Algunas propuestas para resolver la severa crisis económica venezolana

Existen excelentes propuestas venezolanas para resolver la crisis económica actual de Venezuela. Una vía de solución inmediata de la actual crisis podría ser combinar las propuestas del economista Felipe Perez Martí ex ministro de Planificación de Chávez, con las propuestas del ingeniero Eudes Vera y las propuestas del ingeniero Jairo Larotta, quien suscribe el presente artículo de opinión. El excelente análisis del economista Felipe Perez Martí propone eliminar los cuatro tipos de cambio actuales y llevarlo a uno solo dentro de una banda de fluctuación. El cambio estimado de Felipe Perez Martí de 27 Bs/$ es producto de un análisis económico concienzudo y analítico, teniendo base sustentable. Incorporar las propuestas de Eudes Vera de cómo eliminar el mercado negro y la fuga de divisas, según su análisis del cambio libre absoluto versus el cambio libre selectivo, para frenar las posibles corridas bancarias y fugas de divisas.

http://www.aporrea.org/actualidad/a177174.html http://www.aporrea.org/actualidad/a176628.html

Ambas propuestas de Felipe Perez Martí y de Eudes Vera con la implementación de vender el petróleo en bolívares, mostraría una posible solución efectiva y eficaz a la crisis financiera venezolana actual. Vamos a reunir estas propuestas para que sean discutidas en conjunto por el gobierno del Presidente Maduro frente a otras posibles soluciones, con la urgencia que amerita la caída de los precios petroleros en el mercado mundial. He aquí el esquema a aplicar:

Primero que todo establecer un cambio único de 27 bolívares por dólar, eliminando los cuatro cambios actuales. En segundo lugar establecer a través del BCV revaluaciones semanales y continuas de un bolivar por dólar. En tercer lugar ir liberando progresivamente el cambio de tal manera que en la semana 27 al igualar el bolivar al dólar, el gobierno pueda instaurar con un decreto presidencial la venta del petróleo en bolívares con esquema de flotación similar al que se propuso en:

09/08/13
Instauración del Bolívar petrolero como divisa monetaria

29/08/13
El bolívar-divisa propuesto de cara al sucre

En cuarto lugar y adaptándonos a la realidad petrolera actual, tenemos que contar solo con ingresos petroleros de 3 millones de barriles diarios de producción de petróleo a 60 dólares por barril según lo previsto en la Ley de Presupuesto 2015. Esto significa 64 mil millones de dólares de ingresos petroleros en el 2015, que manifiesta una disminución real del 40% de los ingresos en 2015.

Por tanto quedaría una disponibilidad prudente para vender diariamente 120 millones de dólares para atender las necesidades de bienes y servicios para que Venezuela pueda funcionar, dejando el resto o sea algo más de 20 mil millones de dólares para inversión petrolera en aumento de producción y para atender gastos de pago de deudas en que hemos incurrido por las fugas de divisas aun con control de cambio. En los últimos años han salido más de 110 mil millones de dólares lo que demuestra la ineficacia del control de cambio. La discrecionalidad en el control de divisas ha sido la principal fuente de corrupción que hay que detener.

Hay que resaltar que la subestimación de ingresos petroleros ha sido hecha desde la 4ta República y ha significado la creación de leyes de endeudamiento que se aprobaron con las leyes de presupuesto de manera simultánea. Esto creó plataformas ideales para devaluar el bolivar los Febreros siguientes a la aprobación de esas leyes de presupuesto. Recuerdo que en el 2005 expresamente anuncié esta maniobra financiera que ameritó de mi parte la introducción de un recurso de amparo ante el TSJ sala constitucional, por violación expresa del artículo 313 de la CRBV en su segundo párrafo que reza: “La Asamblea Nacional podrá alterar las partidas presupuestarias, pero no autorizará medidas que conduzcan a la disminución de los ingresos públicos ni gastos que excedan el monto de las estimaciones de ingresos del Proyecto de Ley de Presupuesto”. El magistrado del TSJ Luis Velázquez Alvaray negó la consideración de este amparo, huyendo de Venezuela a España a los pocos días por cuentas pendientes con los tribunales de justicia venezolanos.

La baja de los precios petroleros afectará a Venezuela durante todo el 2015. La reducción de las misiones, la reducción de la burocracia oficial se hará presente de manera inevitable. Deberemos rescatar las deudas que tienen con Venezuela los países de Petrocaribe con ventas de petróleo, son miles de millones de dólares que ahora necesitamos para sobrellevar esta crisis.

El control de cambio debe mantenerse parcialmente mientras progresa semanalmente la revaluación del bolivar, de tal manera de preservar las reservas de la nación ante eventualidades. Hay que evitar las posibles corridas bancarias y las fugas de divisas de los sectores privados poderosos y de los corruptos gubernamentales que en conchupancia con sectores privados han saqueados las reservas operativas de BCV en los últimos años.

Al revaluar el bolivar frente al dólar debería ocurrir una repatriación de capitales de los venezolanos sacaron para obtener rendimientos superiores a las tasas libor fijadas artificialmente en el exterior, con las cuales pagan intereses los bancos internacionales a esos grandes capitales venezolanos en dólares.

Revaluado progresivamente y de manera continua se autoajustaría la economía venezolana, abaratándose semanalmente el precio de los productos importados y aumentaría el poder adquisitivo de todos los venezolanos sin necesidad de seguir aumentando los sueldos y salarios. Al revaluar el bolivar se aumentaría el precio de la gasolina sin traumas para todos los sectores afectados. De esta manera baja el subsidio de PDVSA en ese rubro y se reduce el contrabando de extracción hacia Colombia y el Norte de Brasil.

Revaluar el bolivar suena muy bonito pero es una tarea ingente para un equipo económico gubernamental que en la actualidad luce acéfalo y actuando con técnicas de gerencia por crisis, apagando incendios de los diferentes sectores afectados por las maxi devaluaciones aplicadas al bolívar. Revaluar es una decisión política inversa que obligaría a las otras medidas económicas como consecuencia. Revaluar es el proceso inverso de las devaluaciones, decisiones políticas tomadas que han ocasionado la crisis obligado a incrementar el circulante, incrementando la inflación con la consabida pérdida de capacidad adquisitiva de los sueldos y salarios.

Se requiere todo el mayor esfuerzo de un equipo consolidado de especialistas en economía y finanzas para lograr esta tarea de recomponer la economía doméstica venezolana. NADIE dice que la causa de los males actuales de la economía se debe a las irresponsables DEVALUACIONES del bolívar, que conjuntamente con el control de cambio, ocasionaron especulación de las divisas, aumento desmesurado de la inflación, especulación en los precios por corruptelas subalternas y contrabando de extracción hacia el países vecinos. Esto se agravó con la fuga de capitales demostrando la inoperancia del control de cambio.

No podemos perder de vista la posición de Venezuela en el escenario internacional el momento que el gobierno venezolano anuncie vender el petróleo en bolívares. Significa que para poder lograr esto es perentorio suscribir acuerdos del BCV con los principales bancos rusos y chinos que son aliados estratégicos de Venezuela. No se puede ignorar la tácita oposición del BM, FMI y BPI a la introducción de nuevas divisas distintas a las existentes especialmente el dólar y el euro.

Sabemos que para validar las transferencias de bolívares-divisa a otros bancos mundiales se requieren la bendición los organismos financieros internacionales mencionados, debido a que los EEUU y Europa se negarían a que sus divisas dólar y euro pierdan terreno ante la avalancha del yuan chino y del rublo ruso. Por tanto adscribirse al sistema de validación MER ruso es la única vía posible para poder así implementar el bolivar divisa como divisa petrolera venezolana. Esta nueva divisa no estaría casada al dólar. Estas son decisiones que deben ser consideradas con la seriedad del caso sin precalificarlas como locuras por los economistas tradicionales que no han pegado una en muchos años.

Debemos también rescatar las cuentas petroleras por cobrar a los países a quienes Venezuela ha vendido petróleo a precios preferenciales y a créditos largos. La urgencia de nuestra crisis lo demanda y esto es actuar en beneficio de nosotros los venezolanos primero que quienes no ostentan nuestro gentilicio.

No es accidental las políticas devaluacionistas de nuestro signo monetario que comenzaron en el gobierno de Luis Herrera Campins el Viernes Negro de Febrero de 1983, y que no han parado hasta la presente fecha. Comparando nuestro devaluado bolivar actual con la fortaleza que tenía antes, da tristeza. Durante 23 años se mantuvo el cambio fijo a 3,35 bolívares por dólar. Durante 22 años mas se mantuvo fijo el cambio a 4,30 bolívares por dólar. Estos 45 años de cambio fijo frente al dólar ocurrió sin control de cambio. Venezuela tenía la moneda más fuerte del planeta, por encima de todas las demás monedas del mundo.

No es justo hoy el signo monetario nuestro haya sido maltratado con fugas de capitales con o sin control de cambio. Casi un millón de millones de dólares han salido de Venezuela en 31 años. Creo que debemos actuar con decisiones valientes como revaluar nuestra moneda, ya que contamos con un respaldo de reservas de hidrocarburos formidables, sin mencionar las otras reservas de minerales estratégicos como el coltan, el oro, y pare de contar. Revaluar es echar para atrás las terribles consecuencias de las devaluaciones hechas irresponsablemente sin aviso ni planificación. Al revaluar se lleva la inflación a un dígito en poco tiempo. Por tanto estando a las puertas del 2015 es menester y perentorio actuar rápido antes que progrese mas la crisis.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 24861 veces.



Jairo Larotta

Ingeniero Civil UCV 1970, Magister Scientiarum Ingeniería Sismo Resistente IMME-UCV 1976, postgrado en UNAM Mexico, UC Berkeley (1974-77). Amplia experiencia en dirección, gerencia en empresas de ingeniería en el área petrolera e industrial. Consultor y asesor de 11 empresas privadas y asesor de Ministerio de la Vivienda y Ministerio del Ambiente (1988-2014), patólogo de estructuras (2005-actual). Construcción de edificios residenciales, centros comerciales, estaciones de metro, naves industriales (1979-86). Secretario Ejecutivo de FUNVISIS (1975-79). Once publicaciones científicas en congresos nacionales y mundiales sobre ingeniería sísmica (1972-77). Más de 120 artículos en Venezuela y exterior sobre monetarismo y macroeconomía (2003-actual). Orador en conferencias, foros, entrevistas por radio y TV sobre macroeconomía geoestratégica, creador del bolivar oro divisa y criptodivisa oficial asociada para venta de hidrocarburos, productos no petroleros, compra de bienes y servicios foráneos (2005-actual). Libros publicados: coautor de "Cien años de compañía", Editorial Don Bosco, Caracas 2006; autor de "El síndrome de la piñata en la idiosincrasia del venezolano", Editorial Dictus Publishing, Saarbüken, Deutschland (2014) ISBN- 978-3-8473-8853-1

 jairolarottas@gmail.com

Visite el perfil de Jairo Larotta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: