Los amagues y amenazas de Maduro

Desde el inicio del periodo presidencial del compatriota Nicolás Maduro hemos venido conociendo de sus amenazas, "amagues", contra nuestros enemigos de clase. En sus discursos siempre han estado presentes alusiones a alguna problemática, seguidas de la "amenaza" de tomar medidas para corregir la situación y castigar, como bien merecido lo tienen los enemigos del proceso, del pueblo. Seguida a sus alusiones, contemplamos como "las focas", invitadas para tal fin, repiten y repiten hasta el cansancio: ¡¡así, así, así es que se gobierna!!

No exageramos, basta recordar las serias y bien documentadas denuncias de la Presidenta del Banco Central de Venezuela que, recién encargada de la institución, no quiso asumir las responsabilidades de quienes en ejercicio de sus posiciones gerenciales tramitaron, autorizaron y gestionaron la entrega de más de veintiséis mil millones de dólares (26.000.000.000 $) a empresas y particulares que no cumplían con los requisitos de Ley (empresas fantasmas o de maletín) y a otras, en su mayoría transnacionales, que utilizaron las preciadas divisas para sacarlas del país (se conoce como fuga de divisas o capitales) y presionar el mercado de divisas hasta imponer el dólar paralelo. En el cambio obtenían (y siguen obteniendo) inmensas ganancias. Ejemplo: obtenían y siguen obteniendo de Cadivi un millón de dólares ($ 1.000.000), a razón de seis bolívares con treinta céntimos (6,30 Bs.) por cada dólar comprado (estafado), y lo vendían (y siguen vendiendo) en el país a razón de cien bolívares (100 Bs.) por dólar, obteniendo cien millones de bolívares (100.000.000 Bs.) en el negocito; o sea compraban un millón de dólares con seis millones trescientos mil bolívares (6.300.000 Bs.) y se ganaban (ganan), en el barajo, la bicoca de noventa y tres millones setecientos mil bolívares (93.700.000 Bs.). ¡Una pendejada pues! Saquemos cuentas del negocito al día de hoy que comprando el dólar a los mismos 6,30 Bs. lo están vendiendo en 180 Bs. por dólar. ¡UNA GUARA! PUDRIMILLONARIOS PUES.

O sea, esos altos gerentes, miembros del equipo presidencial, garantes del erario público, encargados por Ley de velar por el patrimonio de tod@s l@s venezolan@s, beneficiaron a quienes ellos sabían que no debían entregar esa fortuna en dólares y permitieron el desvió (extracción de capitales) por quienes vienen haciéndolo desde hace muchos años (empresas transnacionales). O sea, robaron por interpuesta personas, porque ningún@ de nosotr@s se chupa los dedos para creer que esa movida fue de gratis.

No se amagó, simplemente se despidió del cargo a la ciudadana Emma Betancourt por no apañar con su silencio el desfalco realizado a la nación por estos funcionarios de alto nivel del gobierno nacional y las empresas beneficiadas.

"Yo no fui". Curándose en salud, como dando a entender que no tiene responsabilidad en el desfalco cometido contra nuestro patrimonio, Giordani confirmó el robo a la nación pero al no dar los nombres de los ladrones se convirtió en cómplice, pues él, más que ningún otro dentro del gobierno conoce los nombres y demás particulares de los involucrados en la estafa. La Ley lo obliga a denunciarlos, solicitar la intervención de los entes del Estado que se ocupan de velar por los bienes del Estado (Fiscalía, Contraloría, Procuraduría, Asamblea Nacional y Poder Judicial, entre otros).

No se amagó, nuevamente se optó por despedir al "sapo", ya no tenía espacio en la sociedad de cómplices.

Nosotros no vemos, no oímos, no existimos. En complicidad con los ladrones y sus mentores, el funcionariado de los entes del Estado (arriba mencionados) metieron la cabeza en el hueco, como el avestruz cuando se ve amenazado. Había que callar: "echar tierrita que aquí no ha pasado nada". Pasaran a la historia, probablemente a tribunales de justicia por cómplices y quizás hasta se les compruebe que fueron beneficiarios y parte del fraude (estaban y están en la movida): caso contrario ¿por qué no actúan? ¿Por qué callan? ¿Por qué no cumplen con sus funciones?

No se denunció la parálisis de esos entes y su funcionariado, no se le amenazó ni amagó, pero si se le premió. Prestos a "servir a la Patria" en otros derroteros, salieron a ocupar embajadas y otros sacrificados cargos en la administración pública (enroques pues) o fueron descaradamente re-enchufados en sus cargos. La lealtad se paga, pero en este caso con los dineros del pueblo.

En la guerra económica auto inducida por el propio gobierno, la pléyade de amenazas y amagos contra el sector empresarial, con el cual el alto gobierno recién compartió mesa para definir las nuevas reglas del juego neoliberal, no ha pasado de eso: de amenazas y amagos. Para ellos y sus empresas más dólares y el beneficio de precios justos (para el empresariado). La amenaza de crear un organismo encargado de asumir el control de las importaciones quedo en eso: en amago. Siguen trayendo sus bagatelas a elevados precios y con dólares preferenciales. Los portus de Central Madeirénse obtienen del Estado venezolano un dólar a 6,30 Bs., compren aceite de oliva de la peor calidad, a razón de 2 dólares el litro y nos venden 700 ml. (menos de un litro) en 1.600 Bs. Una gueboná, calculé usted las "ganancias justas" que el Estado les "provee".

Los ladrones y sus cómplices gozando una bola, mientras el pueblo pelando bolas y bajo la amenaza (que no precisamente amago) de parte de los Imperios, sus lacayos y militares tarifados, de asentarnos "cruento" Golpe de Estado y consecuente invasión. Invasión que ningún país del ALBA, de UNASUR o de los aliados estratégicos (China y Rusia) enfrentará o podrá impedir por más alharaca que hagan.

Presidente, no amague más, sus amenazas ya dan risa, convoque sí al pueblo (civil y militar) a desechar ilusiones y prepararse para la lucha. Autocritíquese, deslástrese de l@s pill@s que le rodean y llame a conformar gobierno a genuinos patriotas, vocer@s de un pueblo que participe y protagonice su devenir. Lo demás es pura paja.

Post Data: Presidente si el pueblo que vive de su trabajo logra recoger firmas para solicitar revisión y auditoria de la deuda pública y privada, y de los dólares pillados por su entorno usted quedará libre de pena y podrá formar gobierno revolucionario. Actué, no amague, recuerde tod@s estamos bajo sospecha.

¡Sabino nos marcó el camino, nos marca el camino, me marca el camino!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1211 veces.



Pancho Alegría


Visite el perfil de Pancho Alegría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a202331.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO