La MUD y los chavistas…

Es realmente impresionante, único e irrepetible, que un gobierno que ha degenerado al país al máximo, convirtiéndolo en el más inseguro, el de mayor inflación, con niveles vejatorios de escasez y donde los servicios públicos son una paila infernal, tenga una oposición que no logre capitalizar el descontento, es ¡asombroso! Sin embargo, existen varias razones del por qué: La primera es que la incesante campaña mediática contra la oposición rinde frutos, es probablemente lo único donde el gobierno ha sido realmente eficiente. Prácticamente no hay minuto en la televisión venezolana, radios comunitarios o páginas de periódicos locales, regionales o nacionales donde no aparezca una propaganda oficial endilgando el caos del país a sus detractores, satanizándolos, así como también sometiéndolos a un penitente acoso institucional y a controversiales decisiones judiciales. Es evidente que esta estrategia gubernamental cimenta una fuerte matriz negativa que envuelve a estos líderes, tapizándolos de miedos e incertidumbres, que confunden a quienes cansados del gobierno aspiran una salida.

En segundo lugar, la oposición no termina de comprender el sentido real de la coyuntura, la Venezuela de hoy presenta problemas faraónicos en todos sus sectores, ninguno escapa del caos, es decir, no es una coyuntura expresamente política, sino cultural, educativa, económica y pare de contar, entonces, para poder crear ofertas, soluciones creíbles, con alto grado de veracidad, que renueven esperanzas, es imprescindible que la MUD deje de ser de partidos y abra su compás a todos los sectores nacionales, solo así podrá ser oída, atendida por propios y extraños.

En tercer lugar, una reacción natural ante el desengaño político en el que han caído los venezolanos sin excepción alguna, generando apatía, así el gobierno del presidente Maduro diariamente pierde afectos, como también los pierde la oposición, conducta social negativa que refuerza las distintas problemáticas que afronta el país, porque quien debe asumir la voluntad de cambio (el pueblo) no lo hace.

En cuarto lugar, la errada percepción de división de la oposición atribuidas a diferencias de opiniones opaca a este sector, cuando es probablemente su mayor fortaleza, no olvidemos que en democracia la discusión, la confrontación de ideas en búsqueda de consensos es el alimento que nutre este sistema, en todo caso, no importa si exista la MUD y otras agrupaciones, lo importante es que al final los candidatos sean electos por primarias.

leandrotango@gmail.com

@leandrotango

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1394 veces.



Leandro Rodríguez Linárez

Politólogo / Analista político / Articulista de opinión, con más de 1.200 artículos publicados nacional e internacionalmente.

 leandrotango@gmail.com      @leandrotango

Visite el perfil de Leandro Rodríguez Linárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leandro Rodríguez Linárez

Leandro Rodríguez Linárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a194036.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO