Giordani: de la economía a la traición

"La ingratitud es el crimen más grande que pueden los hombres atreverse a cometer"

Simón Bolívar

¿Quién soy?

Quien les escribe creyó siempre y sigue creyendo que el camino para alcanzar nuestra libertad política y económica es luchando contra la dependencia que históricamente hemos tenido del Norte en muchos ámbitos. Creo que Venezuela es un país que tiene la capacidad, los recursos necesarios y la gente preparada, nacionalistas, como para sacarla adelante, a pesar de los intereses imperiales y transnacionales vengan de occidente o asiáticos.

He creído, a veces con hermetismo, pero confiado, que muchas de las políticas asumidas en los últimos años por los responsables del manejo de la economía venezolana, lo hacen porque tienen capacidad, vocación y conciencia de los efectos positivos y perniciosos que tendrán para la sociedad.

Giordani ¿Quién eras?

Muchas veces estuve de acuerdo con las estrategias y medidas económicas que el ex ministro, Doctor en Planificación Jorge Giordani (ingeniero) promovió desde que fue uno de los diseñadores del Plan Económico de Campaña del candidato Hugo Chávez Frías en el año 1998, recordemos la llamada Agenda Alternativa Bolivariana (1997), un referente teórico de la revolución.

Luego, estuvo al frente de la planificación económica a lo largo de los 15 años del gobierno del eterno Comandante presidente, y los primeros 18 meses de el de Nicolás Maduro, es decir, este ciudadano, de origen dominicano y nacionalizado venezolano, ostentó el poder (desde febrero de 1999 a junio de 2014), por lo tanto, vivió opinando, pensando y recomendando sobre el quehacer económico nacional, viendo de manera prospectiva una futura y boyante economía, planificando y fijando las estrategias para impulsar ese nuevo modelo de desarrollo económico y social que pregonaba Hugo Chávez. En fin, el Dr. Giordani fue uno de los responsables de materializar la transición del capitalismo y todos sus males que dominan los estadios de la humanidad y que pululan libremente en la cultura venezolana, hacia una con tendencia más social. Era el articulador institucional, jefe del diseño y ejecución del plan nacional de desarrollo de la nación y responsable de profundizar el compromiso político con la causa de la Patria.

Los "opinadores" de oficios ubicados en la contrarrevolución no se cansaron de tildarlo de incapaz, de que tenía todos estos años manejando la economía de la nación, pero que nunca había logrado encaminarla hacia la senda del desarrollo sostenido. Muchas de sus decisiones eran tildadas de errores garrafales.

Muchas veces, junto con otros camaradas de la Dirección Nacional del Psuv, fui a reunirme con él en su despacho en el Ministerio del Poder Popular para la Planificación y Finanzas para planificar, coordinar e impulsar el debate nacional de los 5 Motores constituyentes (2006) y luego el de las Siete Líneas Estratégicas del Plan Simón Bolívar 2011-2012, y otras acciones políticas que ayudaran a difundir, entre ellas, las líneas maestras que en economía el ilustre camarada Giordani, había trazado en función de por fin desarrollar la economía nacional. En muchos informes políticos participé para demostrar que la tarea de los debates militantes se estaba ejecutando de manera efectiva.

Con mucha participación popular, la base revolucionaria nunca se cansó de debatir las líneas maestras que en materia económica emanaban de su gestión, con estimaciones y escenarios conocidos sólo por él y sus asesores. Nunca pude ver los cálculos y proyecciones. Confieso que hasta allí no llegaba yo. Eran informaciones de otro nivel. Aunque muchas veces estuve deseoso de tenerlas en mis manos para sistematizarlas y distribuirlas entre los compatriotas que integraban la organización de profesionales bolivarianos que yo coordinaba (Profesionales de Venezuela). Difundir y defender las estrategias económicas de la revolución siempre ha sido el verdadero deseo de cualquier revolucionario estudioso de la materia. Esos datos eran un secreto de Estado, que ni los propios economistas de la burocracia ministerial podían tener acceso para defenderlos y promoverlos en los medios de comunicación.

La devaluación que provocó la crisis que aún tenemos

Cabe señalar, que estuve en desacuerdo con la decisión que tomó del Dr. Giordani el 8 de febrero de 2013, de devaluar el bolívar o ajuste cambiario como él las llamó en ese entonces, de 4,30Bs. a 6,30Bs. por dólar, porque las consideré inadecuadas, descontextualizadas y por demás extemporáneas. Desacuerdo que hice publica meses después por medio del articulo: "Situación económica en la guerra económica actual: 2013" (1), donde manifiesto de error garrafal haber devaluado el bolívar, en un contexto donde el presidente Chávez estaba convaleciente, y en la víspera de unas elecciones municipales.

Su argumento para ir "al ajuste cambiario" era que beneficiaría a los sectores más pobres y a los sectores productivos exportadores de bienes y servicios, que son aquellos que, juntos, no aportan más del 4% de las divisas al país. Discurso que él daba 15 años más tarde de haber estado al frente de la economía venezolana. Días después de esa decisión, el 18 de febrero de 2013, intentó manipular la realidad económica, mediante una nota de prensa enviada a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), insistía que: "...el principal objetivo del ajuste cambiario es mantener los logros sociales que ha registrado el Gobierno bolivariano" (2). Advertía que:

"… las teorías fatalistas del sector de la oposición quieren hacer ver una devaluación y esa percepción es producto de una esquizofrenia rentística en la que se da más valor al dinero que al ser humano. Lo importante es que ahora la renta se capta para beneficio de los venezolanos; el Gobierno lo que busca es equilibrar, asegurar y corregir la economía, al tiempo que contrarresta la especulación" (ibíd.)

Vemos que le hablaba al país como que si aquí nadie supiera que es una devaluación monetaria, como que si aquí las amas de casa, el taxista, el obrero y los intelectuales no saben que cosa es eso, dado que casi todos los días, desde el famoso día "viernes negro", el 18 de febrero de 1983, el bolívar sufre fuertes devaluaciones frente al dólar.

Giordani, ahora ¿quién eres?

Ahora el ex ministro Giordani quiere presentarse ante el país como que si no tiene nada que ver con la situación económica actual. Lo cierto es, que él estuvo en el momento de esas decisiones que le dieron un giro contundente a la economía nacional, llevándola a tener la inflación más alta del mundo.

El es uno de los causantes del desastre económico actual. Y se fue, o lo sacaron del cargo, pero en vez de irse con la boca cerrada, se colocó en la acera del frente, casi al lado de Fedecámaras, Consemercio y Venanchamp para acabar traicionando la revolución chavista, bolivariana y popular. Lo que usted hizo no es más de lo mismo de esas "Impresiones políticas cotidianas" (2007) como el título de uno de sus últimos libros. (3)

¿Cómo quedará Giordani en la historia?

La historia lo absolverá, quedará como uno de los hombres que administró el mejor de los tiempos económicos de la Venezuela contemporánea, que tuvo la oportunidad pero no la capacidad (ineficiente) para alcanzar el reto, aún perenne, de por lo menos, construir el camino hacia una economía productiva independiente y próspera.

De nada le sirvió al país tanta inversión en su formación académica, egresado de la casa que vence las sombras (UCV). Tampoco, le sirvió de algo tantos títulos académicos adentro y fuera del país para contribuir a llevarnos a un mejor porvenir económico, porque el porvenir es ahora y los frutos aun no se ven.

Porque hay que reconocer, que al momento de su salida del gobierno revolucionario los indicadores económicos marcaban una tendencia negativa. Y, lo que frecuentemente estamos viendo a inicios del año 2015, es que el empresariado tradicional sigue cumpliendo el rol que asumieron desde el inicio de la revolución: intentar de derrocar por diversas vías al gobierno revolucionario, en este caso al de Nicolás Maduro. Causa y efecto mi "doctor".

Pero más allá de lo anterior, también pasará a esa historia demoledora e imborrable de la memoria del venezolano, como uno de los tantos que traicionó la revolución, un traidor más de la lucha libertaria. Quien escribe, ha visto "reyes" caer en los últimos 16 años de la revolución, pero nunca había visto a alguien tan "cara dura" que pretende desconocer su culpa por las secuelas dejadas por sus propias decisiones gerenciales.

Giordani y sus teorías descontextualizadas

La realidad de la Venezuela actual demuestra que las propias ideas, análisis y teorías generadas por el Maestro Giordani, muchas plasmadas en sus libros de planificación y de técnicas para una mejor gestión pública, altamente difundidas gracias a las posibilidades de contar con los medios para tal fin, no le ayudaron mucho a comprender la complejidad de nuestra propia realidad.

Estoy casi que seguro, que sus propias teorías estaban totalmente descontextualizadas, o el paradigma, la epistemología o perspectiva usada, no le ayudaron a comprender a esa, su propia realidad. ¿Miopía intelectual? ¿Una visión determinística, que en términos generales ya esta superado por las nuevas ciencias?, o ¿un oportunismo anacrónico que no lo dejó reconocer sus errores a tiempo? Desde la psicología se sostiene que, a veces, las personas de edad avanzada pueden experimentar una condición de desfase cuando sienten que el mundo, ya en la postmodernidad, se ha desarrollado hasta un punto en el que "no encajan" o no entienden lo que les rodea. He allí, esta podría ser una de las causas por la que estando en el ejercicio del poder político y económico, nunca pudo resolver algunos de nuestros problemas económicos acumulados, ya hoy magnificados.

Gracias a lo anterior, algo que si tiene razón el Dr. Giordani y lo plasma en su último escrito, donde considero que él mismo se crucifica para la historia, es que: ¡Ya somos casi el hazme reír de América Latina! (4) por las malas decisiones e incoherencias en las políticas económicas tomadas en sus tiempos al frente de la casa del presupuesto y de las finanzas en Venezuela.

¡Por favor entrega el cargo!

Me imagino que ante tal incapacidad e ineficiencia, fue que el presidente Maduro le solicitó que entregara el cargo de "súper ministro" que ostentaba: la fusión de las carteras de Planificación y Desarrollo y Economía y Finanzas. Si tomamos como referencia las propias palabras del ex ministro en su famoso artículo: "Testimonio y responsabilidad ante la historia" publicado por el portal web de Aporrea (5), podemos ver que la situación económica ameritaba sacarlo de ministro lo más pronto posible, cito:

"…comenzaron a observarse modificaciones en cuanto a la direccionalidad del proceso bolivariano, a la viabilidad económica financiera inmediata por efecto de la creciente dependencia de los ingresos petroleros, el crecimiento de las obligaciones del gobierno en términos del aumento de la burocracia y los justos compromisos para atender a los pensionados y jubilados, la imposibilidad de seguir manteniendo niveles de inflación que para la fecha aún se mantenía por debajo del 20%, tendencia sobre la cual debían tomarse medidas, el problema estructural de la agricultura y la electricidad, de los precios relativos y las relaciones entre crecimiento e inflación."

Por mucho menos que el panorama económico catastrófico descrito por el propio Giordani en su carta, en cualquier otro país el ministro de planificación o de finanzas responsable de esos resultados se hubiese suicidado.

¡Voy a echarle leña a mi propio fuego!

El 17 de junio de 2014, lo sustituyó el geógrafo Ricardo Menéndez en el Ministerio del Poder Popular para la Planificación. Muchos de sus allegados dicen que ya ni iba a trabajar, es decir ya no planificaba la revolución. Pero, como aquél viejo dicho que dice: el poder es malo cuando no estás en él, el Dr. Giordani no se pudo ir tranquilo. Sin seguir haciéndole daño al país y a la revolución que nos merecemos los que aun soñamos con la libertad económica, con la independencia alimentaria, con una moneda estable, con una baja inflación, con empleos productivos, con empresarios en industrias incipientes y competitivas, algo que él en funciones no ayudó alcanzar.

¡No! más bien se fue a echarle más leña al fuego que él mismo ayudó a encender con sus malas decisiones de planificación y economía. Ese fuego que mantiene a nuestra población mas pobre haciendo largas colas en los comercios para surtirse de productos de la canasta básica alimentaria. Porque aún, a inicios del año 2015, los grandes empresarios de siempre, los privados con sus monopolios y/o oligopolios, siguen controlando el aparato productivo, las redes de distribución y comercialización de los principales bienes y servicio de la canasta básica alimentaria. Sí, son esos mismos, aquellos que él tanto nos enseñó que eran los que acumulaban la renta petrolera en pocas manos; que debió combatir y encarrilarlos en las sendas de la producción y no de la conspiración. Sin embargo, al igual que en el largo período que estuvo de ministro, siguen usando su poder para mantener la guerra económica especulando, acaparando y declarando por los medios de comunicación que el país está en crisis.

Estoy de acuerdo, que a pesar del control cambiario, Venezuela sigue con un sistema financiero que lejos de estimular las inversiones aúpa la fuga de capitales, valga decir, es el mismo "colador" que usted ahora reconoce que es (el 02 de febrero de 2015), siendo el mismo país que usted administró y que permitió, según sus propias palabras: "...que desde el 2004 hasta el 2012 se han ido de Venezuela algunas estimaciones entre 215 y 250 mil millones de dólares..." (6)

Giordani y sus recomendaciones económicas a la revolución

Ahora, fuera del gobierno, el ex ministro emite declaraciones y recomendaciones a las autoridades al frente de la revolución como si fuera un ciudadano común más. Insistiendo en que hay que un retraso en la toma de decisiones económicas, incluso, desde el mismo 07 de octubre de 2012. Como que si él no tuvo el tiempo suficiente para tomar las decisiones cuando estaba al frente del coroto. (7)

Asimismo, aparece con una reflexión que suena un tanto absurda e hipócrita viniendo de un personaje que estuvo largo período en el poder, y que la mayoría de los que estuvieron cerca de él, saben que era un intolerante y prepotente intelectual, que creía que se las sabía todas y un poco más, que no escuchaba a nadie, y como un ortodoxo-radical, nunca daba su brazo a torcer. Fíjense lo que él dice ahora en una entrevista a Notitimes.com:

"... cuando haces una crítica, tienes que tratar de dar una solución y si la solución que tú estas dando es mejor que la que uno propone, uno se quita el sombrero, y dice que bueno amigo algo nuevo aprendí, ser ignorante es bueno porque uno tiene la capacidad de aprender, pero hay unos señores o señoras que se la saben todas, entonces esos están mal, están embromados, para no decir la verdadera palabra en castellano, porque esos no van a aprender nunca nada, uno sabe cuales son sus limitaciones y entonces busca ayuda. Se necesita un tanto de modestia a la hora de conocer y más cuando se quiere transformar la realidad, aprendamos de los verdaderos Maestros, dejemos que esos prepotentes se cocinen en su propia salsa…" (8)

Bueno, Maestro Giordani, estuvimos esperando por mucho tiempo, de manera sumisa y apostando al triunfo, que sus habilidades y experiencias nos encaminaran a un mejor porvenir, nos cansamos de esperar, pero sus orientaciones no ayudaron a controlar variables macroeconómicas fundamentales como la inflación, la producción nacional no petrolera y el tipo de cambio., entre otras.

A pesar de sus errores nunca renunció

Cabe recordar, que existe una máxima en economía que pregona lo siguiente: con un tipo de cambio fijo, si el gobierno devalúa el ministro de finanzas, el de planificación y el del Banco Central deben renunciar inmediatamente, porque se entiende que su política cambiaria fracasó. Y cuántas veces, no hicieron que el presidente Chávez devaluara la moneda desde el 05 de febrero de 2003, fecha de implementación del control cambiario aún vigente. Pero resulta ser que el Maestro nunca puso su cargo a la orden, y más bien, como ciudadanos creyentes de la revolución, tuvimos que soportar por mucho tiempo las malas decisiones económicas que lideró. Tomando sus propias palabras: "...no van a poder borrar la historia y sobre todo no van a poder borrar la responsabilidad que cada quien tiene en la historia, ¡la responsabilidad y la conciencia!" (9)

Estoy de acuerdo con que "ya no tenemos recursos para mantener todo ese aparato del Estado, eso igual que la justa política social, porque todo cuesta, nada es gratis" (…) Pero hay que ser un mezquino y miserable para criticar al gobierno revolucionario de Nicolás Maduro, que le ha tocado vivir estos tiempos económicos difíciles (de bajos ingresos petroleros y alta inflación) y por pretender apostar a que llegue la crisis al país para ver si tomamos conciencia de los límites como sociedad. ¿Cómo puedes decir lo siguiente?:

"...que ella (la crisis) llegue a ver si adquirimos conciencia de los límites, que bueno para que tengamos conciencia y nos ajustemos los cinturones, porque no hay dólares, ni bolívares, y no se puede seguir sacando bolívares con la maquinita y del Señoreaje del Banco Central de Venezuela, ni tampoco los dólares dado que no se aumenta la producción petrolera." (10)

Son palabras que en el fondo develan irresponsabilidad y odio a sus compatriotas de lucha, que aún muchos de ellos permanecen al frente de la revolución, que le acompañaron y aprobaron sus propuestas y las decisiones que tomaba en épocas de bonanza petrolera. Es fácil dirigir con mucho dinero, difícil es hacerlo en tiempos de crisis, de allí es que surgen los grandes gerentes. Lo cierto es que Giordani administró en buenos tiempos y ningún revolucionario le criticó por los errores que frecuentemente cometía.

Miopía económica - resultado catastrófico

Recuerdo, que el 7 de marzo de 2012, en el programa Contragolpe que transmitía Venezolana de Televisión, concluyó que el incremento en la inversión social, es decir, del gasto público, estaba contribuyendo a la baja de la inflación, porque supuestamente, "brindar educación y salud gratuita permite a los venezolanos destinar sus ingresos a la alimentación" (11). Según esa apreciación, un mayor consumo de bienes iba a ayudar a disminuir la inflación, algo que no tiene asidero empírico ni teórico en ningún lugar del planeta, y mucho menos en un país donde la producción de bienes y servicios venía decayendo siendo sustituido con importaciones.

Según él, desde que se inició la revolución hasta ese momento, "la inversión social que ha hecho en estos años el gobierno bolivariano ya estaba llegando a los 500 mil millones de dólares", mientras que la inflación en ese año 2012 cerró en 20,1%, 7,5% menos que el año 2011 que fue del 27% (12). No obstante, en el año 2013, la inversión social se incrementó en 26% alcanzando un monto acumulado total de 623.058 millones de dólares, y la inflación cerró en 56,2%, la más alta desde 1996 (13). Finalmente, en el año 2014, la inversión social se mantuvo en 60,7% del ingreso petrolero a pesar del sabotaje económico (14) pero la inflación fue del 63%, la mayor del planeta. Como vemos, la teoría del Dr. Giordani de la relación positiva inversión social-inflación nunca tendrá validez científica, no sólo por lo lineal, sino porque esas variables nunca han tenido algún tipo de correlación, es decir, no explican la realidad concreta de nuestro país.

Giordani el artífice de la política de endeudamiento

En ese mismo orden de ideas, nunca podremos olvidar que en medio de esa bonanza Giordani fue uno de los promotores de la política de endeudamiento que cuadruplicó la deuda pública total venezolana que según las cifras del Ministerio del Poder Popular para la Economía, Finanzas y Banca Pública para el año 2013 alcanzó un total de 115.282 millones de dólares, de las cuales, las acreencias que ha contratado el Fisco en el mercado interno a través de la emisión de bonos de deuda alcanzaron la suma de $70.491 millones y con el mercado externo se ubicó en $44.791 millones.

Asimismo, fue uno de los artífices y negociadores de los acuerdos con la República Popular China de los créditos de gran volumen y largo plazo como parte de la política exterior del gobierno del Presidente Chávez. Particularmente, estoy convencido que son alianzas financieras que garantizan fuentes de financiamiento estable y en condiciones de respeto a nuestra soberanía.

No obstante, son ingresos que si hubiesen sido bien planificados, gerenciados y con el seguimiento oportuno desde el ministerio de planificación y finanzas que el Dr. Giordani dirigía, se le hubiese garantizado al país niveles superiores de desarrollo en materia agrícola y de infraestructura productiva que el que actualmente disfrutamos. Buena parte de esos recursos favorecieron a los grandes importadores de electrodomésticos y alimentos de empresas privadas (algunas de maletín) y a las corporaciones chinas. Y él estuvo allí, inerte de lo que pasaba al frente de su gestión ¡Nunca dijo nada, pero ahora fuera del gobierno si canta bien!:

"¡Oye, dejemos de importar alimentos, vamos a producir!, no te metas en lo que esta funcionando, parece que fuéramos el Rey Midas al revés, pon a funcionar PDVSA, al SENIAT, el BCV, el Comercio Exterior, el sistema financiero, pongamos a funcionar la electricidad, las empresas de Guayana, las telecomunicaciones, a los servicios públicos, que la gente tenga medicinas y alimentación y lo pequeño y mediano que funcione bien déjalo tranquilo…" (15)

Lo que más me duele, es que ahora tendré que explicarle a mi hija que deberá trabajar más para pagar los errores cometidos por el camarada Giordani en el pasado.

Finalmente Dr. Giordani, no queda más que recordarle, que ni Nicolás Maduro es el Joseph Stalin que traicionó los ideales revolucionarios de Lenin a inicios de la revolución soviética, ni usted será una especie de León Trotsky para la revolución bolivariana; quedará para la historia como lo que fue: un gerente ineficiente, y lo que quiere ser ahora: un traidor de los ideales revolucionarios.

Dr. Andrés Giussepe

Correo: [email protected]

0412-5686812

REFERENCIAS UTILIZADAS:

(1) Giussepe, Andrés (2013: Nov. 13). "Situación económica en la guerra económica actual: 2013. Disponible en línea por (http://www.aporrea.org/actualidad/a176843.html)

(2) Giordani, Jorge (2013: feb. 18). "Ministro Giordani: Ajuste cambiario busca sostener logros sociales del gobierno." Disponible en línea por http://www.avn.info.ve/contenido/ministro-giordani-ajuste-cambiario-busca-sostener-logros-sociales-del-gobierno

(3) ________________ (2007). Impresiones políticas cotidianas. Vadell Hermanos. Editores. Venezuela.

(4) ________________ (2007). Giordani: "Ya casi somos el hazme reír de América Latina". Disponible en línea por http://www.eluniversal.com/economia/150202/giordani-ya-casi-somos-el-hazme-reir-de-america-latina

(5) ________________ (2014: Jun. 18). "Testimonio y responsabilidad ante la historia". Disponible en línea por http://www.aporrea.org/ideologia/a190011.html

(6) ________________ (2015: feb. 02). "Asumir la crisis construyendo el socialismo posible" (Exclusivo). Disponible en línea por http://www.notitimes.com/2015/02/02/jorge-giordani-asumir-la-crisis-construyendo-el-socialismo-posible-exclusivo/

(7) Ibíd.

(8) Ibíd.

(9) Ibíd.

(10) Ibíd.

(11) ________________ (2012: Mar, 08). "Giordani asegura que la inversión social contribuye a bajar la inflación". Disponible en línea por http://www.eluniversal.com/economia/120308/giordani-asegura-que-la-inversion-social-contribuye-a-bajar-la-inflaci

(12) Banco Central de Venezuela (2015). Información estadística. Disponible en línea por http://www.bcv.org.ve/c2/indicadores.asp

(13) Arreaza, Jorge (2014; Feb. 25). "Arreaza: Inversión social desde 1999 es de 623.058 millones de dólares". Disponible en línea por http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/140225/arreaza-inversion-social-desde-1999-es-de-623058-millones-de-dolares

(14) Maduro, Nicolás (2015: Ene. 21). "Venezuela mantuvo en 2014 una inversión social de 60,7% a pesar del sabotaje económico". Disponible en línea por http://www.correodelorinoco.gob.ve/nacionales/venezuela-mantuvo-2014-una-inversion-social-607-a-pesar-sabotaje-economico/

(15) ________________ (2015: feb. 02). Ídem.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5175 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés Giussepe

Andrés Giussepe

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a202581.htmlCd0NV CAC = Y co = US