Se habla mal de los sistemas públicos, pero ¿Y los privados que?

Una de las enseñanzas que Ernesto "Ché" Guevara la Serna dejó a los revolucionarios y revolucionarias que el creer en el socialismo no debe estar reñido con la calidad y con las cosas buenas. Todo lo contrario, estamos obligados en socialismo, a hacer mucho mejor las cosas, y además de eso, como lo diría Enrique Dussel, el socialismo, debe ser humanamente gratificante.

¿Es humanamente gratificante hacer cola durante 6 horas en un Abasto Bicentenario, Mercal o PDVAL? ¿Es humanamente gratificante ir a un Banco Venezuela, Banco Bicentenario, Banco del Tesoro, y pasar más de medio día para que te atiendan en algún trámite o solicitud? ¿El sólo hecho de trabajar en una institución o empresa del Estado eso me hace que deba prestar un mal servicio y maltratar a cualquier usuario o usuaria? Desde mi punto de vista, es obvio que la respuesta sería negativa.

Nuestra gente debe darse por bien servida cuando visita algún ente, institución o empresa del Estado. Que le queden ganas de volver, eso es lo que quería decir Dussel cuando habla que el socialismo es humanamente gratificante.

Para aquellos que despotrican tan campantes y alegres de nuestro modelo socialista, el cual no esta exento de errores, eso lo señalo y no lo niego, obvian que el problema que afrontamos en Venezuela es más cultural, es de valores, es de moral, que de otra cosa. Una persona, cuando llega a algún cargo o le asignan alguna responsabilidad, piensa que llegó la hora de su "ascenso social", de que lo pusieron "donde haiga", y por ende debe robar, y si no roba, hayan personas que socialmente se lo reprochan y le dicen "tú si eres pendejo", "estas en tal alto cargo y no has agarrado nada". Así estamos.

Lástima que al Comandante Hugo Chávez no le alcanzó el tiempo para sembrarnos suficientemente de conciencia y de los nuevos valores. La ideología es un sistema de creencias y valores que determinan y legitiman un orden social. Si esto es así, entonces ciertamente Hugo Chávez y ahora Nicolás Maduro nos están ideologizando y politizando. En capitalismo y en los mismos Estados Unidos hacen lo mismo, sólo con intereses contrarios a los que creemos en las mejores causas del ser humano, en el socialismo.

El socialismo es un modelo en el que todo debe ser planificado, debe ser previsto, debe ser pensado. El socialismo busca la socialización de los medios de producción. No creemos en aquella mentira que defienden algunos respecto del capitalismo, que es un sistema desregularizado y desregularizador, por aquello "de que la mano invisible del mercado lo arregla todo". Pero lo que obvian los defensores del capitalismo es que generalmente esa "mano invisible" arregla las cosas en beneficio de unos pocos que controlan los medios de producción en detrimento de una inmensa mayoría, que debe vender su fuerza de trabajo, para poder medio garantizar su subsistencia y la de los suyos.

Me ha motivado escribir este artículo, porque es muy llamativo como estando en algunos establecimientos públicos, cuando a uno le ha correspondido estar en una cola, o estando en las calles, algunas personas lo único que hacen es despotricar lo mal que funcionan algunos organismos públicos, y lo engorroso de ciertos y determinados trámites; además de las horas/ hombre pérdidas por el peso del burocratismo, de la inefectividad, la ineficiencia y la ineficacia. Sin duda, como servidor público y militante de la causa revolucionaria, de la causa de Chávez, me declaró enemigo de estos flagelos, de estos vicios, que sin duda debemos erradicar, y que forman parte del Estado Burgués que aún esta muy vigente en la sociedad venezolana.

Pero resulta que nadie habla de los privados, y ojo, porque no todo ente, instituto o empresa pública es mala ni todo ente privado es excelente. La semana pasada, me correspondió abrir una cuenta de fideicomiso en una institución pública donde laboro, en Banesco, valga la mala cuña, y que yo sepa, esa institución bancaria es PRIVADA, y me llamó la atención como había una cola no muy grande, pero que la atención en ese ente privado era paquidérmica, creo que un morrocoy sería mucho más rápido que la atención dada en dicha institución bancaria.

Lo cierto del caso es que tenemos tanta gente disociada, gente formada bajo la mentalidad sumisa, gente que adopta y piensa como los opresores capitalistas y los defienden, pese a que sufra maltratos y faltas de respeto, y hasta en ese ente privado, esa mala atención, esa larga espera producto de que las promotoras atendían solicitudes de créditos, aperturas de cuentas y trámites del Cencoex, sin buscar probablemente unificar procesos para ver si de esa manera se le daba celeridad y reducir los tiempos de espera, y algunos le echaban la culpa al Presidente Maduro o que algunos trabajemos en instituciones del Estado, por su espera y demora en dicha institución bancaria.

Lo cierto del caso es que, en mi caso personal, me correspondió esperar un poco más de tres horas y media en dicha institución, en un trámite que en sí, no me iba a quitar más de veinte minutos. En justicia debo reconocer que la ejecutiva del banco que me atendió, lo hizo con mucha paciencia y atención, pese a que ya era hora de almuerzo.

Otra anécdota me pasó también en esta semana con la empresa Digitel. Desde el pasado sábado 11 de octubre, esta empresa de telefonía ignoro las causas, me había deshabilitado mi servicio Balcberry 500 MB, en donde puedo acceder a las redes sociales y a comunicaciones. Tenía el plan superpegado 50 y ese, los cuales me son cobrados los días 13 de cada mes, y contaba con un saldo de 208 bolívares. Me dejaron sin redes sociales, sin aviso y sin protesto. Pensado que el servicio Blackberry 500 MB no se me reactivaba porque mi Plan Super Pegado 50 podía tener una renta muy baja, lo cambie para el Plan Superpegado 100.

El lunes 13 de octubre, recargue 270 Bs para el saldo, a razón de 80 Bs para mi Plan SuperPegado 100 y 150 bs de la renta de mi servicio Blackberry 500 MB lo que suma 230 Bs de renta. Y contaba con 488 Bs de saldo. Lo cierto del caso es que no podía reactivar el servicio para retomar mi trabajo en las redes, pese a que la gente de Digitel me daba indicaciones vía tuiter, para tratar de solventar el problema.

Lo cierto del caso es que, ya el martes 14 de octubre, cuando se me notifica que se había cobrado la renta de mi Plan de Digitel y de mi servicio Blackberry 500 MB, mi teléfono inteligente solo estaba para hacer y recibir llamadas, y enviar y recibir mensajes de texto. La única opción que me quedo, de manera forzada, fue desactivar el Servicio, y volverlo a activar, donde me quitaron otros 150 Bs más por el Servicio que ya había pagado, es decir, pague un servicio dos veces, que arbitrariamente me había sido suprimido sin por lo menos notificarme.

Lo menos que aspiraba era una disculpa, y la reposición de ese dinero, pero creo que quede despojado del mismo, como le ocurre a muchos.

Pero el hecho de contar estas experiencias, es para abrir los ojos que, sin ser indolentes ante las malas atenciones y la mala prestación de servicios, resaltar que no solo son los públicos los que maltratan y vejan a sus usuarios y usuarias. En los privados, también maltratan y humillan a sus usuarios, y cuando uno presenta un reclamo, cuando te atienden, en la mayoría de los casos, te atienden como que si te estuvieran haciendo un favor o una gracia y no porque sea su trabajo o porque estemos pagando un servicio.

Los servicios que se prestan en entes, organismos o empresas públicas deben ser muy buenos y excelentes, incluso atender a los usuarios y usuarias con paciencia y amor. Y los privados, prestarlo con la calidad, con la transparencia requeridas, porque somos usuarios, y pese a ser entes privados, no olviden que son prestadores de servicios. Y no es culpa del Gobierno de Maduro que ustedes en muchos casos hayan desmejorado la calidad y la diligencia en cuanto la atención al público, a los usuarios y usuarias. Yo a veces me he preguntado, y por eso titulé así mi artículo, se habla mal de los sistemas públicos, pero ¿Y de los privados que?

Y a la gente, independientemente del signo ideológico o político, a no echarle la culpa de todo lo que pasa al Gobierno que lidera Nicolás Maduro. En lo que tengamos responsabilidad, la asumiremos sin ningún tipo de complejos y trataremos de implementar acciones para corregir. Y en el caso de los privados, deberían hacer lo mismo, y en caso de declararse en desacato a las leyes y de seguir maltratando a nuestro pueblo, el Estado debe intervenir para salvaguardar los intereses de nuestro pueblo.

¡Bolívar y Chávez Viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2072 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a196800.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO