Alquimia Política

Socialismo Territorial: la V Revolución

El Presidente Nicolás Maduro, ha puesto en el tapete cinco modelos de revolución, a conquistar: la Revolución Productiva, la Revolución del Conocimiento, la Revolución de la Misiones Sociales, la Revolución Política del Estado, y la Revolución del socialismo territorial, como líneas de orientación en el proceso revolucionario venezolano. Ya las primeras cuatro revoluciones están articuladas con las competencias de los ministerios y demás instancias del poder público gubernamental, pero la quinta revolución es necesario accionarla ya, para crear las verdaderas bases de un proceso de transformación social, cultural y política que augure la plena independencia de nuestro pueblo.

La revolución del socialismo territorial, se ha explicado como las acciones del Estado para cubrir las necesidades propias del ámbito territorial y que se asegure bienestar y pleno servicios a los ciudadanos. Maduro ha expresado que la “…forma de vida caótica que nos impuso un modelo capitalista proponemos una forma de vida comunitaria, de respeto, de convivencia de felicidad, de confianza, confianza de quienes son sus vecinos, de superación de los problemas que surgen en la convivencia". Para materializar esto, el Presidente Maduro creado un nuevo perfil de competencias al Ministerio del Poder Popular para las Comunas, la del Desarrollo Territorial, concentrando sus metas en la consolidación de las comunas para que sirvan de base del socialismo.

El socialismo territorial propuesto, debe incluir, resalta Maduro, la felicidad integral de las personas, para fundamentar esta postura, Maduro recurre al pensamiento de Hugo Chávez, en cuanto a que él “…no valoraba la construcción de carreteras aisladas, se trata de nuevos construcciones, nuevas viviendas pero con una nueva forma de vida. Esa es la preocupación, que cuando lleguemos a los tres millones de viviendas entregadas, no solo esté la vivienda sino que las personas disfruten de una comunidad que viva en socialismo".

En el Ministerio de Comunicación e Información MINCI, el socialismo territorial es la “…doctrina del socialismo territorial implica la reorganización de los servicios del modelo comunal de convivencia y la planificación del nuevo modelo ecosocialista para el futuro en los próximos 200 años”.

En el documento “Ley Plan de la Patria”, se destacan estrategias generales que buscan la consolidación del socialismo mediante la participación de las comunas en los procesos productivos y conformar un sistema de grandes misiones, así como se contempla continuar construyendo el socialismo bolivariano del siglo XXI, en Venezuela, como alternativa al sistema destructivo y salvaje del capitalismo y con ello asegurar la mayor suma de seguridad social, mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad” para nuestro pueblo. En la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, ya aparece registrada la idea de alcanzar la irrupción definitiva del nuevo “…Estado Social y Democrático, de Derecho y de Justicia, mediante la consolidación y expansión del poder popular a través de las Misiones y Grandes Misiones Socialistas y el autogobierno en poblaciones y territorios específicos conformados como Comunas, entre otras políticas”.

El socialismo territorial tiene como principal condicionante la consolidación del Estado Comunal; ya Heinz Dieterich, que a pesar de hoy ser un crítico impulsivo al proceso no se puede despreciar como pensador, había descrito el modelo, desde una perspectiva de único y absoluto, para lograr una sociedad democrática, participativa, socialista y sin clases sociales. Él estableció una metodología para elaborar lo que denominó “El Nuevo Proyecto Histórico”, cuyos pilares estratégicos son el Bloque Regional de Poder (BRP) que estaría integrado económica y política de los Estados Progresistas de la región y el Bloque Regional de Poder Popular (BRPP) y que correspondería a la coordinación continental de los movimientos sociales que apoyen a la implementación del Socialismo del siglo XXI, la idea de Comunidades Creativas y Sostenibilidad ( base del pensamiento del italiano Ezio Manzini); este modelo sostenible se caracteriza por brindar en lo ideológico y territorial, bienestar y supresión de la lógica capitalista; su propuesta la ubicaba más hacia una transformación que impulsara la sociedad para crear el fundamento de un nuevo Estado. Con la “Ley Orgánica de las Comunas” (2009), se buscó dotar al poder popular de un instrumento jurídico que desarrollara y fortaleciera dicho por, “…estableciendo las normas que regulan la constitución, conformación, organización y funcionamiento de la Comuna, como entidad local donde los ciudadanos y ciudadanas en el ejercicio del Poder Popular, ejercen el pleno derecho de la soberanía y desarrollan la participación protagónica mediante formas de autogobierno para la edificación del Estado Comunal, en el marco del Estado democrático y social de derecho y de justicia”.

A todas estas, a la propuesta de un socialismo territorial le hace falta la concreción del Proyecto de “Ley de Ordenamiento Territorial” el cual proponga el contenido político y la estructura que se requiere para conducir la política pública hacia la construcción de espacio geográfico socialista estructurado y organizado. La Ley como tal, permitiría dotar a los poderes e instancias de gubernamentales que no tienen competencias definidas en la CRBV, como es el caso de las comunas, dar paso a la autorganización y diseño del cuerpo institucional del Estado Comunal. Hay, sin embargo posturas críticas acerca del tema. Por ejemplo, el diputado de la Asamblea Nacional por el estado Portuguesa, periodista Iván Colmenares, declaró que “…un Estado Comunal violaría el espíritu de la Constitución y que este proyecto ya fue derrotrado en la consulta refrendaría del año 2007”. David Smolansky, Alcalde del municipio El Hatillo, expresó que: “…las Comunas en Venezuela no están reconocidas en la Constitución, son ilegales. Los alcaldes en la Venezuela de hoy tenemos que ser muy frontales ante las imposiciones que puedan venir desde Miraflores para imponer las comunas, desconocer la voluntad de los vecinos y acabar con los gobiernos municipales”. Por su parte, el presidente del partido Comité de Organización Política Electoral Independiente, conocido también por su eslogan Partido Socialcristiano o Partido Verde, o COPEI, Roberto Enríquez, expresó que la política económica venezolana y la visión de desarrollo del país "sigue siendo el principal problema" que no se termina de enfrentarse. En una frase: no se termina de entender que el bienestar y el progreso no puede alcanzarse con índices mínimo de organización y desarrollo local. El socialismo territorial viene a darle fortaleza al poder popular local que repercutirá en un progresivo afianzamiento de la economía nacional. Pero con guerra económica y contrabando, no es posible, en el ámbito del contexto local, fundar bases de armonía y equilibrio que garanticen el éxito de las políticas económicas implementadas hasta el momento.

El socialismo territorial se plantea, en definitiva, desde el marco del modelo ecosocialista, un modelo que obedezca a la doctrina política que integre las ideas del socialismo y las del ecologismo; desde el punto de vista de este modelo se aprecia el capitalismo como un sistema perjudicial tanto para la sociedad como para el medio ambiente, desmarcándose de la mecánica de la economía neoclásica y apoyándose en la justicia social el objetivo político a conquistar. Sin embargo, según la socióloga María Pilar García-Guadilla, en su ensayo “Ecosocialismo del siglo xxi y modelo de desarrollo bolivariano: los mitos de la sustentabilidad ambiental y de la democracia participativa en Venezuela”, publicado en la Revista Venezolana de Economía y Ciencias Sociales (v.15 n°1, Caracas abril, 2009, p.1), es un modelo que ni la “…constitucionalización de las demandas ambientales, ni la propiedad gubernamental de los principales recursos naturales, ni el discurso antineoliberal, antiimperialista y antiglobalización …han sido suficientes para transformar el modelo de desarrollo neoliberal y capitalista imperante en Venezuela.” Dicho modelo, expresa García-Guadilla, “… no parece ser sustentable ambientalmente ya que los planes y políticas de desarrollo previstos no han cambiado la lógica productivista, instrumental y desarrollista de los modelos anteriores…” Claro está, se necesita voluntad política para resarcir esta situación que, y no es novedad para ningún sector de la revolución, es una de las debilidades que ha venido arrastrando el proceso.

El ecosocialismo, como modelo ideal que condiciones la institucionalidad del Estado Comunal, volviendo a ideas de García-Guadilla, “…debe ser entendido como una línea de razonamiento encaminada a ser un nuevo sistema socioeconómico, basado en una lectura de la crisis actual y las condiciones necesarias para superar dicha crisis social y ecológica”. En este sentido, las posibilidades de un ecosocialismo del siglo XXI, en Venezuela pasan, en primer lugar, por superar la profunda brecha que existe entre el discurso y la realidad del modelo de desarrollo haciendo una lectura objetiva de la crisis ambiental, y, en segundo lugar, por la construcción colectiva de tal modelo.”

Estas ideas deben sustentarse en lo expresado por Ricardo Molina (Ministro del Poder Popular de Vivienda, Habitad y Ecosocialismo), en cuanto a que es necesario “…impulsar todo los relacionado al ecosocialismo para crear una nueva visión, para fortalecer el aprovechamiento de nuestros recursos con el fin de satisfacer las necesidades de nuestro pueblo y garantizar el desarrollo de los objetivos históricos contemplados en el Plan de la Patria”.

El Presidente Maduro ha motivado para impulsar esta quinta revolución, el socialismo territorial, pero no será posible su éxito si no se terminan de fortalecer las otras cuatro: la Revolución Productiva, la Revolución del Conocimiento, la Revolución de la Misiones Sociales, y la Revolución Política del Estado, inscritas en el pensamiento de Hugo Chávez, y que abarcan los cinco grandes objetivos históricos del Plan de la Patria, materializada en Ley en diciembre del 2013, que esboza las líneas generales del Segundo Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación. *.- azocarramon1968@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6139 veces.



Ramón Eduardo Azocar Añez

Doctor en Ciencias de la Educación/Politólogo/ Planificador. Docente Universitario, Conferencista y Asesor en Políticas Públicas y Planificación (Consejo Legislativo del Estado Portuguesa, Alcaldías de Guanare, Ospino y San Genaro de Boconoito).

 azocarramon1968@gmail.com

Visite el perfil de Ramón Eduardo Azócar Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: