Tarea obligatoria para el gobierno: Leer Aporrea

Si el gobierno nacional, quiere corregir el rumbo, lo recomendable es que el presidente de la República Nicolás Maduro, sus ministros, altos funcionarios y algunos diputados lean los artículos de opinión de APORREA, bueno camaradas no todos los artículos, porque hay algunos compatriotas que no se con quien buscan congraciarse o tienen un alto cargo en el gobierno o aspiran a ser diputados del PSUV o tener chamba en el gobierno, estos ven todo bien, que vivimos en la abundancia y en la prosperidad, que en el país no hay problema. Esos hay que leerlo, pero no creer en sus utopías y realismo mágico. Hay que prestar atención al que hace la crítica y propone soluciones para el país. Mire que ahí se han hecho grandes propuestas, casi todas rechazadas por los eruditos y gurús económicos del gobierno. Las cosas no están bien y vamos mal.

Primero se carece de una planificación a largo plazos, vivimos de enunciados y de las pautas que dicta la oposición, esto es trillado pero nos guiamos por la filosofía de Eudomar Santos, hablamos de Socialismo, pero no sabemos qué es eso, porque no tenemos referencias ni ejemplos muy buenos. Aquí se falló, porque se trató de repetir con algunas  correcciones, lo vivido en los 40 años de AD y Copei. En esas cuatro décadas con grandes vaivenes del precio del petróleo, porque siempre hemos vivido de la bendita renta petrolera, en Venezuela no se han buscado otras alternativas de producción, porque ahí tenemos petróleo y que para mas de 200 años, sin darnos cuenta que ese es petróleo es pesado y que los países en desarrollo buscan otras alternativas energéticas, más limpia y menos costosas. Uno de los más graves errores cometidos en haber abandonado la agricultura y la cría. No tenemos soberanía alimentaria, no producimos alimentos y la corrupción no nos deja avanzar, se ha institucionalizado.

Nuestro problema es grave, la mayoría de los venezolanos no les alcanza el sueldo, el salario mínimo nacional es 5.652,48 bolivares débiles y la según   informe del Centro de documentación y Análisis la canasta alimentaria familiar, de febrero de 2015 se ubicó en 19.858,07 bolívares, se necesitan 3,5 salarios mínimos para alimentarnos.  Los venezolanos seguimos haciendo milagros con nuestros sueldos. Los alimentos están por las nubes, cómo comemos si el kilo de carne está por encima de los 400 bolivares el kilo, el pollo en 200 bolivares el kilo, el queso blanco en 400 bolivares, un kilo de leche por encima de los 400 bolivares  y si queremos beber café el kilo está en 1.200,00 bolivares, donde se consigue con los bachaqueros y buhoneros, no sigo con los precios, porque es ponernos a llorar, la escasez y el desabastecimiento es terrible, es tal que tenemos que el gobierno ha inventado ventas por terminales de cedula, los captahuellas, etc., no me vengan con el cuento de PDVAL  y Mercal, porque las bodegas Mercal desaparecieron en los barrios, aquí en el estado Bolívar hay dos Bicentenario y PDVAL igual camaradas.

Comparto la idea de Marea Socialista de implementar una Auditoria Pública Ciudadana a nivel nacional, instalada en cada parroquia, municipios y estados del país y otra para auditar las grandes estafas y desfalcos cometidos por altos funcionarios de los gobiernos en las diferentes instancias. Hay que buscar e investigar al gobierno y la oposición, pero hay que dar con los responsables de la debacle del Estado Venezolano, Es urgente la contraloría social ejercida por el pueblo y que estas se incorporen los venezolanos más honestos y transparentes, que si los hay, porque los corruptos no pueden investigar corruptos. No confiamos en la Contraloría General de la Republica ni en la Fiscalía ni en la Asamblea Nacional, todos son manipulables y presuntamente corruptos la mayoría. Porque ellos permiten camaradas que una cabilla de media pulgada y de longitud de 12 metros  la venden en 800 bolivares; si las mafias de SIDOR la venden en 600 bolivares, cuando su precio es 122 bolivares, igual con el cemento, un saco de cemento lo venden las mafias en 1500 bolivares. Todos los precios de los artículos de primera necesidad están por las nubes. El parque automotor, el transporte público nacional se está acabando por falta de repuestos, ya es difícil viajar por esos medios en Venezuela, tendremos en un futuro no muy lejano que comprar burros, mulas y caballos, que seguramente deben ya tener un costo muy elevado, para poder viajar a otras ciudades, ya irán pensando los señores del Seniat y las alcaldías pechar a los dueños de estos nobles animales, cuando sean utilizado como medios de transporte y transito exigir el certificado de origen.

Es necesario abrir una investigación al sistema ferroviario nacional, que paso con el ferrocarril Tinaco – Anaco y otros proyectos ferroviarios, que paso con los Fundos Zamoranos y las fincas expropiadas que no están produciendo y que se la repartieron unos vivos para ir a vacacional y comer sancochos los fines de semana, que paso con esos créditos agrícolas. Hay que revisar exhaustivamente las empresas básicas de Guayana, porque solo su producción alcanza a duras penas el 30% de su capacidad instalada. Quiénes son los responsables de esta debacle.

No sé si el espíritu gurrero de nuestros gobernantes no los deja pensar en las necesidades de sus combatientes, porque si para resolver nuestros graves problemas se le da la importancia, el mismo empeño y perseverancia que se le pone a las guerras y el conflicto con USA, imaginemos a todo el gobierno y los venezolanos discutiendo y aportando ideas y proyectos para convertir al país en autosuficiente en alimentos, en desarrollo de la ciencia y la tecnología y no estar todo los 365 días pendiente de la oposición y del imperio, las cosas tienen que tomar otra vía, la vía de la solución definitiva. Enfrentar el problema. Queremos un Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (SiBCI) promocionado un país agrícola con seguridad y soberanía alimentaria. Pero no es así, en los medios públicos estadales no se permite la crítica ni las denuncias del pueblo; porque lo que tenemos actualmente es que los alimentos no llegan en cantidad suficiente y cuando no se producen ni se reciben por transferencia los alimentos, no existe la seguridad alimentaria.

Esperamos la Investigación de los nuevos ricos que aparecen en listas de bancos extranjeros, como la Banca Privada de Andorra (BPA) donde presuntamente hay más de 4.200 millones de dólares de funcionarios del gobierno venezolano, los depósitos en la banca privada  HSBC en Suiza, donde hay depósitos de más de 14 mil millones de dólares, dinero del Estado venezolano, algo no aclarado por el gobierno nacional, debe investigar si ese dinero es del erario público o es de los funcionarios depositantes. Esperamos que con la nueva Ley habilitante se apruebe una Ley de Repatriación de todos los capitales que están en bancos extranjeros, más si son dinero del tesoro nacional, estos dineros no son de funcionarios, sino del país, pero como vivimos una sociedad de cómplices, obediencia sumisa y orden cerrado, estos dineros al final pueden quedar en manos de los corruptos. Recordemos que la pasada Ley Habilitante fue para doblegar y vencer la Corrupción, paso la habilitante y la corrupción sigue campante y con larga vida.

jlrlinares@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1961 veces.



Juan Linares

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: