El mal ejemplo de la ultraderecha fascista es la mejor motivación para derrotarla

La oposición fascista venezolana gestiona en el extranjero el patrocinio del Imperio, incluida la participación de sus asociadas potencias europeas, para agredir a la “Revolución bolivariana y defenestrar al gobierno revolucionario del Presidente Maduro. La oposición venezolana, está en su derecho de creer, que esa forma de actuar es correcta y, que además le podrá dar buenos resultados. Pero, quienes no tienen derecho ni obligación, a ignorar estas conspiraciones de la ultraderecha; son el Gobierno revolucionario, el partido PSUV y el Polo Patriótico y, tampoco deben desperdiciar, la oportunidad de contraatacar mediáticamente y pedagógicamente para desenmascarar a esa ridícula y traicionera oposición.

Por otro lado, alertar acerca de las razones que motivan a la ultraderecha a insistir en sus nefastos propósitos, representan la oportunidad para crear una más, limpia conciencia en el pueblo, que nos permita blindarnos contra esa campañas opositoras. Debemos recordar que el campo de batalla más importante es en la educación del pueblo, acerca del objetivo de la revolución. Es en la ignorancia y la falta de valores y sentido de responsabilidad con el humanismo, lo que nos mantiene aferrados, a la tonta esperanza que nuestro progreso estará apalancado por nuestra capacidad de llenarnos como bolsas, de toda la basura mediática que nos lanza el imperio.

La forma de actuar de la oposición y de algunos “camaradas revolucionarios” opositores, nos está indicando a gritos, -a nosotros los chavistas- que debemos ser muy avispados, para capitalizar esos errores que cometen los opositores en conjunto. Todo el accionar de la oposición es exactamente una intervención extranjera promocionada por esos reaccionarios, buscan recursos económicos en el extranjero, buscan apoyo comunicacional en el extranjero, buscan dirección técnica, estratégica y táctica en el extranjero, buscan conocimientos necesarios y experticias subversivas en el extranjero, en fin todo lo solicitan afuera. Mientras que, la participación solicitada al pueblo opositor es solamente, mentir, dejarse engañar y odiar a la revolución, a los revolucionarios y al pueblo, claro, todo eso hay que pagarlo. Pero, ¿Con qué se va a pagar? ¿Quiénes lo pagaran? Se pagara con la los haberes de la Patria y, lo pagaran todos los venezolanos con su diario esfuerzo, que definitivamente seguirá hipotecado a los intereses transnacionales.

Esto, es muy bien entendido y acatado por la feligresía opositora, ayudado por nuestra evidente falla comunicacional, que no hemos podido corregir en estos largos 15 años. La revolución se prodiga en alabar al pueblo venezolano por la lealtad de la mayoría del 50% más 1 de la población, que nos mantiene en poder, y no informar y comunicar eficientemente al 50% menos 1 de la oposición. Por ello, corremos el riesgo, que esa minoría del 1% o 3% o 5% se invierta y nos dé un susto. De allí, que, a comunicar y, dar el ejemplo, se ha dicho: menos decir y más hacer

Mientras, en Venezuela gastamos nuestras fuerzas y animo en defendernos de un posible ataque extranjero, provocado por las campañas de descredito contra la revolución y, fabricadas por la oposición criolla.
Deberíamos estar realizando grandes esfuerzos para impulsar las Comunas y el desarrollo de la patria, mediante el empoderamiento definitivo del pueblo.

Todos los aspectos, en los cuales la ultraderecha se basa, para agredirnos con la guerra económica, serán derrotados, cuando el pueblo organizado en Comunas asuma la producción, distribución, administración de insumos y servicios, en su totalidad, para satisfacer sus necesidades. Paralelo a ello, el gobierno revolucionario, debe aplicar todo el peso de la ley contra los delincuentes opositores que agreden a la patria, el pueblo percibirá, que los esfuerzos que está realizando en conjunto con su Gobierno tienen sentido e indefectiblemente, le conducirán a la Independencia total.

Es evidente, que así como la oposición cree, que la intervención extranjera será su mejor aliado para derrotar a la revolución bolivariana. También, la Revolución Bolivariana, está segura que el reconocimiento y apoyo de todos los países progresistas -que son muchos-, también son nuestro mejor aliado, ello es palpable, en el reconocimiento de la ONU a Venezuela por sus esfuerzos en las acciones políticas en favor del pueblo.

Sigamos potenciando nuestra política exterior, el ejemplo es el mejor maestro para enseñar la verdad, y la muestra de ello, es la votación recibida por Venezuela para sentarse en una silla del Consejo de seguridad de la ONU. Ciertamente nuestra revolución es la luz que ya comienza a ser la esperanza de justicia social para los pueblos del Planeta. Hoy un mundo mejor es posible, es cuestión de empujar todos en el mismo sentido.

Cuando la oposición sale fuera de nuestra patria a mendigar apoyo a sus planes está demostrándole a sus seguidores, que su objetivo solo está signado por el poder en sí mismo, no es el bienestar del pueblo. Porque el bienestar del pueblo implica la participación resuelta del mismo pueblo, porque ello, es una empresa conjunta pueblo y revolución, en consecuencia el apoyo requerido debe conseguirse en la interacción efectiva de los dos elementos del binomio pueblo-revolución.

Cuando el PSUV solicita al pueblo un día de salario para la revolución está activando esa corresponsabilidad del pueblo, y cuando el pueblo responde ese llamado, lo hace sin condicionarlo ni pedir prebendas especiales a cambio, sino que la empresa conjunta de darnos Justicia social plena se cumpla. Mientras que, cuando la oposición fascista, extiende la mano menesterosa pero vendepatria, para pedir a las potencias extranjeras, solo, está -sin eufemismos- vendiendo la Patria para recibir a cambio una pírrica cuota de poder. El no conocer ni asimilar este hecho tan significativo y aleccionador por el pueblo opositor y algún sector revolucionario, evidencia que aún nos falta mucha eficiencia en el aspecto comunicacional, y ello debe movernos a una reflexión, acción, acción reflexión como dice el presidente Maduro.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA Y SOBERANA!

¡CHÁVEZ VIVE!

¡LA PATRIA SIGUE!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1145 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a197809.htmlCd0NV CAC = Y co = US