE MOTOLITOS Y DESATADOS

En Venezuela y el nuevo mundo multicéntrico y pluripolar, vivimos momentos históricos, que podrían abrir una nueva era, la de la esperanza, vida y paz duraderas. También, vivimos un constante estado de tensión, ante un viejo mundo decadente, del más asqueroso mundo capitalista neoliberal que se había globalizado y que hoy, gracias a la acumulación de riqueza desigual, cuenta con gran capital, como para hacer guerras y someternos imperialmente, sobre la base del exterminio de la población.

Ese viejo mundo decadente, lo componen un conjunto de actores, entre motolitos y desatados, según el rol que les corresponda jugar y mentir, para alcanzar sus fines, sin ningún tipo de respeto por el otro, con todos los viejos vicios sumados desde el Medioevo, juntando dioses con vasallos para domeñar a los más inermes, haciendo normas y reglas a su medida y siempre con la prepotencia y arrogancia de quien se cree predestinado por los dioses y fuerzas superiores para someter al otro.

Estos motolitos son los que se muestran con buenos modales, hipercorreccionistas, atávicos, untados de empalagosa moralina y conservadores del status quo que intentan preservar. Los motolitos siempre parecen que no quiebran un plato, aún cuando veamos esparcida de manera estrepitosa, toda la vajilla. Éstos son muy peligrosos, porque son arteros, calculadores, sangre fría y malvados.

En fin, este retrato hablado lo estamos viendo en Europa, así como también, en decadentes instituciones al servicio imperial, revestidas de una vieja forma hipócrita y vergonzosa de hacer diplomacia y política, que sus escuelas de formación de estudios internacionales o de diplomacia han difundido, pues sirven eficientemente al Estado burgués, es decir, a los intereses de una minoría, la clase que se niega a entregar sus privilegios de explotadores.

En cambio, los desatados provienen del mismo excremento social, de la misma clase de opresores y con los mismos intereses de los motolitos, pero éstos se muestran tal cual son en su verdadera naturaleza y su perfil psicológico demuestran que han sobrepasado la línea de toda racionalidad y apariencia, habida cuenta de que han entrado en un estado de disociación psicótica, que no les impide reprimir sus deseos ocultos de sangre, violencia y muerte aplicada por sus propias manos, cosa que los motolitos reprimen y hacen, pero guardando las formas y las apariencias.

En Venezuela, durante más de diecisiete años, tanto el Pueblo emancipado y libérrimo, como los líderes surgidos a partir de la aparición en las escena política del Comandante Hugo Chávez, hemos tenido que padecer los embates a la democracia verdadera y profunda, de parte de estos motolitos y desatados, quienes sostenidamente, han atacado a este proceso gradual y sostenido que nos conduce a la consolidación de la revolución bolivariana, socialista y chavista, que hoy lidera un obrero, que trabajó como chofer de autobús y se formó en los nuevos valores, con una nueva forma ética de hacer política, bajo la influencia de este nuevo mundo emergente, el Presidente Nicolás Maduro.

Estos motolitos y desatados en Venezuela lo conforman la plutocracia criolla, nucleada en Fedecámaras-Venamcham, la vieja clase política de AD, COPEI y sus derivados, más la prefabricada clase política de la extrema derecha formada por el Opus Dei y su Secta "Tradición Familia y propiedad", en partidos políticos de corte francofascistas, como Primero Justicia (PJ), Voluntad popular, Vente Venezuela (VV), ramificados y extendidos en universidades públicas que controlan impunemente y han sido secuestradas por autoridades ilegítimas que se dan en conocer como la AVERU, además de todas las universidades privadas, cuya decana de la conspiración golpista es la UCAB, seguida por Alejandro Humboldt y la Metropolitana.

De la acción golpista, cruel y criminal, hemos padecido la muerte impune, hasta ahora y "por ahora", de cientos de venezolanos, los atentados genocidas y frustradas planificaciones, tanto contra el Comandante Hugo Chávez, como contra el Presidente Nicolás Maduro.

También, estamos padeciendo una feroz guerra económica, caracterizada por el exitoso "Desabastecimiento Programado", al que profundizarán ahora, con la no producción y escasez deliberada, además del sostenido boicot cambiario y la corruptela con los dólares de la nación, desde la plataforma especulativa inflacionaria, llamada Dólar Today, desde la que han logrado un gran desequilibrio a la economía nacional y una hiperinflación, que no ha podido ser atajada, sino morigerada, gracias a la efectividad de los programas sociales y los aumentos salariales contantes, que se han ido de las manos de los trabajadores hacia los sectores especulativos y han enriquecido aún más, a esta plutocracia de motolitos y desatados, lo que de alguna manera, contribuye a mantener a estos parásitos y su golpismo.

Ahora bien, estos motolitos y desatados criollos, han logrado mantenerse en pie, gracias al sostén que representa el gobierno de EEUU y sus países aliados lacayos imperiales, quienes no solamente los financian, sino que los dirigen y coordinan, al punto de que , luego de tantos fracasos, como el coyote y el correcaminos de esta revolución bolivariana, socialista y chavista, el mismo Barak Hussein Obama, ha tenido que asumir abiertamente, de manera desatada, la guerra y acoso contra Venezuela, no solo con su "Executive Order", sino también con todos los frentes abiertos contra nuestra nación, de los que el corolario es la toma del poder político, de manera violenta sobre Venezuela.

Todo lo anterior expuesto, obliga a todos los patriotas y personas de buena voluntad, a enfrentar a los motolitos y a los desatados, al detal, pues ellos, hace rato, están haciendo la labor de "Caballo de Troya" dentro de nuestras instituciones, además de que, ahora, en pequeños grupos, se insertan en las colas a las que ellos nos han sometido, para generar caos, saqueos y violencia, amén de que en los próximos días, la AVERU ha acordado con sus amos, los señores de la Embajada en Venezuela, volver a sacar a la calle a sus huestes guarimberas, disfrazadas de protesta universitaria, porque ellos están convencidos de que el gobierno nacional no tocará a estas universidades, a cuenta de una falsa paz y del chantaje de una fuerza que estas autoridades universitarias no tienen. Ya la Conferencia Episcopal Venezolana les ha dado su bendición, a motolitos y a desatados, a cambio de la canonización del Doctor de los pobres, José Gregorio Hernández, y así, como han dicho en sus cuitas ciertos prelados, se renovará la fe católica en Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 891 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a206452.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO