27 de febrero ayer y hoy

A 26 años del caracazo todavía es difícil olvidar el rugido de las masas en contra de la política neoliberal propiciada gracias al entreguismo de la patria por parte de los Gobiernos de Acción Democrática y Copei, entreguismo que si bien es cierto no nació en 1989 ya que desde años anteriores los indicadores económicos mostraban cifras netamente preocupantes, producto de la corrupción y enriquecimiento ilícito de unas pocas familias los cuales durante décadas mantuvieron el control económico y político de la nación, sin embargo es pertinente resaltar que esa acción de protesta de un pueblo que cayó ante la sumisión de la oferta electoral y que salió a reclamar su dignidad producto de la estafa política de Carlos Andrés Pérez, fue repelido con balas por parte de un estado que su responsabilidad era protegerlos y no masacrarlos.

Es importante hacer referencia que en esa política neoliberal a los que algunos adulantes de los enemigos históricos de los más humildes se atreven a decir que eran felices y no lo sabíanse vivió una realidad que es obligatorio no olvidar, como índices de desnutrición infantil pasaban del 7%, la inflación no solo sobrepaso el 100% los niveles de pobreza superaron el 80%, el precio del barril de petróleo no pasaba del 16 dólares y para 1998 redujo a 7 dólares, así mismo recordemos que el pago de los intereses de la deuda externa se apropiaba de casi la mitad de los ingresos petroleros, lo que hacía a los gobiernos de turnos ver como gasto social los servicios básicos del pueblo como salud educación, seguro social resaltando además que para la época de finales de los 80 existían menos de 300.000 pensionados y cuyas dietas eran no solo menos del 25% al sueldo mínimo, sino que a la hora de reclamar su puntual pago eran reprimidos por la policía Metropolitana comandada por Antonio Ledezma.

Por ello 26 años después del caracazo resulta sorprendente como todavía existen personajes que para época de la Venezuela neoliberal fueron cómplices de la reducción de sueldos y salarios de los trabajadores, la eliminación de sus prestaciones sociales, la privatización de casi la totalidad del sistema educativo y de salud, del financiamiento de los banqueros y no de los ahorristas en la crisis bancaria del 96, que mandaron a cientos de trabajadores con la venta de las empresas venezolanas como Viasa, SIDOR, CANTV, pretendan aseverar que estamos en condiciones muy similares a las del 27 de febrero de 1989 y preguntarse todavía como este pueblo se encuentra pacifico. Seguramente porque todavía ellos,los responsables de que los menos favorecidos tuvieron que replegarse en los cerros de caracas como medio de hábitat, producto de sus políticas que solo beneficiaban a un reducido sector privilegiado, nunca entendieron ni entenderán al pueblo.

En ese sentido, de hacer falta responder porque la gente no sale como el 27 de febrero de 1989, seguramente en cualquier sector humilde de Venezuela no faltara quien con mucha moral conteste que hoy en día esa tasa de desnutrición infantil que estaba en más del 7% hoy gracias a la revolución Bolivariana esta en menos del 2.5%, que en revolución se incrementó la matrícula de estudiantes universitarios a casi 2.7 millones sin necesidad de comité de bachilleres sin cupos, y mucho menos sin dispararle a estudiantes como los de tazón, cada 1 de mayo se incrementa regularmente el salario de los trabajadores sin necesidad de una tripartita ni mucho menos expropiándoles las prestaciones sociales al trabajador, en revolución se invierte más del 7% de PIB y no como en 1990 que era 3.15%, ante la guerra económica y el acaparamiento de productos de primera necesidad esta Mercal, PDVAL y la misión alimentación dando la pelea junto al pueblo Venezolano, así mismo en Venezuela ya los pensionado no solo no son perseguidos con la ballena sino que pasaron de 300.000 a más de 2.500.000 asistidos por la misión en amor mayor devengando una dieta equivalente al salario mínimo, hoy en día la banca pública y privada otorga crédito al agricultor, el pescador, el micro empresario emprendedor, en fin a gran cantidad de venezolanos sin la necesidad de implementar las cuotas balón que tanta infelicidad le genero a muchos compatriotas producto de esa acción capitalista

En fin este pueblo ante tanto ataque moral, económico, cultural, por parte de ese sector inmoral que se hizo cada día más rico mientras hacían del pobre más pobre, sigue rodilla en tierra y teniendo muy presente las últimas pero cada día vigentes palabras del comandante supremo del 9 de diciembre de 2012.

"No faltaran los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para mantener ese empeño de la restauración del capitalismo, del neoliberalismo, para acabar con la patria. No, no podrán, ante estas circunstancias de nuevas dificultades, del tamaño que fueren, la respuesta de todas y de todos los patriotas, los revolucionarios, los que sentimos la patria hasta en las vísceras, como diría Augusto Mijares, es Unidad, Lucha, Batalla y Victoria."

@marcel_doubront



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1015 veces.



Marcel Doubront

Profesor UNESR Bolívar

 marceldoubront@gmail.com

Visite el perfil de Marcel Doubront para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: