La recreación de un pueblo que va saliendo del olvido

Es increíble la obra de Chávez, se pierde de vista su legado de lo lejos y profundo que lo trazó, un legado que llega al pueblo, con todo y una campaña increíblemente desigual en todos los sentidos, pero que es la gente humilde, la que lleva la batuta y la que sabe que el Caracazo que añora Margarita López, está solo en la cabeza de mentes que se acostumbraron a ver por encima del hombro a los demás y al creerse seres superiores, demuestran el porqué de unas guarimbas fracasadas y una MUD asfixiada. En nuestro país, con todo y los laboratorios más eficientes del mundo en eso de tumbar gobiernos, mandamos los pobres aunque todo este caro; sabemos que es parte de la guerra que debemos enfrentar los países que decidimos que no necesitamos al imperio para lograr la independencia científica, tecnológica, la comunicación y la soberanía.

Dentro de toda esta tonelada de estopa, llena de miel y hormigas, se recupera la recreación para un pueblo que llegó a estar tan desasistido (yo lo viví) que la gente de verdad que sobrevivía en una situación bien precaria y sin recursos y por eso, llegamos al golpe del comandante. Hoy la cultura, el entretenimiento, el deporte, la recreación, el turismo, entre otras formas de esparcimiento y buena vida, cobran un interés de carácter estratégico, porque el pueblo de a pie, tiene los mismos derechos y cuidado y no mas, que los amos del valle, los inmigrantes escuálidos y los disociados en general a divertirse sanamente en SU PATRIA. Es por ello que existe una Maestría en Educación, Mención Recreación, que se imparte en la Upel Maracay, que es de suma importancia para contribuir con el diseño de una vida que use el tiempo libre de forma adecuada.

Siendo que mi línea investigativa en la UBV, es el estudio de la industria cultural y el entretenimiento, decidí entrar en la Maestría en Recreación de la UPEL, para convertir las aldeas Bolivarianas, en centros de cultura, recreación, entretenimiento, deportes etc. para las comunidades aledañas a nuestros centros de estudio y no permitir que los momentos libres se conviertan en tiempos de ocio y así, dejar que se pierdan talentos en bruto que pueblan nuestras comunidades, lo malo de la Maestría en Recreación de la UPEL, es que se queda puertas adentro, de unos muros que separan cual muro de Berlín, a la comunidad; de los vecinos, de un instituto que debería estar más conectado con el pueblo que lo circunda. Total que pienso que las dos líneas se complementan, tanto la de la UPEL, como la de la Bolivariana y de esa fusión, saldrá algo bueno.

Hoy, vemos a la gente de nuestro país preguntándose ¿Qué pasará? ¿Mejorara la situación? ¿O la inflación inducida y no inducida seguirán como perro por su casa? Pienso que la gasolina debe ser puesta la de 91 en un Bolívar y la de 95 en un Bolívar y medio, así se podrán dirigir esos recursos a tantas cosas, eso sí, sin obviar la recreación, como canal de tranquilidad y bienestar de un pueblo más preparado y con unas ganas de salir de abajo que no las brinca un venao. Todo está, en buscar nuevas figuras que rescaten a las ya vapuleadas por la defensa de la revolución; una revolución que a los coñazos, va avanzando, con muchos errores pero en lo que es mantener a un pueblo feliz, alegre, con su comida, su salud y su educación al día, se destaca y va mejorando con cada vacación o fin de curso que llega, el disfrute total del pueblo que va saliendo del olvido, en esta lucha de clases en la que el chorro petrolero va sembrándolo el pueblo humilde, que asume con firmeza el manejo de una República Bolivariana que es ejemplo para los pueblos pequeños del mundo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1263 veces.



Jorge Osorio Rojas


Visite el perfil de Jorge Osorio Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a192743.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO