El tema económico: doble esperanza

Solo en el ámbito de la controversia política, puede darse una situación como la actual, donde un determinado escenario puede ser de esperanza, para el avance, para la liberación, para salvar la existencia de la humanidad, preservando la vida del planeta, construyendo una nueva sociedad consciente, humana, solidaria y transparente mediante la siembra de nuevos valores. Pero ese mismo elemento puede ser también la esperanza para las cúpulas inescrupulosas y pervertidas del capitalismo, que solo sueñan con mantener esa alocada cultura del consumismo y de dominación mediante el empleo de la fuerza bélica, llevándose en su alocada carrera, incluso la vida de la pachamama, a quien han objetivizado y convertido en blanco de sus proyectos de dominación.

Nos referimos a lo que atrae la mirada y los ademanes de todo el pueblo, tanto revolucionario, como contrarrevolucionario: El escenario de la economía, que ciertamente pinta un panorama incierto. Desde aquella infausta medida de devaluación en 46 por ciento de nuestra moneda, con el eufemismo de sincerar el sistema cambiario, la pesadilla no ha terminado, tanto para opositores, como para quienes estamos convencidos que la vía correcta es el socialismo, porque el único proyecto de vida que nos garantiza la convivencia en paz y la regeneración de nuestra enferma madre tierra que ya no resiste más las agresiones del inviable e insostenible sistema capitalista, sustentado en el salvaje consumismo que cada día nos avienta más al desfiladero del abismo.

Asumimos que nos afecta por igual, porque todos vamos al mismo mercado gobernado por los especuladores y estafadores, que solo están pendientes de cuanto ingreso tiene la trabajadora y el trabajador, para sustraérselo mediante la especulación exacerbada y para complemento, también le sustraen el sosiego y la paz espiritual, con el acaparamiento, para crear la escasez inducida que al mismo tiempo genera escenarios de incertidumbre, la peor arma contra el proceso revolucionario.

Se hace necesario que nuestro gobierno revolucionario encabezado por el camarada obrero Nicolás Maduro, se centre en buscar una salida que nos permita fortalecer la esperanza, frente a las agoreras predicciones de los voceros del capitalismo, que a través de la canalla mediática cada día bombardean la psique de nuestro pueblo haciéndole creer, que este es apenas el comienzo de la debacle, porque se hace inexorable la aplicación del paquetazo neoliberal para recibir el abrazo mortal del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, que están calentando sus motores para despegar raudos hacía la República Bolivariana de Venezuela, una vez que Estados Unidos y Arabia Saudita hayan concretado su perverso plan de rendir al gobierno bolivariano, a través del entierro de los precios del petroleo, fenómeno que avanza a peligrosa velocidad, gracias a esa alianza perversa para inundar de petroleo barato el mercado mundial.

Frente a esta amenaza, necesitamos que nuestro gobierno, que nuestro camarada Nicolás Maduro y su equipo aplique el puño de hierro y se olvide del diálogo que proponen los inefables lobistas delos traidores a la patria para ganar tiempo y acabar con el legado de Hugo Rafael Chávez Frías. El único diálogo posible, es con el pueblo, para los traidores de la MUD, la oligarquía parasitaria y la burguesía cipaya explotadora, lo único que se le puede dar duro con el mazo hasta aplastar sus criminales planes.

Con esta breve reflexión creemos haber despejado la ecuación del tema económico doble esperanza*


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1246 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: