El Currículo Emancipador de la Universidad Campesina de Venezuela “Argimiro Gabaldón

Chávez le atribuía a la educación una función fundamentalmente liberadora, al igual que Simón Bolívar y José Martí (http://www.avn.info.ve/contenido/educaci%C3%B3n-socialismo-es-liberadora-e-incluyente)

De allí que la Universidad campesina de Venezuela haya asumido como elemento fundamental de la formación campesina el Currículo Emancipador. El currículo emancipador representa el motor que guía la formación de los campesinos y campesinas para poder contribuir a enfrentar los desafíos del tiempo y responder a las exigencias de la Revolución Bolivariana, de manera que  cumpla con la misión de construir una formación integral en correspondencia con las necesidades del desarrollo socialista de su comunidad, la región y del país.

 

Es indispensable para llevar adelante este proceso, no solamente proponer e implementar el currículo, sino que además es fundamental que la universidad dentro de la nueva institucionalidad revolucionaria asuma el cambio como política para hacer posible las transformaciones necesarias.

Para favorecer la estrategia de una formación integral de la clase campesina venezolano y hacer su participación consciente, protagónica y productiva, se asumen criterios éticos y de formación científico- técnica pertinente, diseñando acciones para la práctica educativa revolucionaria de las y los participantes. El desarrollo humano integral del campesino es inherente al crecimiento económico, la protección de los recursos naturales y del ambiente, al combate de la pobreza, a la satisfacción de las necesidades de la gente en cuanto a su alimentación y salud; en tal sentido, la formación debe orientarse a responder a estos desafíos y contribuir con el bienestar colectivo. Para lograrlo se deben elaborar y ejecutar proyectos contextualizados  en los cuales los participantes logren objetivos que impacten y transformen las realidades adversas. El plan de formación se desarrollará en el marco del Currículo Emancipador, el cual constituye la base pedagógica fundamental de la Universidad Campesina.

 

Una de las  estrategias para promover una práctica educativa transformadora y orientada hacia la emancipación del campesino y el socialismo agrario, es el  estudio de los problemas locales de la producción, la agroindustria, el comercio justo, la salud agrícola, la organización social y demás temas problemas que hagan de los espacios territoriales zonas en pleno proceso de liberación del modelo capitalista. De esta manera, se concreta la  pertinencia del currículo y la integración de la educación con la comunidad en atención de sus necesidades y sirviendo de referencia o modelo tecnológico revolucionario  para multiplicar los logros alcanzados.

Las razones que justifican la propuesta del Currículo Emancipador están dadas por las circunstancias mismas de la realidad campesina concreta y del modelo educativo hasta ahora implementado en el medio rural. Consideramos que existe una educación urbana que se desarrolla en el campo y no una educación campesina contextualizada. En esta oportunidad haremos del proceso educativo el instrumento ideal para fortalecer la cultura y el arraigo del campesino, evitando su migración. El aula de clase será su propia parcela o los ámbitos colectivos de producción y su esfuerzo será compartido entre otros campesinos y campesinas en jornadas de trabajo productivo,  y análisis en conjunto de temas problemas. Es  fundamental en esta dinámica formativa privilegiar el diálogo de saberes y la integración de los docentes emancipadores a la cotidianidad productiva del campesino, mediante los proyectos de trabajo acordados.

 

        De esta manera se crearán las condiciones objetivas para plantearse retos superiores, como es la relación con otros sectores sociales y productivos en la construcción del socialismo.

El contenido del Currículo Emancipador, en el cual haya habido participación crítica de docentes y estudiantes, proporcionará la base para la construcción del saber, por supuesto asumiendo la integración de los saberes campesinos y la base científica del conocimiento y los aspectos fundamentales de los sistemas sociales, es decir, los temas problemas, como los insumos fundamentales del contenido.

La visión de totalidad asumida por el Currículo Emancipador, orientará la organización del plan de estudios, considerando objetos y proyectos inter y pluridisciplinarios como son los problemas de la producción de alimentos, desequilibrios ambientales, salud agrícola, relación de la producción campesina con la agroindustria, y el sistema de comercio justo.

 

El diseño del plan de estudios, según estos criterios innovadores, permitirá articular sistemáticamente los conocimientos, impactando inclusive a nuevas formas administrativas y organizativas, como por ejemplo, los consejos campesinos, las empresas de propiedad social, las redes solidarias de distribución de alimentos.

Una  de las características que tiene el Currículo Emancipador es su perspectiva territorial e inclusive reivindica propuestas realizadas por los mismos campesinos y campesinas en reclamo histórico de sus derechos, las cuales han venido cobrando vigencia en el proceso de construcción de las comunas. El territorio y su dinámica constituyen la fuente para el desarrollo de planes y proyectos de la Universidad Campesina de Venezuela “Argimiro Gabaldón”. El conocimiento de la realidad de los territorios, sus condiciones  geohumanas, sus potencialidades, la organización política y administrativa a partir de la conformación de las comunas, son algunas de las variables a considerar para el diseño de estrategias educativas y el plan de desarrollo institucional. Es el territorio y su dinámica la gran fuente que alimentará la vida de la universidad y sobre el mismo se volcará la acción social transformadora de la institución, incorporando conceptos y visiones sobre la nueva geometría del poder, rompiendo esquemas con signos colonialistas que aún existen en cuanto a la dinámica espacial del medio rural donde encontramos, en situación de exclusión, a los llamados “caseríos” respecto a los llamados “pueblos” o pequeños centros de poder político y económico, construyendo como alternativa viable, una relación de justicia de equidad y de desarrollo integral, donde el acceso a los servicios y conquistas de la revolución bolivariana sea pleno y de alto y positivo impacto.

Lo territorial en nuestro proyecto educativo está vinculado estrechamente a la defensa integral del ambiente como patrimonio de la humanidad, haciendo énfasis en la protección de las cuencas hidrográficas, preservación de las especies y el cuidado de los suelos. Esto es un aporte fundamental de la Universidad campesina de Venezuela “Argimiro Gabaldón” a la concreción de la Patria, sobre todo en el Quinto Objetivo Histórico: Preservar la vida en el planeta y salvar a la especie humana. ¿Qué es utópico? Pues bien, las utopías de Ayer son las realidades de hoy, según se le atribuye a José Ingenieros..



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3200 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: