Franquicias

Los partidos estatales presentes en Canarias operan como meras franquicias, como marcas registradas que designan aquí a sus representantes, quitando y poniendo "líderes" a su gusto. Se sigue así con una vieja tendencia que lleva a la burguesía colonial, en su eterno papel intermediario y dependiente, a pelear por conseguir convertirse en agente comercial de tal o cual marca de tronío. Y ese "tronío" en política lo da y lo quita la presencia en las grandes cadenas de televisión estatales, bien sea en anuncios publicitarios, en los telediarios o en las tertulias.

La "democracia interna" queda reducida a congraciarse con el "macho alfa" metropolitano de turno, que es el que reparte bendiciones y legalidades. Si usted no se trabaja la "villa y corte", si no hace las genuflexiones adecuadas, está perdido. Por mucho que tenga capacidad o respaldo de la gente, el ninguneo metropolitano -o, directamente, la gestora- puede caer sobre su cabeza como una impepinable espada de Damocles.

Este imperio metropolitano afecta especialísimamente a la nueva "cyberdemocracia", consistente en conseguir votos desde el sofá a través del móvil o el ordenador, sin necesidad de reunirse, participar, debatir cara a cara, ni otras actividades cansadísimas. Basta con ver la televisión para hacerse una opinión y "conocer" a los rostros populares que la cúpula envía a las distintas televisiones a dejarse ver. Para una sociedad agotada, una "democracia" cansina, digamos.

El mensaje subyacente es que no tiene usted que molestarse para cambiar las cosas, ni involucrase, ni pelear en primera persona. Se trata de elegir cómodamente quién lo hará por usted. A nadie extrañe pues la subsiguiente desmovilización. Una cosa lleva a la otra, y sin movilización todo queda al capricho de los dueños de las cadenas de televisión.

Claro que siempre quedamos tipos malamañados que desconfiamos de dioses, reyes y tribunos. De que desde la metrópoli colonialista vayan a solucionarnos la papeleta. Que insistimos en que la democracia va de abajo arriba, y no desde el centro (imperialista) a la periferia. Que lo que no peleamos por nosotros mismos no lo conseguiremos. Que hay que mover el culo, paisanos.

Comprenderán por qué no nos van a dar el premio a la simpatía. O sea.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1194 veces.



Teodoro Santana Hernández


Visite el perfil de Teodoro Santana Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teodoro Santana Hernández

Teodoro Santana Hernández

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a204817.htmlCd0NV CAC = , co = US