Los cambios de los últimos quince años

Las dimensiones dentro de las cuales avanzó el país han cambiado por completo en los últimos quince años, tanto en el orden político y social como en el campo económico aun cuando por una aparente inercia subsistan las apariencias de una continuidad sin saltos. Las razones de estos repetidos conflictos, esta profunda desconfianza, tanto como la defensa de los intereses del pueblo, la hostilidad de la burguesía a todas las tentativas de sustituir el "orden natural" por un "orden deseado", quelo denominamos, "punto de bifurcación" el momento en que un sistema "salta a un nivel superior" de organización o se "desintegra". "En cualquier sistema democrático o no es necesario una cierta congruencia entre la forma en que un pueblo crea su riqueza y en cómo se gobierna. Si los sistemas político y económico tienen profundas disimilitudes, el uno acabará por destruir al otro". Conocemos el "yo"; es un personaje definido y cuyo nombre corresponde a una realidad clara. El "no yo" es todo lo que querramos englobar bajo este epíteto vago y oscuro.

Ciertas instituciones parecen tener en sí mismas el gen de la corrupción… más allá de la corrupción, existe una proverbial incapacidad administrativa y una profunda ingenuidad venezolana que nos dejó a la deriva de los manejos y argucias de las grandes Mafias, acostumbradas a promover corrupción en las almas débiles. La corrupción ha ido creciendo paulatinamente, sin frenos ni cortapisas. El material se va haciendo más y más abundante… Esta se ha expresado, unas veces con torpeza, otras con clarividencia, en un combate a favor de la probidad contra el oscurantismo, a favor del socialismo contra el autoritarismo, a favor del cambio contra el statu quo. Ha suscitado doctrinas, pero también luchas, que ha dejado profunda huella en la historia de nuestro país.

Podríamos decir que en la corrupción no existe una voluntad individual, pero sí una racionalidad colectiva evidente. La corrupción es una estructura subyacente que alimenta y sostiene el sistema y la organización político-social de Venezuela como un todo, apoyada sobre las instituciones económico-financieras y el poder político. Es una estructura con racionalidad propia, indispensable para entender los mecanismos del poder en nuestro país. Y más allá, en el terreno de lo psíquico, es un componente de la estructura de carácter social. Pero a medida que el pueblo aprende a conocer mejor las fuerzas que lo rodean, y recibe, en consecuencia, el poder de canalizarlas y de dominarlas, el realismo cambia de campo.

En estos hechos está vigente un alarido colectivo contra la corrupción, contra la vacuidad del lenguaje de los políticos, a favor de la moralización de la función pública. Es también un llamado a los honestos para que vuelvan a ejercer las funciones públicas, ya que ante la presencia de los corruptos los honrados se han ido. No es reuniéndose en Miraflores para defender el socialismo… sino efectuando el viraje de 180 grados que tiene que dar el gobierno para poner de lado la clase política incompetente y corrompida e incorporar al gobierno gente honesta y capacitada para sacar el país del atolladero…

—Señor Presidente:Los consejeros que a usted le asesoran, "son las mismas caritas de siempre", son viejos burgueses, son los mismos que asesoraron a los puntofijistas, influyen para hacerle ver que el Comandante Chávez estaba equivocado, que el socialismo "idealizado por Chávez" es cosa del pasado, que debía retomar "el social-imperialismo-adeco", que los gringos no permitiránjamás tal socialismo, le crearon la duda. La duda, es lo que ellos siempre aprovechan para encimarse sobre los pueblos más débiles y dominarlos.Señor Presidente, usted tiene en sus manos la carta salvadora; debe deshacerse de los tales asesores envejecidos y de los corruptos que lo rodean… y darle la oportunidad a la Venezuela sana que es la inmensa mayoría donde está la gente que piensa y que ama al país, la gente que no va a hacer de la política un negocio sino un sacrificio.

Esta prueba a la que ha sido sometida la fortaleza del socialismo "Chavista" debe constituir motivo para un examen de conciencia… debe llevarnos a revisar nuestra conducta ciudadana y frenar la carrera en que se ha envuelto el país, en donde el engaño político, la soberbia de los dirigentes, la viveza de otros muchos y la situación económica desfavorable de la mayoría ha creado este clima enrarecido.

Y esto lo decimos porque es la delincuencia de arriba la que explica la delincuencia de abajo. Y esto porque toda nación es una pirámide. Si en su punta hay honestidad en su base la habrá también. Pero cuando arriba no sólo hay delitos sino estos son impunes, y como consecuencia no hay ejemplo de moralidad, la ética de la base de la pirámide también estalla.

De allí que tampoco haya que inculpar al pueblo de mentir cuando acusa a los corruptos. Es el pueblo el primero en percibir el delito, mucho antes de que un juez haya actuado. O como lo dijo el Libertador Simón Bolívar, el 15 de junio de 1823, en carta a su querido amigo el poeta José Rafael Arboleda (1795-1831): "es el escándalo el que acusa, y el escándalo es la voz pública horrorizada del crimen".

—Como se ve, el problema es político. Su enfermedad es corrupción. Sin desterrarla nada será posible lograr.

¡Gringos Go Home!

¡Pa’fuera tús sucias pezuñas asesinas de la América de Bolívar, de Martí, de Fidel y de Chávez!

¡Hasta la Victoria Siempre, Comandante Chávez!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1035 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a202527.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO