En el marco del III Congreso del PSUV

El poder popular, sus nuevos y permanentes retos

El decurso humilde de nuestro movimiento popular durante estos últimos 15 años de Revolución en el poder, nos ha mostrado diversas formas de cómo afrontar los retos de la organización, la planificación, y el avance para el alcance de las luchas, y de trance, primero los círculos bolivarianos, los comités de tierras urbanas, la mesas técnicas de agua, el proceso bajo el liderazgo y guía del Comandante Hugo Chávez, se atrevió a dar un paso cualitativo hacia adelante con el nacimiento de la organización de base que le diera contenido y fuerza orgánica a los movimientos creados hasta este momento, y es el año 2005-2006 cuando se propone que para avanzar aceleradamente en lo que se llamó la transferencia de poder al pueblo, el Comandante propone la creación de los consejos comunales para enraizar en el barrio, en las comunidades los principios constitucionales incipientes de la Revolución, para transformar la vida de la gente, y nace primero la organización y luego la ley, como corolario del emergimiento de las naturales contradicciones de los procesos sociales.

Todas y todos hemos conocido el devenir de las organizaciones de base del Poder Popular venezolanas conocidas como Consejos Comunales, sin temor a equivocarnos, más allá que se pueda comentar sus debilidades o amenazas, es innegable que en términos concretos de organización popular representa un avance que nosotros mismos no hemos valorado de forma objetiva, y la defensa no atiende a criterios mecanicistas políticos, para nada, se trata de una realidad que no existía antes de 2005, como nucleación del poder concentrado y a la vez explotado de la gente para hacer conciencia sobre sus formas peculiares de vida y la posibilidad convertida en derecho, de poder incidir en esa realidad para transformarla, se nos parece a Marx verdad?, con la respuesta innegable de que las comunidades efectivamente se han transformado en términos inimaginables.

Uno de los logros, es que a través de la organización popular orgánica, por decirlo metafóricamente, es la politización de la gente, eso es producto de un Revolución Política, y no se ha valorado en su exacta dimensión, el hecho solo que blancos, afrodecendientes, mestizos, migrantes, y grupos vulnerables que jamás se habían visto como iguales lo hagan para discutir sobre sus necesidades es ya un logro muy grande, entendiendo que todavía falta mucho.

Estos alcances se han materializado porque los movimientos sociales que le dan vida al proceso revolucionario progresivamente mejoran sus acciones, sus planes y logros, un ejemplo de ello el movimiento ecologista, pudo romper el cerco mediático y discutir con el alto gobierno y en cadena nacional las grandes contradicciones internas en materia ambiental y animal que se están desenvolviendo en el marco irónicamente de una Revolución Cultural Social, para ello tuvimos que esperar 15 años compatriotas, sin embargo, nos parece muy interesante y ya los avances en términos de logros en cuanto a objetivos y metas es que muy pronto se instalará un Congreso Constituyente en materia de conservación del planeta y ecología venezolano, muy relevante considerando que a mucha gente se le olvido que lo que vivimos diariamente es un proceso constituyente originario popular de refundación permanente, y los movimientos sociales junto al Poder Popular son la savia fundamental para acelerar las contradicciones, sacarlas a la luz y darle el tratamiento y abordaje adecuado para la coyuntura que está teniendo lugar.
Ahora bien, los movimientos sociales y políticos, tal y como los conocemos deben en este momento analizar bien su papel estelar en la coyuntura de hoy, porque debemos avanzar en varios temas a la brevedad posible, uno de ellos, como nos sobreponemos a la desestabilización, al asedio, a las amenazas, y terminamos de avanzar a la comuna socialista, y al llamado Estado Comunal.

Es lo que humildemente tratare de esbozar en este breve escrito para ustedes, en primer lugar el reconocimiento sin ambages de lo que somos, somos una Patria multiétnica, pluricultural, plurijurídica y pluridiversa, esta realidad nos obliga a considerar varios elementos fundamentales a la hora de caracterizar ese estado comunal que nos obligan a creer, a inventar pero que no sabemos cómo porque no hay receta para que nazca de forma mecanicista.

Muy a mi forma de ver el mundo, hoy tenemos un estado comunal obrero revolucionario en construcción muy necesario para consolidar allá en el futuro en varios años el Estado Democrático, Social de Derecho y de Justicia que tenemos dibujado en la constitución, sí, por más increíblemente que parezca, el estado actual debe transformarse primeramente en un estado comunal obrero revolucionario que cambie las relaciones sociales primero entre nosotros y por ello el gran esfuerzo de Hugo Chávez, en repetirnos sobre la necesidad de crear una nueva cultura comunal, una nueva espiritualidad humana, que supere las grandes condiciones del capitalismo inoculado desde hace 500 años en Nuestra patria.

Esto porque las leyes que tenemos, forman parte de la legalidad que necesitamos para progresivamente darle la legitimidad a los procesos que se están construyendo, y esto es poco a poco, se irá acelerando en los términos en que se eleve la conciencia del pueblo, sobre todo en el esfuerzo de entender cuál es el papel en la coyuntura actual.

Otro de los elementos a considerar es el tema de la economía política en la construcción del Estado Comunal Obrero Revolucionario, en el caso actual de las mesas de paz, de economía, nuestra idea para debatir se basa en las redes de productores libres y asociados (REPLAS)articulados mediante un sistema bien estructurado de producción por ciclos de rubros tradicionales, con seguimiento y control riguroso en el tema de los financiamientos pero a gran escala, que debe incorporar la activación de la línea de bioinsumos de AGROPATRIA que es una orden dejada en el Plan de la Patria 2013-2019 a los efectos de hacer letra viva de avanzar en la producción a gran escala de forma orgánica, luego ese sistema debe garantizar la provisión de los vehículos de transporte necesarios para mover los alimentos por parte del gobierno para atacar y derribar la mafia de los intermediarios, por ahora este sistema es estratégico crearlo para garantizar la seguridad alimentaria, y luego un proceso de distribución a la red de venta de alimentos regulados del Gobierno MERCAL, PDVAL y Abasto Bicentenario, y desde aquí articular de forma eficiente con los consejos comunales y comunas socialistas para que el Poder Popular de forma planificada realmente pueda distribuir en condiciones dignas a la mayor cantidad de la población trabajadora en las comunidades para poder proteger realmente el salario, las REPLAS estas redes de productores libres y asociados deben ser creadas, organizadas y direccionadas por las Comunas Socialistas, ya que nuestra premisa no es la productividad, se trata de mejorar la eficiencia en las relaciones sociales de producción desde el nivel primario.

Y bueno se trata de seguir debatiendo, por cuanto el tema cultural es vital, ahorita todos y todas debemos participar de la consulta nacional sobre la calidad educativa, ¿ustedes preguntaran por qué?, porque solo con una educación liberadora, emancipadora que garantice formar a estas y nuevas generaciones en los principios que están establecidos en la Constitución de la República como es la vida, la dignidad, la ética, el pluralismo político, la libertad con responsabilidad social, prosperidad, sociedad justa y amante de la paz, y si un país no se forma en estas premisas ontológicas y axiológicas, entonces no podrá ejecutar su Plan Estratégico de Desarrollo, en el caso Venezolano más profundamente porque estamos desafiando toda la epistemología de dominación del punto cero europeizante que determinó toda nuestra cultura hasta nuestros días, este es otro reto fundante de la Comuna hoy, avanzar en la construcción de esa nueva cultura comunal, del trabajo por encima de la lógica capitalista de competencia, el reconocimiento y la tolerancia frente a la invisibilización y la muerte del fascismo al cual contrastamos, y en fin, el reconocimiento de nuestra identidad indigenista, afro descendiente, de clase revolucionaria, identidad de igualdad de género, ambientalista, bolivariana y latinoamericanista, como los elementos centrales de los principios axiológicos que deben desarrollarse en la comuna para trasformar realmente la manera en que nos vemos, nos reconocemos y nos reconstruimos realmente desde nuestras raíces.

Esto es un proceso inédito y de recreación permanente en conformidad con la Refundación Patria aprobada en diciembre de 1999, y que continuará mientras vivamos la transición hacia otro modelo que es el que Hugo Chávez propuso!!! Socialismo Bolivariano!!!

Legislador. Abogado Henrys Mogollón
Delegado del Municipio Independencia
del Estado Yaracuy.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2531 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas