Constitución y Revolución

Hoy se cumplen 15 años de la aprobación en referendo de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. A partir de ese momento comenzó el despertar firme de un pueblo que adoptó la Constitución como el proyecto de vida para toda una nación. No fue nada fácil abrirse paso por ese camino constituyente, donde los enemigos de la revolución pusieron todo su empeño para impedir los avances contenidos en el proyecto constitucional. No obstante, a pesar de toda esa carga de odio por parte de los dirigentes corruptos de la Cuarta República, se logró el texto final, avalado en referendo por el glorioso pueblo venezolano.

Atrás quedaban las letras muertas de la constitución moribunda para darle paso a una nueva Carta Magna, que abrió las compuertas para iniciar la refundación de la República. El cambio estructural del Estado venezolano se inició de inmediato, desatando la alegría nacional. El despertar fue creciendo, se fue ensanchando, convirtiéndose en una esperanza colectiva que apostaba a ese renacer. Con la revolución y la constitución se inicia la etapa de la transformación real del país, con avances importantes en todas las áreas de la vida nacional, particularmente en lo que tiene que ver con lo social, donde la inclusión es la palabra clave.

Así lo entendió el pueblo venezolano y por ello es que se hizo protagonista de primera línea, asumiendo todos los retos, todas las tareas revolucionarias. Ya con la constitución en mano, el pueblo se fue por las calles de la patria a consolidar la revolución. Así comienza esta historia de transformación, donde la triada Revolución-Constitución-Pueblo es una fuerza que construye la conciencia del nuevo paradigma de la patria. Es por ello que hoy en día, después de 15 años, la Constitución está más viva que nunca. No es letra muerta, sino letra viva que palpita en el espíritu constitucional.

Precisamente, es en ese palpitar de sus postulados donde el pueblo se afinca para defenderla, porque allí está el alma de la patria y el espíritu de la nación. Cuando lo enemigos de la revolución intentaron quemarla y asesinarla, el pueblo salió a defenderla, a rescatarla de las garras asesinas de los grupos opositores, que casi logran borrarla. Con apenas 2 años de edad, si se pudiera decir, los miserables grupos opositores intentaron sepultarla y traer a la moribunda y así restaurar la corrupta democracia puntofijista.

Pero no hay vuelta atrás. Así como hoy tenemos patria, también tenemos una Constitución de avanzada, considerada como la de mayor profundidad de contenido, con amplio articulado para garantizar los derechos de todos los ciudadanos que habitan este país. Todo su articulado profundiza en los derechos y en los deberes, en los objetivos que tenemos como sociedad. Es parte del proyecto nacional y del proyecto revolucionario.

En estos 15 años de vida constitucional, nuestra Carta magna se va consolidando, se va reforzando y con ella la revolución y el pueblo. Hoy hay más conciencia que nunca sobre el real significado de la Constitución Bolivariana. Por ello desde este espacio queremos decirle: ¡Feliz cumpleaños Constitución! Te deseamos una larga vida de 500 años.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 975 veces.



Eduardo Marapacuto


Visite el perfil de Eduardo Marapacuto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a199798.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO