¿Quién está dando el golpe de Estado denunciado por el gobierno?

Por Toby Valderrama y Antonio Aponte

El gobierno denuncia un golpe de Estado económico, y pide a la Asamblea una investigación. Se entiende que con la escasez provocada, los altos precios, y una larga lista de agresiones económicas se busca crear condiciones para tumbar al gobierno, más concretamente un estallido social que posibilite el pronunciamiento militar. Es necesario analizar con detenimiento la situación.

Si el gobierno tiene razón, surge una pregunta: ¿quién está dando el golpe económico? De lo certero de la respuesta dependerá el éxito en develar el golpe. Si es un golpe económico, se supone que lo pueden construir los que tengan interés en darlo y, además, fuerza para hacerlo.

Los capitalistas tienen interés en el golpe, el gobierno ha dicho que fedecámaras y venamchan están involucrados, se habla de una burguesía parasitaria. Ya tenemos el primer elemento: es un golpe capitalista y el móvil que en principio asoma es el de yugular la posibilidad socialista, el mandato que nos dejó Chávez. Siendo así, es absurdo que el gobierno estimule al sistema que le está dando el golpe, a menos que aceptemos que esto es una pelea entre capitalistas que disputan la manera de administrar su sistema.

Segundo elemento: la fuerza económica y mediática para desestabilizar la situación la tienen los capitalistas golpistas, y aunque parezca paradójico también la tiene el gobierno. Nos resta estudiar cómo están operando. Veamos.

Si consideramos en la economía dos factores, el subjetivo y el objetivo, siendo el subjetivo el principal, el determinante, entonces busquemos el factor subjetivo de la escasez, fundamental componente del golpe. Y si alguien allá en el gobierno duda de este factor, aún cree que la masa es puro estómago, remitámonos a esta noticia, con declaraciones del superintendente de Precios Justos, Andrés Eloy Méndez:

..."exhortó ayer a los usuarios a no caer 'en campañas que tienen como fin generar caos en el país al manipular situaciones en torno al abastecimiento de alimentos'. Méndez denunció que 'la burguesía del país ha desatado una neurosis en la gente, que ha comprado en los primeros 15 días de 2015 el equivalente a tres meses de inventarios'."

Esta declaración es muy importante, confirma que había inventario para tres meses en los anaqueles, lo que dispensa de culpa a los grandes distribuidores y coloca el énfasis en el factor subjetivo. Indica que el gobierno está errado en buscar la solución en lo material, en la distribución.

La incoherencia del gobierno, de querer hacer un sistema capitalista sin sus nefastas consecuencias, y a ese adefesio presentarlo como Socialismo, impacta negativamente al factor subjetivo distorsionando la economía, creando una cultura del consumismo; y si vamos más profundamente, una cultura del facilismo, del egoísmo, dando origen a una economía paralela que se alimenta de la economía formal. La compra de los tres meses de inventario no fue para comérsela quien compró, tampoco para almacenarla. Indica, al contrario, una circulación de capital: compro mercancía barata y la revendo cara, una manera fácil de capturar la renta. Se formó una capa que impide que la mercancía barata, subsidiada, llegue al consumidor. De esta manera, el factor subjetivo, el facilismo, el egoísmo, la pérdida del sentido de pertenencia a la sociedad, ha dado un duro "golpe" a la política económica del gobierno que conspiró contra sí mismo, recordemos el "dakazo" y los llamados a dejar limpios los anaqueles. Además, se evidencia la ausencia de la organización social y política de la Revolución, las comunas, consejos comunales, patrullas, comités de lucha, a la organización obrera.

Pero ¿quién está dando el golpe? Si decimos que el gobierno se autogolpea estaríamos diciendo una verdad parcial; si decimos que es la oposición oligarca nos quedaríamos en la mitad del fenómeno golpista. La conclusión, aunque parezca paradójico, es: Hay un golpe contra el Socialismo. Los agentes golpistas los encontramos en el gobierno y en la oposición, en los dos bandos minan la conciencia Socialista. Entre estos dos bandos, en esa confusión, se paralizan las fuerzas revolucionarias.

Así, el golpe seguirá su curso mientras el gobierno no regrese a la senda que le trazó Chávez, al Socialismo, mientras no abandone el camino capitalista, mientras continúe buscando las soluciones con los burgueses y se asesore con buitres.

Un pequeño ejemplo: el gobierno dice que hay un problema de distribución, allí está una fuente de golpismo, y busca la solución con empresas, con la participación de los capitalistas, con los golpistas… increíble tanta ¿ingenuidad?

elaradoyelmar.blogspot.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6767 veces.



Toby Valderrama


Visite el perfil de Toby Valderrama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: