Sentir bolivariano

¡No Volverán!

En estos días de unión familiar, de solidaridad, de compartir, en los que olvidamos nuestras diferencias políticas con vecinos, amigos, conocidos, para darnos un abrazo y desearnos Feliz Año y Feliz Navidad; en los que el pueblo venezolano ha demostrado con mucha fortaleza que pese a la brutal arremetida económica de la burguesía comercial está dispuesto a mantener la paz, se han desatado nuevamente los "fantasmas" del golpismo y del gorilismo que han puesto en alerta a toda América Latina y a todos los países democráticos.

Desde Miami, han iniciado los llamados a la violencia. El imperialismo quiere una guerra fratricida en nuestro territorio para desmembrarlo y apoderarse de nuestros recursos; sueñan con la "balcanización de Venezuela", tras el supuesto derrumbe del Socialismo Bolivariano.

El Comandante Eterno Hugo Chávez, ya lo había señalado: no faltarán quienes quieran aprovecharse de situaciones difíciles, de creer que estamos atravesando por un momento de debilidad, para tratar de destruirnos. Pero que lo sepan los sectores de la ultraderecha más recalcitrante que se empeña en el quiebre constitucional e institucional del actual y legítimo gobierno: ¡la Revolución Bolivariana está más fuerte que nunca!!.

Cada día más, las bases del chavismo toman mayor conciencia del deber social y asumen su papel histórico conjuntamente con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana: esta es una batalla por la liberación nacional y la integridad de la Patria. El movimiento cívico militar que hemos construido, bajo el legado del Comandante Chávez, conoce muy bien que del otro lado, del lado de la burguesía apátrida y sus partidos tradicionales (viejos y nuevos), la única propuesta para la nación es el saqueo de los recursos, el regalo de nuestro petróleo a las trasnacionales del imperio, hambre, miseria, desigualdad para las grandes mayorías. Eso ya lo vivimos y la propuesta de la oposición no ha cambiado, es la misma de los 40 años de puntofijismo. La gran mayoría de este pueblo glorioso lo sigue manifestando: no estamos dispuestos ni dispuestas a retroceder ni un solo ápice en los indiscutibles avances sociales que hemos alcanzado en 15 años de Revolución, no permitiremos que la nación sufra un retroceso histórico.

Por otra parte, el nuevo sujeto social que emerge en este contexto, donde se incluye una parte de la población que no se define como revolucionaria o chavista, pero que percibe la estabilidad, la paz, los beneficios sociales que llegan al pueblo independientemente de su tendencia política gracias a la Revolución, tampoco está dispuesta a cambiar lo que tenemos hoy por el caos, por la desestabilización, por el retorno a la sociedad de privilegios para las élites, de cogollos, que edificó la IV República.

¿Que hemos tenido dificultades en el camino? Es cierto y no lo negamos. Sin embargo, los indicadores que usa la canalla mediática imperialista para colocarnos al borde de la crisis y del default financiero, están lejos de acercarse a la realidad.

El Banco Mundial asegura que en el siglo XXI, el mayor problema que enfrenta el mundo es la pobreza. Por ejemplo, un informe reciente de Unicef destaca que en los países llamados "desarrollados" aumentó la cifra de niños y niñas en condición de pobreza a 76, 5 millones de afectados. Esto implica, que esos niños no tienen una dieta balanceada, han eliminado sus actividades escolares porque no pueden adquirir material para sus estudios, no tienen una vivienda digna.

En ese estudio se revela, que España es el tercer país donde más ha crecido la pobreza infantil, después de México y EE.UU. Así como también se señala que hay peligro mundial de estar conformándose, una generación con un futuro incierto, millones de jóvenes entre 15 y 24 años que no estudian ni trabajan. Todo eso está sucediendo, pero no aquí en la Venezuela chavista y socialista, donde pese a la supuesta crisis y al cacareado "debacle socialista", disminuye la pobreza y aumenta en todos los niveles la matrícula estudiantil.

Cabe preguntarse, ¿qué números, qué datos utilizan; bajo qué teoría científica hacen los estudios los fatalistas que quieren colocarnos como un Estado fallido en lo económico y en lo político?

Todos y todas sabemos cómo es esta guerra mediática. La gran mayoría de nuestro pueblo, chavista y no chavista, está consciente de los grandes resultados de la Revolución Bolivariana, que en tres lustros redujo la pobreza extrema de 13%, a un 5,5%; y en los próximos 4 años, con las bases de Misiones, llevaremos la pobreza a cero. Es un gran reto establecido en el Plan de la Patria y estamos seguros que lo cumpliremos pese a la coyuntura que atravesamos con la situación del mercado petrolero.

El Gobierno Bolivariano garantiza el bienestar social, en cualquier circunstancia adversa, porque es lo que indica nuestro plan de acción. Los recursos de la Patria seguirán invirtiéndose equitativamente en los planes sociales. Cueste lo que cueste, con el favor de Dios, y el trabajo de todos los venezolanos, de todas las venezolanas de buena voluntad, que amamos y queremos nuestra Patria, lograremos que cada familia en nuestro país tenga una vivienda digna, derecho a la educación, a la salud, al empleo, a la alimentación, a la vida: ¡¡a vivir viviendo¡¡.

En el capitalismo eso no es posible. Por eso debemos insistir en el tema ideológico. El capitalismo condena a la mayoría a ser explotada y a no tener derechos, sólo se prestan servicios y el que no tiene dinero y no puede pagar, no tiene beneficios. El capitalismo es inhumano.

El mundo actual, no es el de la Guerra Fría, ni nuestra experiencia socialista es equiparable a la del Bloque Soviético. En la Venezuela chavista, estamos impulsando la transformación del sistema económico para la transición al socialismo, a fin de superar el modelo rentista petrolero capitalista hacia el modelo productivo socialista; no tenemos duda alguna de nuestro objetivo.

Por esta razón y ante las amenazas golpistas, las pretensiones de confundir a alguna gente, ante la campaña vil de los guerreros del anonimato, con sus laboratorios de guerra sucia establecidos en el extranjero, el llamado es a la unidad de todos los sectores, a la confianza en nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, a la tranquilidad. Pero también, a permanecer alertas para seguir contrarrestando las mencionadas pretensiones del imperio.

Quienes destruyeron este país ¡No Volverán!. No lo permitiremos. Con optimismo, con fe en el futuro, con trabajo, con amor a la Patria, continuaremos construyendo el Socialismo Bolivariano en el siglo XXI en Venezuela, como alternativa al modelo salvaje del capitalismo y con ello aseguraremos la mayor suma de seguridad social, la mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad para la familia venezolana, para nuestro pueblo, a partir de valores y principios del respeto, igualdad, solidaridad, corresponsabilidad, tal y como lo señala el Plan de la Patria, legado político e ideológico del Comandante Eterno Hugo Chávez. ¡UNIDAD, LUCHA, BATALLA y VICTORIA!!.

¡Viva Chávez!

¡Viva Maduro!

¡Viva la Revolución Bolivariana!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2220 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: