El GPP y la tarea de llevar la revolución al "punto de no retorno"

Para caracterizar esta idea, es importante recordar de donde viene el GPP.
Como resultado de las operaciones psicológicas de los servicios
secretos, la izquierda fue dividida, criminalizada y lógicamente,
perseguida durante todos los "gobiernos" que antecedieron a Chávez.
Cada vez que habia un proceso electoral, la derecha se repartia el
resultado mayoritario porque cada partido de izquierda salía con
alternativas distintas.

La caída del muro de Berlín, la disolución de la URSS y la rebelión
popular del 27 y 28 de febrero contra el FMI y el Banco Mundial,
organismos multilaterales del imperio para ejercer su hegemonía en los
países llamados "sub desarrollados", puso a la izquierda, a repensar
la política.

Pero la rebelión popular fue antesala de las rebeliones militares del
4f y 27n respectivamente.
De las cuales se hace visible, el liderazgo del Comandante invicto, Hugo Chávez.
Está síntesis no pretende ocultar que fueron mas de 500 años de lucha
y rebeliones indígenas, campesinas, populares y militares, para ser
consecuentes con la historia, debemos reivindicar que, la revolución
Bolivariana es consecuencia histórica de grandes y pequeñas batallas
en mas de 500 años.

Volviendo al tema, resulta que luego de las rebeliones popular y
militar de los años 89 y 92 del siglo pasado, fuimos a un proceso
electoral en 1998 con todo en contra, el extinto Consejo Supremo
Electoral corrompido porque hasta "los muertos votaban", la
legislación y todo el aparato del Estado, con todo y eso, la izquierda
logró construir la Unidad entorno al liderazgo del Comandante Chávez,
esa alianza electoral se llamó Polo Patriótico y logramos la victoria.
Está "alianza electoral" debería trascender y convertirse en una
Alianza Política, los años siguientes, las coyunturas, eventos
electorales y la guerra contra el imperio, así lo justifican.

Pasamos del proceso Constituyente al golpe de estado, paro petrolero,
guarimbas y toda una sistematica conspiración para derrocar la
revolución.

Pero en la marcha del proceso mismo, nuestro máximo líder, se fue
formando ideológicamente, dejando atrás la confusión de conceptos
reformaleros como "la tercera via" y anuncia el carácter
antiimperialista de la revolución, la misma dinámica lo llevó por el
camino de explorar posibles experiencias organizativas del poder
popular y hasta la idea llevada a la práctica de fundar el "partido
único" de la revolución que terminó llamándose PSUV.

Todos recordaran "el llueve y escampa" luego que el Comandante
anunciará "su decisión" de crear ese partido, como trató a los
partidos que se negaron a disolverse para sumarse a esta iniciativa.
Pero también es bueno recordar, que el propio Comandante, hizo su
rectificación histórica, cuando llamó al reagrupamiento del Polo
Patriótico, está vez como bloque histórico llamado Gran Polo
Patriótico Simón Bolivar.

Sí observamos el asunto desde el punto de vista electoral, en todos
los procesos electorales y fundamentalmente, desde la fundación del
PSUV, los partidos que integran el GPP han sido punta de lanza y han
marcado la diferencia para la victoria, revisemos el resultado
detallado de los votos que obtuvo el compañero Presidente Nicolas
Maduro, los Gobernadores y Alcaldes y encontrarán la decisión mayoria
del pueblo que, eligió un Gobierno del GPP.

Como consecuencia, la negativa del cumplimiento de la voluntad de la
mayoria de pueblo que eligió un Gobierno del GPP, acarrea la
improvisación, falta de control y ausencia de participación y
planificación popular para enfrentar el reto de llevar la revolución
al punto de no retorno.

Estamos en guerra en todos los escenarios: guerra psicológica, guerra
económica, injerencia del imperio y sus compinches, todo el sistema
capitalista del planeta esta jugando para el equipo contrario con el
fin de minar la base política de apoyo de la revolución, hasta en
nuestras filas tenemos gente bachaqueando, raspando cupos y acumulando
riquezas con las tragedias humanas, la ineficiencia es hija de la
falta de control, participación y planificación popular.

La tarea de la revolución no debe ser "controlar colas" sino acabarlas
y estas se acaban con la participación del pueblo organizado y la
Fuerza Armada distribuyendo alimentos y productos de primera necesidad
de casa en casa mientras se contruye con la sabiduria del pueblo un
nuevo sistema de distribución y control, aqui deberian estar en la
vanguardia los CLPP y los CEPCPP en dos frentes de batalla; por un
lado creando, inventando nuevos y novedosos proyectos productivos y
por el otro, activados en la distribución de alimentos y otros rubros
de casa en casa creando un nuevo sistema de distribución y control ya
que el tradicional es contrarevolucionario.

Sí queremos llevar la revolución al punto de no retorno, tenemos que
superar la visión "del hombre unidimensional", construir una dirección
colectiva del proceso y darle todo el Poder al Pueblo.

La unidad en la diversidad nos permitió ganar desde 1998 todos los
procesos electorales, la unidad en la diversidad se hizo visible el 13
de abril para rescatar al Comandante invicto, la unidad en la
diversidad transformada en alianza política es la única via posible
para llevar el sueño de Bolivar y Chávez por los senderos del camino
correcto, lo contrario, es sospecho.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1465 veces.



Edwin Martinez Espinoza

Secretario General PPT Cabimas, Zulia.

 edwinmartinezespinoza@gmail.com      @edwinviene

Visite el perfil de Edwin Martinez Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: