¿Estará mas claro el pueblo que la dirección nacional?

Por la plata baila el mono

El sonado caso de la metida de pata por parte del alcalde de Caracas de invitar al Festival Suena Caracas a los cantantes "Chino y Nacho"; dio una lección de protesta cívica y claridad revolucionaria de un pueblo que ya no come cuentos ni se deja imponer decisiones de nadie.

Sólo un pueblo maduro es capaz de detectar las fallas y, en consecuencia, tratar de corregirlas; eso va con todo, no solo con un caso como el farandulero que pasó.

Hay que abrir los ojos ante lo que pasó; sin guarimbas, sin ataques, sin protestas, sin nada que lamentar, el pueblo abrió un debate sobre una medida impopular tomada por un alcalde que es el papa de los helados en cuanto a la solida herencia política que absorbió dl contacto directo con el comandante supremo de la revolución.

El pueblo criticó y opinó su desacuerdo, pero mas allá de eso; el pueblo le dio una lección de claridad de criterio a quienes pareciera se les está diluyendo; no es un mero caso de farandula o de ¿Cuál es el problema, son solo dos muchachos que cantan? No! Esto va mas alla se trata de solidez de convicción política, claridad en los objetivos y en el accionar.

El Festival Suena Caracas es un momento de reencuentro con el corazón de una ciudad donde todos caben, donde todos pueden actuar, donde todos deben aportar; pero ¿Eso incluye a los tirapiedras? ¿Eso incluirá a los guarimberos?; ¿La seguridad, que supongo tendrá ese espectáculo, permitirá que asistentes vayan con gasolina y rostros cubiertos e incendien todo, en un mal uso del concepto inclusión?

Chino y Nacho no sólo apoyaron a María Corina y Leopoldo López en el siniestro momento que causó muertes y destrucción; Chino y Nacho se unieron públicamente a la campaña internacional que pedía la intervención de los marines norteamericanos en nuestro país a través de la solicitud publica con papeles de "S.O.S Venezuela", señal de auxilio internacional que pide ayuda a quienes fuera de las fronteras tienen poder de actuar.

¿Tan débiles de criterios estamos que nuestros máximos dirigentes no saben que el agua y el aceite no se mezclan?, la unión debe ser nuestra meta, eso es cierto ¿Pero necesitamos para eso liberar a Leopoldo López y condecorarlo en un acto de la alcaldía de Caracas? ¿La unión que necesitamos debe país debe pasar por reconocer con una medalla a Lorenzo Mendoza como el empresario del año?

En una metida de pata (humana, por cierto) en un momento de debilidad de criterios (peligrosa por cierto) el Alcalde invitó a quienes apoyaron una intervención a nuestro país y pensaron que el pueblo seguía siendo tan ingenuo que bailaría al son que les tocarían y aplaudirían a rabiar a los susodichos.

En una restregada de la metida de pata anterior voceros y presentadores de programas (muy críticos, por cierto) se solidarizaron con el Alcalde y llamaron intolerante a la parte del pueblo que protestó ante la invitación; presentadores que no se calaron la acción de quienes se sentaron al lado del enemigo de la revolución a discutir y alzar su voz de protesta en un escenario opositor (a quienes tildaron de antirevolucionarios) hoy hablan de tolerancia y discusión ante el suceso del año.

El pueblo ha madurado, no hay dura y la lección para los dirigentes es que estamos despiertos y observando y esperando; el pueblo está claro de quien es quien y le brinda un guarapito al que llega a su casa de buena fe; pero al enemigo ni agua.

Chino y Nacho pudieron estar confundidos en su momento, como indicó el presidente Maduro "fueron quizás cosas de muchacho"; eso se entiende y todos lo aceptamos así, todo el mundo tiene derecho a rectificar y a cambiar de ideas: yo escuche a un José Luis Rodríguez casi que prochavista hace unos años y acabo de ver uno aberrantemente antichavista hablando pestes del "fallecido dictador".

Chino y Nacho pudieron tener una falla de criterios y como por la plata Baila el mono aceptaron el contratico de cantarle a los chavistas, demostrándoles a los opositores que así como aceptaron ponerse S.O.S Venezuela (lo cual causó alegría de seguidores al ver sumarse un cielo de estrellas, mientras pretenden quitarle una a la bandera) También aceptan ponerse un papelito "Viva la Patria" si hay Money de por medio.

A ellos se les perdona el deslinde pero los dirigentes de la revolución si deben sentarse a reflexionar sobre la solidez de sus convicciones y la claridad de su accionar, pues ellos son los encargados de dirigir al pueblo por el camino que Chávez trazó y si no lo hacen entonces el pueblo hallará la forma de que el camino no se pierda.

Independencia y Patria Socialista.

El socialismo es el camino.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1589 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: