Chávez: Obra y destino

“La vida humana se debate entre dos polaridades: una, la del destino individual, de la realización personal que nos impide desaparecer en el caos masivo, inauténtico y desvirtuado; otra, el impulso colectivo que nos lleva a proceder y a actuar como si fuésemos simples partes de un destino general. “No somos lo que queremos ser —dicen los científicos— sino lo que los demás quieren que seamos” “No elegimos nuestro destino —decía Nietzsche— somos elegidos” Con el fin de mantener su coherencia y equilibrio, la humanidad se vale de unas líneas de fuerza o estereotipos que en cierta forma regulan la conducta humana.

“ElComandanteChávez, verbalizóloqueestabainformuladoyasistióalalumbramientodeloqueestabaporvenirydeterminaelcambioenlasinstituciones.

NoestareafácilnigrataladelRevolucionario. Esdura, cruel, preñadadepeligros”.

Sobornada la voluntad de transformación de los que desde abajo pugnan por transformar o amordazados los irreductibles, la voluntad de reestructuración más que una proeza es una temeridad heroica, ante la cual hay que inclinarse y en particular si el esfuerzo fue coronado por el éxito. La posibilidad, raíz del progreso e hija dilecta de la revolución, engendra angustia inminente y concreta en el hombre común.Sin dejar de creer que el pueblo, además de ser expresión de su tiempo y de su espacio está ilimitado por ambos factores, no podemos olvidar que el hombre es el único ser viviente capaz de modificar su circunstancia, sea para destruirla y envilecerla, o para elevarla dentro de sus posibilidades.

El primer deber de un político con vocación de transformación social es llegar al poder: En la insurrección militar del4F de 1992, el Comandante Chávez y los militares que lo acompañaron, no vacilaron en hacerlo, al juntar esfuerzos con los factores que se decían progresistas para derrocar al gobierno puntofijista que durante 40 años había marginadoal pueblo. ¿Fue ese su pecado original? En modo alguno. Chávez fue fiel a sus principios. La Biblia dice en alguna parte, que el Señor ve con buenos ojos al puñal que se esgrime contra el tirano.

Por evolución no se pasa del sayonato a la libertad y a la igualdad. A dossiglos del sistema político post-independencia no se ha traducido en cambios o mutaciones favorables al pueblo. Por vía electoral no se alcanza el poder en una sociedad donde existía una burguesía dominante, como eufemísticamente se habla dela IV República. Venezuela era un sayonato nacido del contubernio de una casta militar bárbara y una burguesía provecta. A esas alturas de la vidael Comandante Chávez, con plena conciencia de su destino y papel en la historia, considera que el instrumento más firme para consolidar la igualdad, no es la victoria en las elecciones su primer objetivo.El socialismo. Una obra ciclópea, que en medio de las luces que la engalanan, exige inclemente atención para no caer en desvaríos.

El Comandante Chávez comprendió que para establecer un gobierno igualitario dentro del sayonato era necesario un partido y ese partido lo hizo con sus propias manos. Lo hemos visto actuar en muy diversas circunstancias asumiendo los roles más opuestos. En algunas oportunidades —y cuando lo creía conveniente— podía ser blando, jovial y cordial, mutándose en duro, severo, dominante y distante en cuestión de minutos. La pluralidad de actitudes no es vicio sino adecuación a los propósitos. Para hacer un partido hay que persuadir. Para lograr un cambio hay que indoctrinar. El líder, cuando comienza, no puede rechazar ofertas. Un partido político en la Venezuela de hace veinte años era toda una gesta dentro de la heterogeneidad cultural que todavía nos abruma. El alma de un pueblo no se penetra, la vivencia es la que aporta datos ciertos.

El haber nacido en Sabaneta de Barinas, encrucijada de campo abierto y aldea. La Casa de los Sueños Azules, le dio la vivencia de la Venezuela que era y de la que habría de ser.¿Puesqué, noesnadapoderpenetrarhastalosplieguesmásrecónditosdelcorazóndelpueblo, podermirarhastaelfondodeélytenerloenlamanodesnudo?

NodejemosquesuLegadosepierdaytengaqueexclamar como Bolívar: Ytodo, ¿paraqué?¡ChávezVive, laLuchasigue!

¡PatriaSocialistaoMuerte!

¡Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1225 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a192727.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO