Al fin

Un Estado parece sufrir las inclemencias de quienes gobiernan, me gusta escuchar noticias positivas y esto de tener varias fuentes me permiten tener una visión un poco más amplia de lo que me permiten mis dos ojos, si solo ellos.

Dentro de todo esto al parecer la planta de asfalto que se montó en Carabobo hace muy poco está cumpliendo sus funciones Parroquias y Municipios van teniendo nueva cara, los hoyos de las calles se van tapando y el pasado nefasto va siendo cubierto por una oscura y bienvenida capa de asfalto que evita entre otras cosas que los autos se acaben de forma tan violenta.


No me cuesta decir lo que veo, critico lo que creo que está mal y reconozco y defiendo lo que sé que está bien y cuando un Gobernador asume el papel de Alcalde que debería ser el encargado de reparar y solucionar y cumplir a pie juntillas con lo que debería cumplir y no lo hace, lo que es verdad es que frente a la ineficacia de Cocchiola, frente a su torpeza, incapacidad y coprofagica gestión municipal, tenía que ocurrir algo.

Ameliach lo hace, no hago antesala en las oficinas del gobierno, no invento títulos de abogado de alguna universidad extranjera, no cantinfleo, no me anestesio con guayacol para decir lo que creo y asumo lo que venga y creo que los comentarios de los amigos al fin ven una gestión que hace por la ciudad y sus habitantes.

Claro la deuda es enorme, la deuda social es impresionante y los espacios de tiempo breves generar, planificar y solucionar los problemas de un estado caído en el abandono por tantos años es tarea difícil, por ahí en más de una ocasión cubrí con algunos fotógrafos el abandono de las ciudades del Estado Carabobo, son decenas, cientos de imágenes donde vimos como se deterioraba la ciudad y la vida cotidiana de sus habitantes, yo sigo aplaudiendo lo que veo bien y realizar obras de alumbrado, de infraestructura, de mejoramiento de hospitales es digno de aplaudir.

No sé si esto será el socialismo, lo que sí es dignificar la vida de los ciudadanos de un espacio geográfico, recuperar la armonía en las calles, saber que el auto no caerá en un hueco del cual sería imposible salir sano.

Yo mientras tanto viendo y viendo como van las cosas y como ciudadano evaluando una gestión, sin prisa y sin pausas voy razonando que las cosas se pueden hacer bien y además en tiempo breve, que las cosas van marchando, que una gestión puede darle solución a mil demandas y se deberá dar solución apropiada a nuestros problemas como ciudadanos.

Por cierto con todo y las diferencias con José Gregorio Blanco aplaudo su constancia, su entrega, su decisión para defender con fuerza, coraje y dignidad lo que estoy seguro el considera justo, más allá de las diferencias semánticas, aplaudo su constancia y conste los años corren y lo veo muy poco y sé que vale la pena discutir con el mas allá de lo cotidiano.

El Estado Carabobo requería un diagnóstico y empezar a curar al mismo tiempo, la cura al parecer está llegando, el paciente ya no está en pronóstico reservado y esperamos que se recupere totalmente, vamos por mas.

Lo cierto es que no reconocer que las cosas del estado, su obra civil va marchando el no reconocerlo sería caer en el error. Salud a los amigos y también a los enemigos, Patria es Venezuela, La Patria Es América, La Patria es el Hombre.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 948 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a203160.htmlCd0NV CAC = Y co = US