Hoy como ayer

Allí en el corazón del llano estaba presente la lucha de las castas descamisadas y del pardaje en contra de las castas dominantes. En este caso el “mantuanaje” quienes eran los dueños del poder económico, político y religioso en estas tierras de la Creación misma. Y por el otro lado, los Mantuanos o Grandes Cacaos, dueños de las tierras y de sus riquezas desde los tiempos de la Conquista.

En nuestro tiempo continúan las mismas luchas que vivieron en el ayer nuestros antepasados. Las luchas de castas a través de este Proceso Histórico nos han dejado el camino abierto hacia la lucha de clases. No debemos olvidar que esos muérganos “Grandes Cacaos” o “Los Amos del Valle” del ayer son los mismos “Grandes Magnates” de nuestro tiempo. Quienes hicieron sucumbir las actividades agropecuarias para dar paso a la explotación Comercial del Petróleo a partir de 1917 y que hoy se traduce como un problema de Seguridad Nacional, en vista que sólo tenemos capacidad para mantener al pueblo solamente por tres meses. Adueñándose esos mal paridos encompinchados con el imperialismo Gringo y de esa manera de los recursos naturales no renovables de nuestro país a comienzos de 1900. Donde una serie de “empresarios” inescrupulosos a su entera voluntad han usufructuado las riquezas de la Patria a través de la adulación, el clientelismo, la burocracia y la corrupción administrativa de la clase dirigente en beneficio de las elites cogollocrática de los partidos políticos de la IV República. (También en la V-República) Las centrales obreras y la jerarquía de la iglesia católica.

Hermanos de luchas, bajo el claror de luna y el ardiente sol del cantón de Calabozo, emergió la figura telúrica, titánica y liberadora del Taita Boves quien con gran esfuerzo pudo lograr la unidad del pueblo, como la lealtad y la obediencia de sus legiones bajo su conducción. Quienes reunidos en el bando hermético y secreto de San Gerónimo del Guayabal bajo un solo ejército de pueblo en armas llegaron a jurarle compromiso militante y fidelidad eterna en los llanos del Guárico en la antigua provincia de Caracas. ¿Por qué un pueblo puede llegarle a jurar lealtad a un hombre venido de otras tierras?

¿Cosa curiosa del destino? Ya que nuestro tiempo los terratenientes y latifundistas aún acosan, persiguen y asesinan a los campesinos del Municipio San Gerónimo del Guayabal y en el resto del país. Ante tal situación el Taita Boves en sus afanes libertarios vivió una corta de su apoteósica vida y existencia en las pampas Guariqueñas en donde gallardamente fue aclamado por las multitudes para la posteridad con el título irrenunciable de Taita. Siendo este el tratamiento más grande que haya recibido en su apoteósica vida; convirtiéndose de esta manera en el único e indiscutible jefe soberano del pueblo llanero y de los pobres de Venezuela en armas contra los Mantuanos opresores.

Dicho reconocimiento como pólvora en zamuro se extendió por los Valles del Tuy, hasta los Valles de Aragua; remontando las llanuras del Guárico, Aragua de Barcelona, San Judas Tadeo de Maturín, Cojedes, Portuguesa, Barinas, Apure; traspasando las márgenes del Arauca Vibrador en la inmensa Geografía Nacional, adonde sus ecos llenos de libertad llegaron hasta los Llanos de Casanare, Villavicencio y el Meta, como a las inhóspitas regiones del Guainía, Vichada, Guaviare y Río Negro. Próceros solares de las tierras venezolanas en donde retumbaron y se oyeron los gritos: libertad, y sed de justicia social en boca del Pueblo Soberano y en las palabras del Taita Boves. Ya que él vivía sobre el anca de su caballo; siempre presto al combate y a la lucha diaria, tenía como sus soldados la misma concepción sobre la vida y la muerte, la tierra, el ganado, la libertad, la igualdad y la justicia social. Tetralogía por la cual sus guerreros pudieron entender el concepto de Patria o Nación.

Cabe decir, que el mantuanaje venezolano como casta dominante violadora de los derechos más elementales del pueblo durante tres siglos los descendientes de aquellos “heroicos tarados” quienes dejaron a sus herederos las propiedades y fortunas robadas. Taita Boves encarnado en el presente, es la tormenta popular que está en marcha por todos los rincones de la Patria que, se moviliza a través de un programa de luchas en el cual el pueblo sea dueño de su propio Destino e Historia.

Por desgracia para nuestro pueblo, Taita Boves aún no es el compendio acabado en el Proceso Histórico que vive el sufrido y explotado pueblo venezolano bajo las banderas de una oposición intolerante y genocida. Y en otro lado, bajo los criterios autocráticos de ciertos sectores enemigos del Proceso dentro de las filas Bolivarianas como tal, quienes no creen ni aceptan la crítica ni la autocrítica, creyéndose los detentadores de la verdad y de la razón en clara violación a los principios esgrimidos en el Proyecto Nacional Simón Bolívar. Boves nunca estuvo confundido, ya que él tenía muy claros sus principios sobre la clase social a la cual pertenecía y defendía a ultranza.

¡Gringos Go Home! ¡Libertad para los antiterroristas cubanos Héroes de la Humanidad!

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!

¡Hasta la victoria siempre!

¡Viviremos y Venceremos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1118 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a198722.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO