Pildoritas 202 (año VII)

Es mi opinión, gústele o no a pocos o a muchos

Al pasearse por la sección de opinión de Aporrea, y solamente leer el título de los artículos que algunos escriben, no se puede menos que concluir que lamentablemente la página que nació al calor de la lucha contra el golpe de estado del 2002 y el paro petrolero, o por una concesión que considero exagerada a la libertad de expresión, o por alguna otra razón que no atino a concretar, aporrea, que a mi me ha dado la oportunidad de opinar casi que día por medio durante ya casi siete años que cumpliré el próximo diciembre, ha sido penetrada por personajes que se han dedicado a criticar con expresiones a veces ni siquiera escuchadas de boca de quienes se identifican como acérrimos opositores, pero que además se circunscriben a la critica sin aportar absolutamente nada para que lo que critican sea resuelto a favor de la perfectibilidad de proceso, que bien sabemos, como obra de seres humanos, es proclive a errores y equivocaciones, muchas veces por exagerar en la inclusión en cargos oficiales de gente a la que no se le investiga lo suficiente y resulta que es un infiltrado cuya única misión es sabotear la gestión del gobierno.

Por ejemplo, para solo referirme a lo que algunos opinadores, a través de aporrea escribieron, a raíz del anuncio de aumento de salario para todo el colectivo milita, pude observar que ni siquiera de las filas opositoras se oyeron o leyeron tan duras criticas por el anuncio, y sin dilación alguna hubo quienes cometieron el desafuero de meter en un solo saco, a toda la institución armada como si allí lo único que se practican son la corruptela, el crimen, la conchupancia con mafias etc. etc. y que por lo tanto no se merecen beneficios como el anunciado por el Presidente, pero además exigiendo un trato igualitario como si fuese los mismo, por ejemplo estar ocho horas diarias detrás de un escritorio, que casi que las 24 horas en tiempo de conflicto, o 24 por 24 en épocas de normalidad, cargando un fusil y expuesto a dificultades, y entonces, si se exige trato igualitario habría que, generalizarse también, pues se olvida aquello de “para igual trabajo igual remuneración”, y nunca se puede comparar lo que hace un soldado, lo que enfrenta, a lo que se expone, con lo que cualquiera realiza en otro trabajo o profesión.

Ahora bien y lo recordó el Presidente, este gobierno en solo 15 años ha aumentado los salarios 27 veces, una diferencia abismal con las veces que en 40 años los gobiernos de la cuarta lo hicieron, cuando más bien sabemos que en una oportunidad lo que se decretó fue una baja general de salarios.

Vamos a achacarle para no optar por pensar que son otras las razones, la reacción de llamados “revolucionarios” ante la medida, a la inconformidad que siempre es característica de los seres humanos y no como una consecuencia de la infiltración, que así como lo denunció Diosdado Cabello, ha sucedido y le está haciendo mucho daño a la revolución, a niveles del gobierno.

Esto también sucede en los espacios como Aporrea, que quienes la seguimos desde sus inicios hemos considerado un factor importantísimo para la defensa del proceso, para criticas constructivas y para contribuir a la perfectibilidad y por ende a la irreversibilidad de la Revolución y no para cerrar filas con enemigos jurados de absolutamente todo lo que haga el gobierno, cayendo casi siempre en coincidencias nada convenientes.

Es lo que pienso y lo expreso una vez más por la página que me ha dado el privilegio de poder opinar, sin ningún tipo de censura, que se comprueba precisamente cuando se publican artículos como los que aquí comento, a pesar de que están escritos visiblemente con la intención de meterle una puñalada al Proceso e intentar dañar, a veces, a figuras claves de la Revolución.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1225 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: