Chino y Nacho, dólares y tecnologias: Es imposible pedir comprensión


A comienzos de 2014, cuando nos redujeron el cupo de Cadivi a 300 dólares, muchos chavistas que trabajamos en el mundo de la tecnología o la comunicación nos molestamos enormemente, pues dicha decisión entorpeció el trabajo de los revolucionarios en la guerra de cuarta generación, en todos los sentidos.

Quienes trabajan en redes sociales, diseño gráfico, comunicación social, edición de audio y video, etc., necesitan equipos y herramientas tecnológicas, ¡porque del otro lado, a pesar de su quejonería, las tienen! A quienes estamos en el mundo del Software Libre nos llaman constantemente desde los entes públicos para preguntarnos qué hardware funciona en tales o cuales circunstancias. Si yo les respondo que una tarjeta Hauppauge o un dongle USB Mygica son buenos para capturar video bajo software libre, es porque los pude comprar por Amazon para probarlos (aquí no se consiguen)... y en lo particular yo soy uno de esos pendejos que ha brindado ayuda sin cobrar, porque sé que de las respuestas que uno pueda dar depende que un ministerio siga usando su Windows de cachivache o se actualicen a algo mejor, más seguro y más eficiente.

En aquel momento nos tragamos la rabia porque sabíamos que estábamos (y seguimos) en medio de una guerra económica sin precedentes, las guarimbas de febrero nos agarraron desprevenidos y había que defender este proceso a como diera lugar, así tuviéramos que tuitear con un telégrafo o hacer aplicaciones que funcionaran en un ábaco.

Una de tantas VIT que eran ofrecidas en MercadoLibre

Tuvimos que trabajar así, aún cuando veíamos que los equipos VIT, Vtelca y Orinoquia, que deberían tener prioridad para la revolución y el Poder Popular, los estaban comprando gente inescrupulosa para revenderlos en MercadoLibre a cinco veces su precio. Pero cuando uno trataba de obtenerlos a través de los canales regulares, nos decían: "No hay. No hay. ¡No hay!"

Si uno depende de ese cupo anual para compras electrónicas, no es porque uno sea sifrino o pequeñoburgués. Es porque el sueldo de uno no alcanza para comprar esos mismos peroles con los precios especulativos que hay aquí, donde nos venden una laptop de 200 dólares a seis veces el sueldo mínimo.

Esa es la razón que más me molesta del tema de Chino y Nacho. Uno haciendo de todo para ayudar a la Revolución aún cuando la Revolución pareciera hacer lo imposible para que uno no la ayude, y de pronto le facilitan rápidamente una gigantesca cantidad de dólares a Chino y Nacho, a pesar de la forma como nos insultaron hace unos meses a todos los chavistas.

Camaradas, no me salgan con el bendito tema de la inclusión. Chino y Nacho están muy bien incluidos en nuestro país. . Todos los medios privados transmiten su música sin cesar, tanto en la radio como en la televisión. Sus discos están en todas las tiendas. Vienen con frecuencia a hacer conciertos, y en pocos días harán uno en el Anfiteatro del Sambil que sus fanáticas disfrutarán sin tener que "calarse a chavistas" entre el público.

Ojalá lo inverso fuera cierto y todos nuestros artistas combativos y populares venezolanos también estuvieran incluidos en los medios privados, cuya cantidad es tres veces superior a la suma de medios públicos y comunitarios.

No es un tema de inclusión. Es un asunto de respeto hacia sus camaradas chavistas. La próxima vez que estén pensando en darle decenas de miles de dólares a un grupo de opositores recalcitrantes, piensen un poquito en todos esos camaradas revolucionarios a quienes se les ha negado el acceso a este tipo de bienes importados necesarios para trabajar, en particular cuando son casos para ayudar a este proceso o para impulsar el Poder Popular, y a quienes prácticamente nos están dando una bofetada más con ese tipo de decisiones.

Compas, yo puedo entender muchas cosas. Puedo entender que la razón para que no se estén importando suficientes equipos es porque la prioridad absoluta es la comida de nuestro pueblo y sus medicamentos. Comprendemos perfectamente que la gente no come computadoras ni celulares. Que se necesitaron dólares para incrementar 30% la importación de comida y medicinas, porque una gran parte fueron contrabandeadas a Colombia por gente inescrupulosa y sin ética. Que otros estaban usando los 400 dólares para raspar cupos en Cúcuta y Panamá. Que surgieron mafias por todos lados, y combatirlas no es nada fácil.

Todo eso yo lo entiendo. Comprendo las medidas. Tengo críticas con algunas de ellas, pero entiendo que el gobierno bolivariano está haciendo lo imposible para solventar una situación llena de mil variables, y de verdad aplaudo sus esfuerzos por sacarnos adelante de esta crisis en la que nos sumergieron sectores empresariales y de la derecha.

Pero coño, no nos pidan ahora que "comprendamos" también la entrega de miles de dólares a Chino y Nacho mientras nos ponen a hacer una cola de tres días en Los Próceres. No compas, simple y llanamente es inentendible e innecesario. Decir lo contrario es una burla hacia todos nosotros.

Por cierto, ojalá no estén pensando en reducir aún más el cupo electrónico en 2015.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6734 veces.



Luigino Bracci

Estrecho colaborador y antiguo miembro del equipo editor de Aporrea. Bracci es un celoso defensor del Software Libre y de la libertad de expresión.

 lbracci@gmail.com      @lubrio

Visite el perfil de Luigino Bracci para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luigino Bracci

Luigino Bracci

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a198523.htmlCd0NV CAC = , co = US