¿Embeleco con las divisas? el dólar es maligno pero...

Cuando nos madrugaron con el asunto de que solo la banca pública (plagada de irregularidades y desapariciones de cuentas según denuncias) va a manejar las solicitudes de divisas (para viajes y trámites electrónicos), y nos dicen que teníamos 30 días para solicitar una nueva tarjeta de crédito, algunos incautos acudimos a realizar pagos como por ejemplo el upgrade electrónico de un software profesional que poseemos (estoy hablando de 140 a 180 dólares anuales), y que nos son imprescindibles para nuestro trabajo (por cierto, de esos que todavía no existen ni remotamente cercanos en la plataforma LINUX) y nos aparece en la pantalla la expresión "Payment Declined".

Luego nos publican los requisitos para obtener una nueva tarjeta de crédito en la banca pública y poder hacer efectiva las solicitudes, y leyendo la cantidad de requisitos no nos queda otra que pensar que es un ardid, como cuando iniciamos el proceso para pedir las divisas electrónicas por primera vez y se pusieron de moda aquellas carpeticas (eran tres, luego dos, luego una), que algún vivaracho (cercano a los poderes públicos) nos vendía en las librerías.

Creo que en esos bancos del estado comenzarán a decirnos que falta esto y aquello, que donde está la certificación de ingresos, que de donde vienen los ingresos, que si pagaste el impuesto, que la firma del contador no está bien, que si falta un asterisco o una coma...con eso ganan tiempo (ese proceso lo llevarán al infinito para que a fines de año te den 100 dólares..)…es una manera de eliminar definitivamente el cupo de dólares electrónicos.

¿Por qué si somos gente decente con cuentas claras y con un uso muy moderado de las tarjetas que poseemos desde hace años no se nos puede "migrar" como tarjetahabientes?, es decir, dar por un hecho que esas tarjetas otorgadas por la banca privada están debidamente respaldadas (mediante certificación) y proceder a darnos el respaldo necesario una vez que logremos abrir una cuenta en la Banca Pública.

Pero además, nos comunican que solo podemos retirar 100 dólares cada cuatro meses y que no son acumulables...quiere decir entonces que nadie podrá actualizar una herramienta de trabajo que cuesta 180 dólares anuales, porque solo alcanza a tener 100 como máximo (¿será que son pro-imperialista por eso?).

Quiere decir que si deseamos un libro de 120 dólares (no, no es de lo libros que publica el perro y la rana o las editoriales del estado venezolano; ni siquiera son libros de venta común en el mercado, son libros con contenido muy especializado) tampoco lo podemos adquirir.

Si a alguien necesita un insumo de salud, como por ejemplo los electrodos portátiles necesarios para las fisioterapias (que no se consiguen) y acude a internet para tratar de comprarlos electrónicamente ¿es un raspa-cupos?.

En estos años de control cambiario, he salido del país cuatro veces, tres de ellas con invitaciones a foros internacionales y sin poder activar el cupo en divisas debido al mecanismo exigido por la banca (por órdenes de la autoridad cambiaria), y es que los pasajes electrónicos con invitaciones a foros internacionales suelen llegar casi siempre con una o dos semanas de antelación, y ello no nos da tiempo para la tramitación requerida.

De modo que he viajado sin un centavo en el bolsillo, esperando que en mi destino me recojan en el aeropuerto y se hagan cargo de mi como a un indigente, ni siquiera he tenido para tomarme un café o comer algo en los muy acostumbrados retrasos de los aeropuertos internacionales. Solo en uno de esos viajes utilicé el cupo en dólares y no gasté sino la mitad (fue un viaje de trabajo).

He leído con detenimiento las burlas y actitudes de desprecio de algunos articulistas en relación a la nueva providencia con las divisas: uno de ellos expresa groseramente que acudamos a un subsidio de Obama, si no nos gustan las nuevas medidas; otros expresan que esta medida es para ayudar a los pobres... a los desposeídos, a los que nunca han tenido divisas... vaya cinismo.

¿Creen ustedes que un profesional que utiliza 300 dólares (no todos) para adquirir libros especializados es un raspa-cupo?...porque no me van a decir que ellos deben acudir a la ridícula y cínica recomendación de ir a la Institución respectiva para que se estudie el caso...¿saben cuantas veces hemos intentado esa fantasía?...¿saben cuantas organizaciones han intentado traer a Venezuela un conferencista y entre el papeleo y los trámites han agotado la paciencia?.

Acaban de dictar auto de detención a unos empresarios (Solid Show) por tráfico de cocaina...¿cuantas veces estos delincuentes recibieron los dólares preferenciales para boberías que no nos dejan nada? ¿y sus cómplices en los organismos de otorgamiento de divisas?...¿los dejarán intactos?...¿han visto la cantidad de artistas extranjeros que a cada rato viene a Venezuela?

Con un regularidad pasmosa están de gira por Europa o Estados Unidos algunas de las tantas orquestas del aficionado a la música, doctor en economía y político José Antonio Abreu: ¿tienen ellos una categoría especial para obtener boletos de avión y divisas?..¿reciben viáticos las casi 200 personas que viajan en cada uno de esos paseos?...¿es un gasto no suntuario que nos beneficia en algo? ¿son ellos mejores venezolanos que el resto? ¿representan ellos la venezolanidad en tan alto grado que justifica esa preferencia?...en cambio ¿cuantos profesionales de este país son privados de acudir a un simposium encuentro o foro en donde si representarían el pensamiento crítico contra las culturas hegemónicas?

Cuando pretendemos adquirir un libro, una herramienta de trabajo, o algún componente que nos permita acceder a la tecnología o el debate actualizado ¿somos detractores del erario público?¿hacemos daño a la nación?

Mientras nos-otros, los pequeños burgueses (¿autocalificándome así quedan complacidos los ultra-revolucionarios chavistas con camionetas de lujo y bienes de fortuna que no pueden justificar?) aceptamos nuestro destino, vemos como no quieren llevar al debate público y develar el asunto de los dólares que le robaron a la nación (21.000 millones, entre otros)...¿será porque son sus cómplices?; tampoco abren la investigación sobre las fabulosas cuentas de venezolanos en bancos en el exterior (el caso Andorra y el de las cuentas en Suiza los tiene calladitos), a veces creo que esas omisiones son para ganar tiempo y permitir que estos depredadores del erario público (autorizados), tengan tiempo de mover las cuentas a varios bancos, quizás a lugares o bancos que no por la discreción sino por lo inaudito, haga casi imposible su rastreo.

No queremos pensar que el gobierno, para disimular la entrega descarada de divisas a empresarios depredadores y representantes de espejitos y abalorios y el desfalco consuetudinario a la nación, quiere hacer creer a la población que el descalabro en divisas es consecuencia exclusiva de los raspa-cupos, cuando ello, a pesar de hacer daño (y hay que atacar), solo representa un muy pequeño porcentaje en cuanto a la fuga de divisas.

¿Nos van a hacer creer que 15.000 litros de gasolina [de los que se incautan con regularidad] fueron acumulados para el contrabando de extracción por "bachaqueros"?...¿con cuantos tanques de gasolina y cuantos viajes logran ese acumulado?...¿no será más bien una industria paralela dentro de las instituciones del estado, con complicidad de sectores corrompidos de la fuerza armada?

Estas políticas de doble cara (o doble discurso), lo que hace es llenar a la gente de ira; ya ni siquiera es un problema político, es humano, y ante el muy bajo nivel ideológico de la gente y la negativa del gobierno a promover los debates, es muy probable que cuando lleguen las elecciones nuevamente votarán CONTRA LOS CANDIDATOS GUBERNAMENTALES, es decir, no es que los decepcionados van a votar expresa y explícitamente por la opción que representa la oposición, sino que lo van a hacer EN CONTRA de lo que ha caracterizado buena parte de la administración pública: los autores del descalabro, la ineficiencia, el nepotismo exacerbado, la mentira, y al parecer la preferencia soterrada a depredadores del erario público... o quizás, ese contingente de votantes se abstendrán, porque sencillamente, ante tanta burla e ineficiencia reiterada a cundido en ellos el rencor, la aversión, el aborrecimiento, la antipatía e inquina ante tanto embeleco.

salud!!!

PD.-Si las medidas fueran para todos por igual yo las definiría como BIEN VENIDAS, pero ustedes saben que ellas aplican solo a los que una vez Uslar Pietri llamo "pendejos".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4332 veces.



Diego Silva Silva

Compositor- Guitarrista- Investigador-Articulista-Conferencista. Licenciado en Educación. Ha recibido, entre otros reconocimientos (en las áreas de la música sinfónica, de cámara, electroacústica): Seis Premios Nacionales de Composición, Siete Premios Municipales de Música; el Premio Latinoamericano de Composición Casa de las Américas; ha presentado sus obras en Moscú, EEUU, Cuba, Nicaragua, Francia, Inglaterra, España, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Siria y Canadá; Investigador de la música del pasado colonial de Venezuela (restauró un extenso legajo de Canciones Patrióticas Sinfónico Coral caraqueñas desconocidas); ha estudiado las diferentes manifestaciones de la gran diversidad que representan las músicas de América y el mundo no occidental; fue asesor del departamento de investigaciones culturales del Ministerio de Cultura de Nicaragua (1983-1987); fue Vice-presidente de la Sociedad Venezolana para la Música Contemporánea y Presidente de la Comisión Artística de la Orquesta Filarmónica Nacional. Ha dirigido la Orquesta Sinfónica Venezuela, la Municipal de Caracas, de los Llanos, de Falcón, de Aragua, la Filarmónica y otras agrupaciones orquestales incidentales. Ha sido guitarrista acompañante de: Gloria Martín, Alí Primera, Lilia Vera, Cecilia Todd, Los hermanos Godoy, Isabel Parra entre otras y otros. En los años 70 fue miembro Fundador de la Camerata Renacentista de Caracas en donde se desenpeñó como laudista, vihuelista, violinista y percusionista.


Visite el perfil de Diego Silva Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social