Ough..cáspita, me hirieron con el dardo de la cursilería política

Y mira que hay gente baladí, cursi y simplona: ahora tenemos una Inquisición Chavista integrada por un muy destacado elenco de héroes nacionales; su función es detectar cualquier desviación del pensamiento heredado del comandante; velar por la digna continuidad del proceso revolucionario iniciado por él; alcanzar las conquistas anheladas y sobre todo, sacrificarse por ellas atacando con furia a los transgresortes, divisionistas, revisionistas y otros istas... luego recibirán el reconocimiento de la alta jerarquía (o mediana, según el tamaño y consistencia del mecate) y su respectiva condecoración.

Han convertido el dólar como divisa en una especie de COCO infernal y maligno con el que se azuza, aguijonea, pincha o achucha a todo aquel que pretenda, ansíe, proyecte o aguarde por obtenerlos, aunque sea para un uso que a quien beneficia finalmente es al mismo proceso.

Resulta que de mi artículo anterior (Embeleco con las divisas), se desencadenaron una serie de correos señalándome de pequeño burgués, de estar dolarizado, de traicionar no se que cosa, de debilidad ideológica; por expresar con naturalidad que al suspender los dólares electrónicos nos limitan de algún modo la adquisición de recursos para el ejercicio de nuestras profesiones (claro, no a todos), es decir, se nos niega la posibilidad de adquirir tecnologías y LIBROS, debido sencillamente a que muchos NO TENEMOS CUENTAS EN DÓLARES NI EN NINGÚN TIPO DE DIVISAS, y en Venezuela no hay quien venda estos insumos y cuando lo hacen, cuestan tres veces su precio calculado en dólar del mercado negro, y esto lo hacen a la vista de las autoridades cambiarias.

Por otra parte, no hacemos uso de los viajes para implementar el mecanismo llamado "raspar-cupos", no nos interesa, así que para comprar estas herramientas, recurrimos a la buena disposición de quienes si viajan.

Entonces como expresé que necesitaba hacer el upgrade (caray...así le dicen los gringos, pero puedo decir actualización) de un software y adquirir un libro, y para ello necesitaba unos dólares, me llovió una sarta de cursilerías anacrónicas y además malintencionadas...claro, quienes me las envían se auto-definen como representantes de la más alta y ransia estirpe revolucionaria, todos ellos inmaculados, dignos, y vírgenes de la revolución, solo que no tienen aureola visible.

Es que si pudiera hacer esa transacción en Yens, Rublos, Euros, Libras, Rupias o, quizás en Maravedies o la moneda acuñada por mi héroe mongol Gran Khans, lo haría con todo gusto y placer.

Con los mismos softwares que compré en dólares del Imperio (yo no, no me dejan entrar en ese país, nunca lo he hecho, a pesar de que me encantaría ir a New York y a Philadelphia), y que son el objeto de mi sentencia por parte de la Inquisición, realicé todo el trabajo de restauración de:

  • los dos legajos del conjunto de Canciones Patrióticas Sinfónico Corales Caraqueñas de la primera mitad del siglo XIX que entregué al pueblo de Venezuela y a los americanos;
  • reconstruí una propuesta inicial de lo que fue el protocolo de las Honras Fúnebres al Libertador en Caracas en 1942;
  • hice las partituras y particellas (además de unos archivos de audio para que los que no leen música no se amilanaran ante una orquesta) del CD Compañero de Todos, Homenaje a Alí Primera, que coloqué en las redes para que sea bajado gratuitamente, porque lo hice ad honorem, como casi todo el personal que convoqué.
  • Con esos mismos programas de computación, acabo de terminar otro trabajo de investigación que arrojará con toda seguridad nuevos indicios para develar el universo musical venezolano entre los siglos XVI al XVIII, hasta ahora desconocido.

Sin contar a aquellos y aquellas realizadoras independientes que en más de una oportunidad me han pedido apoyo por no contar con recursos económicos para las bandas sonoras de sus proyectos, o de mi colaboración para proyectos ecológicos que no tienen apoyo del gobierno, a pesar del Plan de la Patria.

En otra oportunidad, con una parte del dinero en dólares que produjo una de mis obras (derecho de autor) en USA, les comuniqué que no me lo depositaran, que era preferible que alguien me los trajera, y finalmente les pedí que me compraran una herramienta de grabación "in situ" extraordinaria, con la que he beneficiado a gente que no tiene como pagarse un estudio, o también he podido registrar con gran calidad algunas manifestaciones de nuestro hermoso ethos musical venezolano...y esto no me lo dio el "gobierno revolucionario", ni cupo alguno asignado.

Pero claro, los inquisidores se comportan como aquel cuento de nuestro Anibal Nazoa EL ABSTEMIO, que en todo lugar en donde le ofrecían una copa respondía en tono elevado de voz NO...NO BEBO, para que todo el mundo lo escuchara y admirara su determinación; así, los inquisidores cuando alguien les diga que tiene unos dólares y los quiere vender le dirán entonces: NO...NO USO DÓLARES...SOY PATRIÓTA...SOY CHAVISTA HARD, SIN PATRIA NO QUIERO DÓLARES...(claro, como alguien asomó el light, debo ayudarle en su taxonomía del chavismo con un antónimo adecuado, aun cuando yo lo que soy y he sido es un revolucionario, así, a secas...bota o zapato según la fiesta...antes del voto fue el plomo).

Si de verdad existiera en Venezuela algún tipo de seguimiento y control de las políticas públicas en materia cambiaria, y a los llamados "importadores" que se les hayan otorgado los dólares para traer tecnologías al país se les fiscalizara, no nos terminarían vendiendo estas tecnologías hasta tres veces su precio del dólar calculado en el mercado negro, cuando sabemos que ellos recibieron la divisa a precio preferencial, justamente para ayudar a los profesionales con esa especie de subsidio, que de otro modo, se pone cuesta arriba o imposible para adquirirlos.

Por otra parte, el Ministerio de Cultura nunca ha tenido ningún plan asociado a facilitarnos esos recursos (no las ideas porque allí al parecer no abundan); en cambio en Nicaragua si se implementó un mecanismo de ayuda para que los artistas e intelectuales adquirieran algunos insumos a través de la Asociación Sandinista de Trabajadores de la Cultura; lo mismo hicieron en Cuba desde sus asociaciones muy a pesar de sus limitaciones, la cultura de la camaradería cubana lograba que un simple libro fuera leído por decenas de interesados.

Aquí en Venezuela el único que tiene soporte y apoyo desmesuradamente desporporcionado es el doctor Abreu, a quien se le otorga todo lo que pide y él a su vez, ha creado una cofradía de privilegiados cuyas ansías euroadictas no va a favorecer precisamente la autonomía cognitiva ni la Descolonización (hasta hace muy poco, los niños pobres del sistema de orquestas, ofrecían divisas en venta en sus facebook...que tal!!!)...No imagino a Conatel o al Ministerio de Informacíon (¿creo que así se llama todavía no?) entregándoles dólares a Aporrea, para que sigan con su encomiable labor de DESARROLLAR LA CONSCIENCIA CRÍTICA, pero si así fuera...BIEN VENIDOS ESOS DÓLARES IMPERIALES.

Por eso creo que las divisas electrónicas, por pequeñas que fueron, nos han servido a muchos para seguir dotando nuestro arsenal de banderas y luchas, y me parece que si quieren controlar la fuga de divisas, pudieran fiscalizarlas, o buscar mecanismos para darles seguimiento, lo que no han hecho con los grandes depredadores del erario público:

Dólares a los empresarios para importar, dólares que van una parte al mercado paralelo y otros que se fugan. Dólares de la renta que todavía están en manos de los que quieren salir de este gobierno.

Hasta ahora, continúa intacta esa "política" tan revolucionaria y bondadosa, cuyo centro sirve a multiplicar los panes de los empresarios a costa de la escasez, desabastecimiento y de más de 250 mil millones de dólares que se han fugado.(Amaranta Rojas. http://www.aporrea.org/contraloria/a206164.html)

Por ello no tengo ningún miedo ni complejo en decir que si me veo obligado a comprar en el mercado paralelo las divisas para adquirir un libro o mejorar mi tecnología LO HARÉ, y eso no me hace ni mejor ni peor como revolucionario (la cola interminable de bachaqueros y colombianos en el mercado Simadi son más peligrosas que la bajada de Tazón con jabón en la madrugada), no hacerlo así sería permitirle a sectores del gobierno que nuestros enemigos se consagren como amos de las tecnologías, además, que son 180 dólares para adquirir tecnología que se queda en el país en comparación con los 250 mil millones de dólares que se han fugado...NADA, absolutamente NADA.

"un revolucionario, no se rinde, ni se entrega". Numa Rojas

salud!!!

PD.-Hay ciertas asociaciones y pequeñas empresas de gente cercana al gobierno que han recibido el beneficio de las divisas para adquirir tecnologías, con el supuesto de que se va a combatir la guerra mediática...MIRA QUE LOS HE VISTO ENRIQUECERSE.

PD.-¿Dónde estaban algunos inmaculados durante el golpe de estado de Abril?...Creo que estaban escondidos, luego salieron a rasgarse las vestiduras por el comandante...luego fueron promocionados...y luego...se fueron del país inmensamente ricos...otros estábamos trabajando para devolver a Chávez al poder, pero eso es otra historia que no se cuenta por aquí, porque los llamados cuerpos de seguridad del estado están al parecer todavía plagados de perseguidores de sueños, sino, vean lo que ha sucedido con ALCEDO MORA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2364 veces.



Diego Silva Silva

Compositor- Guitarrista- Investigador-Articulista-Conferencista. Licenciado en Educación. Ha recibido, entre otros reconocimientos (en las áreas de la música sinfónica, de cámara, electroacústica): Seis Premios Nacionales de Composición, Siete Premios Municipales de Música; el Premio Latinoamericano de Composición Casa de las Américas; ha presentado sus obras en Moscú, EEUU, Cuba, Nicaragua, Francia, Inglaterra, España, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Siria y Canadá; Investigador de la música del pasado colonial de Venezuela (restauró un extenso legajo de Canciones Patrióticas Sinfónico Coral caraqueñas desconocidas); ha estudiado las diferentes manifestaciones de la gran diversidad que representan las músicas de América y el mundo no occidental; fue asesor del departamento de investigaciones culturales del Ministerio de Cultura de Nicaragua (1983-1987); fue Vice-presidente de la Sociedad Venezolana para la Música Contemporánea y Presidente de la Comisión Artística de la Orquesta Filarmónica Nacional. Ha dirigido la Orquesta Sinfónica Venezuela, la Municipal de Caracas, de los Llanos, de Falcón, de Aragua, la Filarmónica y otras agrupaciones orquestales incidentales. Ha sido guitarrista acompañante de: Gloria Martín, Alí Primera, Lilia Vera, Cecilia Todd, Los hermanos Godoy, Isabel Parra entre otras y otros. En los años 70 fue miembro Fundador de la Camerata Renacentista de Caracas en donde se desenpeñó como laudista, vihuelista, violinista y percusionista.


Visite el perfil de Diego Silva Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: