Reflexiones ingenuas: PDVEXXON

Diariamente circula información, tanto en los medios de comunicación como en forma personal, sobre escasez de suministro de gasolina en las estaciones de servicio del país. Estas informaciones son negadas en ocasiones, y ratificadas en otras por parte del Gobierno Nacional. Cosa que es normal.

Es posible que hayan situaciones en las cuales el suministro del combustible sea suspendido por razones imprevistas, pero, ¿diariamente?

Quizás este no es el meollo del artículo, sin embargo forma parte importante de él. El caso es que si ha habido suspensión del servicio por parte de estaciones de servicio, bien sea porque no fueron surtidas, bien sea porque no prestaron el servicio. Esta es la realidad. Pero lo peor, es que el gobierno es el último que se entera. Y aquí está el problema.

Día a día circulan cientos, miles de camiones cisternas cargados de combustibles hacia distintos destinos del país. Pero es frecuente verlos estacionados a las orillas de las autopistas, carreteras (no uno sino varios). ¿Qué hacen esos camiones ahí parados? ¿Quiénes supervisan el suministro de combustible de las estaciones de servicio y el servicio de transporte de las cisternas?¿Quiénes les hacen seguimiento?.

Igualmente ocurre con el servicio de gas doméstico. Que atiendan una llamada para solicitar el servicio es algo más que un milagro. Pero mayor milagro es si realmente despachan el servicio para la casa. No obstante los cambiones cargados con las bombonas se ven diariamente en las vías de circulación nacional. Pero también estacionadas vendiendo a particulares. Los pedidos no llegan a las casas, pero si a los revendedores que los venden a 100 bs. las unidades pequeñas y 200 las medianas. ¿Quiénes son los encargados de supervisar y garantizar el suministro a los clientes (familias, pequeños negocios)?

Lo mismo ocurre con los lubricantes. Se supone que PDVSA produce desde hace algún tiempo para acá, suficiente cantidad de unidades de lubricantes, a bajo precio y buena calidad. ¿Pero? ¿En donde están escondidos? ¿Por qué se consiguen en los negocios de los revendedores y no en las estaciones de servicio o en el comercio en forma pública? ¿Quién es el responsable de la supervisión y garantía que dichos productos lleguen al destino final, al pueblo?

Reiteradamente ocurren accidentes en las platas de refinamiento de PDVSA (Amuay, El Palito) lo que ocasiona heridos, incertidumbre, pérdidas materiales y económicas, así como escasez de la producción de combustibles.

Pareciera que estas cosas ocurren por puro desorden administrativo, quizás falta de una estructura organizada en la primera empresa del país Petróleos de Venezuela S.A., según la cual el "Petróleo es del Pueblo"

No obstante, es interesante conocer algunas otros aspectos para tener una opinión distinta.

En primer lugar, el nuevo Director de Tecnología e Informática de PDVSA, el pasado viernes 24 de Octubre, el nuevo Director de Tecnologías de Información, Automatización Informática y Telecomunicaciones (AIT) de PDVSA, tras reunir a nivel nacional vía videoconferencia a los cerca de 4.000 empleados que conforman la plantilla de AIT con el objetivo de "rendir cuentas", dedicó una gran parte de su intervención a atacar el Software Libre y muy en especial al Proyecto Canaima, la distribución GNU/Linux del Estado venezolano. Y como contrapartida, se esmeró en defender y realzar plataformas privativas, transnacionales e imperialistas, como la ya conocida secuestradora de organizaciones SAP, plataforma de gestión empresarial que genera tremendas dependencias hacia la transnacional alemana.

Este director de TI, ha sido uno de los principales promotores y artífices de que el sistema SAP haya ido ocupando aceleradamente espacios dentro de la industria petrolera. Fue precisamente quien lideró este proyecto de reimpulso de estas tecnologías apátridas que hoy defiende con vigor. Y se trata de una defensa insólita, dado que en el poco tiempo que lleva implantada SAP, y luego de millones y millones de dólares invertidos, presenta actualmente importantísimas inconsistencias contables en cuanto a montos y volúmenes de venta de crudos, situación altamente preocupante por ser de alto interés nacional.

Segundo, la política anti-obrera que hoy se lleva en la empresa de la empresa atenta contra la concepción socialista y revolucionaria que corresponde a una PDVSA revolucionaria, consustanciada con las necesidades del pueblo y constructora de una patria nueva, justa, participativa e inclusiva. Han sido cientos de trabajadores despedidos por no estar de acuerdo con la manera de gerenciar la empresa, o sólo por no acatar lineamientos que vayan en contra de la honestidad y los intereses sociales. El MPPPST está lleno de demandas contra PDVSA sin que les hayan dado curso, introducidas por trabajadores despedidos injustamente, deudas patronales, así como innumerables denuncias contra directores, gerentes, superintendentes, etc.

Tercero, los actos de corrupción son descarados y ocurren sin desparpajo: Contrataciones de servicios sin cumplir con los mínimos requisitos legales, violación de las disposiciones administrativas y de contraloría interna, peculado de uso, irregularidades administrativas, nepotismo, son algunos de los ilícitos que ocurren en la empresa. El despilfarro, el autoritarismo, la prepotencia, la arrogancia, el maltrato a los usuarios y a los trabajadores, la ineficiencia, son características preeminentes de los funcionarios de la nueva PDVSA.

Cuarto, como dato interesante vale la pena destacar que en las elecciones del C.I.V., en la mesa de los ingenieros de PDVSA, ganó la plancha de oposición, lo cual nos indica que la mayoría de los cargos de relevancia y estratégicos están en manos de los escuálidos.

Quinto, la actitud arrogante, pendenciera, nuevoriquista, petulante y altanera de los empleados de rango de PDVSA, así como el incremento de su fortuna y bienes materiales, nos hace recordar la PDVSA cuarta republicana, donde los empleados tenían ingresos exagerados, participaban de la corrupción de los gerentes y directores nacionales, mientras los obreros, o empleados de bajo rango, tenían exiguos ingresos, ninguna participación ni protagonismo en la empresa.

Y si mi imaginación no me engaña, pareciera que esta PDVSA, sus grandes chivos, sus directores nacionales, gerentes, altos empleados, están preparando un nuevo paro petrolero, pero esta vez usando a los trabajadores como carne de cañón, ya que están creando todas las condiciones para que este se materialice.

El descontento que reina dentro de los trabajadores, así como las fallas denunciadas, nos indica que hay como especies de globos de ensayos, que están estudiando cómo reacciona la población ante una situación de paralización de la empresa. Todo esto en el marco de la guerra de cuarta generación que está declarada desde el imperio contra el proceso revolucionario venezolano.

Creo que este paro petrolero ocurrirá en el marco de las elecciones para elegir los parlamentarios de la Asamblea Nacional, a fin de impactar el ambiente político y generar una eventual derrota de los candidatos del oficialismo. Y más allá, avanzar hacia un golpe de estado para derrocar al Pte. Maduro.

Ante esta situación, y dentro del sacudón declarado por Maduro, es importante realizar una intervención urgente en la estructura de PDVSA, comenzando por sus gerentes y directores nacionales, desmontando el andamiaje golpista que quiere volver a la PDVSA entreguista, sumisa, lacaya. El andamiaje que quiere convertir a PDVSA en una EXXON cualquiera.

Para luego es tarde.

[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1274 veces.



Carlos M. Rodríguez C

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a198412.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO