De cómo tumbar a un pueblo

Un mercado fenicio, es quizás la más antigua referencia de la locura, donde una legión de mercachifles quiere comprar cualquier tipo de mercancía en el territorio venezolano para revenderlo en Colombia. A estos mercachifles los llaman bachaqueros, pero son más bien superbachaqueros. Recordemos que aquella variedad de hormigas grandes transporta en su lomo las hojas de varios árboles como provisión para el invierno; sólo transportan hojas de algún trozo de vegetación, pero estos mercachifles se llevan todo; incluso las cosas que son absolutamente indispensables como las tollas sanitarias, el papel higiénico, el arroz, la harina, la leche, el pescado, los repuestos, tan sólo por citar algunos.

Venezuela está siendo desmantelada para ser vendida en Colombia. Pareciera que el gobierno bolivariano no posee los mecanismos suficientes para detener esta hecatombe de cientos de miles de superbachaqueros desmembrando al país para revenderlo del otro lado de la frontera.

El imperialismo ha conseguido la manera de implosionar nuestra economía. El Dólar Today, mecanismo implementado por la CIA y el Mosaad, operado por Eligio Cedeño y Orlando Urdaneta, desde Cúcuta y Maicao, ha acabado con la solidez de la moneda venezolana. Al cambio legal, un bolívar equivale a 312 pesos; pero aplicándole el diferencial de este dólar paralelo, nuestra moneda vale menos de 15 pesos.

Si dividimos 644.336 pesos, el sueldo mínimo en Colombia, entre 312 pesos, nos da un resultado 2.065 bolívares fuertes. Nuestro sueldo mínimo duplica con creces esa cifra. Pero si dividimos esa cifra a razón del dólar Today, que es el cambio que opera en la frontera, 15 pesos por bolívar, nos da un resultado 42.955 bolívares, que sería el sueldo mínimo de un trabajador colombiano para comprar en Venezuela. Con los 644.336 pesos el paisano compra muy poco en su territorio, los precios son elevadísimos, pero de este lado de la frontera compra mucho, el cambio paralelo eleva su sueldo a casi 9 sueldos mínimos en Venezuela.

Definitivamente nuestra economía esta vuelta loca en favor del imperialismo, si no logramos parar el dólar Today. Cualquier medida sobre el diferencial cambiario no garantiza la neutralización de este dólar paralelo que debilita nuestra moneda y fortalece la divisa norteamericana, a la vez que fortalece el peso frente al bolívar.

No es un golpe de Estado el objetivo de nuestros enemigos, es un golpe de imperialismo el que se está ejecutando contra todo el pueblo venezolano. Cada mercachifle es un soldadode un inusual ejército, armado de computadoras y calculadoras para ver y calcular el dólar Today, y reformular los precios cada día, de una mercancía que importó con dólares preferenciales, o a cada instante, tocados ya de la fiebre demencial de la especulación sin límites.

Los incentivos para el contrabando y el superbachaqueo no pueden ser mejores a lo largo de toda la frontera colombo venezolana. La corrupción hace fiesta, y se postula como la matriz de donde salen los nuevos valores. Estamos heridos en el fondo de nuestro ser nacional. Las narconovelas fueron muy efectivas en la subversión de nuestros valores idiosincráticos. Cada día salen nuevos mercachifles; muchos han dejado sus trabajos para meterse a superbachaqueros; escasean los taxistas, los carros por puestos, y entonces reparamos que ya están metidos a mercachifles llevando gasolina, o billetes de cien bolos para la frontera porque allá se los pagan a 140. ¿Qué tal?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2808 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a200600.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO