Y entonces me dan ganas de vomitar en el centro de mi ciudad

Buscar y buscar y nada que se encuentra y nada que se ve y entonces frente a un supermercado que paga impuestos, nomina, luz, agua, servicios, impuestos esta un puesto de un buhonero vendiendo de todo lo que no hay en el comercio establecido a precios de mercado negro.


Y corre por la Calle Libertad y la comercio y las antiguas casonas de Valencia son depósitos de mercancía y de los hierros viejos de los buhoneros o “comerciantes informales” que nadie se atreve a tocar y la policía pasa y vuelve a pasar y nada. Dale que es tarde que nada ocurre y Valencia parece signada por la desgracia o por una maldición y si gana el Proceso con Acosta la vaina no es tan buena y si gana Parra es de vomitarse y si gana el Pollo es ineficacia y trampa y abandono y si gana Ameliach el silencio es ruido al lado de las soluciones que brinda.


Entonces ¿qué carajos pasa? Desde mi casa en Palotal en la zona sur de la ciudad se ve a la oposición y al gobierno haciendo de las suyas unos respondiendo y otros preguntando pero la ciudad se derrumba y la indolencia es el mascaron de proa de quien gobierne, no importa si patean de zurda o con la derecha el balón que somos todos sufre y sufre, las costuras se rasgan y aquí estamos.


Veo lo del capta huellas y lo de los sistemas pero la lucha contra tales flagelos el acaparamiento por parte del comercio informal o sea buhoneros son un drama y con el escudo de que son “gente humilde” todo se resuelve, acaso no se ve que a las 6 de la mañana llegan camiones y camiones bajando frutas, botes y paquetes de leches y café, harina de maíz y todo lo que haga falta. Que la acentuación delata el origen y el destino de la mercancía.


Mi madre mientras tanto en Palotal y a cien metros de su casa la Avenida Bolívar Sur entre las estaciones Palotal y Santa Rosa es un espacio para experimentar de cómo no deberían funcionar las cosas suciedad, robo descarado con los productos de la canasta básica, terminales , descuido de las aceras o ausencia de las mismas y claro el discurso de gobiernos municipales, regionales y nacionales y pensamos si ya Cochiola que es opsitor o fue candidato de la oposición se sienta a dialogar con el gobierno nacional ¿Qué falta? .


La vida y sus actos, la vida y sus carencia la existencia sin respuestas de ningún tipo y con un alcalde y un gobernador que parecen comandados por una sola cuerda mecánica, donde no la anarquía y si el caos se apodero de la ciudad.


El Chicago de los 20s pero sin ley seca, el chicago de los 20s pero sin limpieza y si con “ganstercillos” de baja estofa y con dueños de la calle y del aire nauseabundo que se respira en ella, la ciudad esta signada como por una maldición gitana o en aquelarre lo bailan quienes gobiernan.


Por cierto escucho en las filas del hoy partido de gobierno chicos que alguna vez pude hablar con ellos con amabilidad y cortesía, con sueños y esperanzas hoy prefiero no hablarles las abultadas cuentas y no del rosario. Hacen que mi vida tenga menos dolores en el bolsillo de atrás o este menos preocupado que ellos por algo que aún no logro descubrir.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1996 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a194034.htmlCd0NV CAC = Y co = US