¡Cuidado con el mazo!

“Candelita que se prenda, candelita que se apaga”. Esa frase la puso de moda la ex gobernadora del estado Portuguesa, Antonia Muñoz. Todavía tiene tremenda vigencia. Jorge Giordani prendió, semanas atrás, una candelita en el PSUV y el gobierno de Nicolás Maduro. Y aún sigue encendida. No habido manera de apagarla. Todo lo contrario. Con la nueva carta, salida de la mano de Héctor Navarro, y publicada en Aporrea, se aviva la candelita. ¡Cuidado! Podría transformarse en llama. En efecto, Héctor Navarro, dirigió una carta al Tribunal Disciplinario del PSUV. Allí plantea muchas cosas. Pero llama la atención su señalamiento en torno a que quién ordenó, vía telefónica, su pase al Tribunal Disciplinario, fue Diosdado Cabello. El receptor del mensaje fue el gobernador del estado Guárico, Ramón Rodríguez Chacín, quien a su vez, según la carta, lo habría anunciado telefónicamente, al ex ministro de Educación.

2. Héctor Navarro: ¿un general sin tropa?

Pareciera que Héctor Navarro, a pesar de pertenecer a la dirección nacional del partido, es como aquellos generales de la plaza Altamira. Con charreteras, pero sin tropas. Sólo podría contar con la solidaridad silenciosa de algunos “encopetados” del PSUV y del gobierno. Pero no creo que nadie vuelva a solidarizarse públicamente con Giordani y Navarro. ¿Por qué? Porque no quieren correr el riesgo que caiga sobre ellos el mazo (No sean mal pensados). Rodríguez Chacín, según Navarro, comparó a este último con Trotsky. Por lo cual Navarro infiere que Nicolás Maduro sería Stalin. Tremendo rollo, compadre. Mientras tanto partidos aliados del proceso piden un gobierno incluyente. Sólo Maduro, pienso yo, podría apagar este candelero. Pero me surgen dudas. El Presidente volvió con su lenguaje duro, agresivo e impensado. Ojalá la sangre no llegue al río y contamine al III Congreso del PSUV.

3. Estado Mayor para apagar la candela

Se cogió la mala costumbre que para cada problema se crea un Estado Mayor. El de más alto nivel es el Estado Mayor Asesor del Presidente. O algo parecido. Existe el de la salud. También el eléctrico. Han creado el de Alimentación. Pienso que hay uno para la producción. Y tal vez, ahora, crearán el Estado Mayor para apagar las candelitas. ¿Y saben una cosa? Ninguno de esos Estados Mayores ha servido para un carajo. Siguen los apagones. Sigue la escasez. Siguen los problemas con las medicinas y con los hospitales. Sigue la problemática de la baja producción. Esos mamotretos sólo son reservorios para la corrupción, para la burocracia y la ineficiencia. Caray, el burocratismo no se combate con más burocracia. ¡Se cansa uno!

4. El sorprendente Antonio Ledezma

La Mesa de la Desunión Democrática huele a chamuscada. Allí la candelita pasó a llamarada. Hay una convulsión de marca mayor en el seno de este organismo, del cual es su secretario general, el enigmático Ramón Guillermo Aveledo. Allí la candelita la prendió hace tiempo la “guerrera” María Machado, conjuntamente con Leopoldo López. Hasta ahora la sangre no ha llegado al río. Pero este está a punto de una gran crecida, trayendo un desbordamiento y arrase de los sembradíos en la comarca. Por ahora han pedido la cabeza de José Ramón Medina, segundo en el mando en la MUD. Pero los rumores es que también quieren la cabeza de Aveledo, aunque trata de pasar agachado.

En efecto, las cosas se complican cada día en la Mesa. Un tirapiedras profesional como lo es el sorprendente Antonio Ledezma, quien está envalentonado al lado de María Machado, ha pedido una urgente “encerrona” (Ojo pelao), sin límite de tiempo, entre los grupitos que conforman la MUD, para aclarar la turbidez de las aguas, y salga humo blanco. El carcamán de la IV no tolera que haya diferentes caminos, que no sea el que marca la Machado. “La recomposición, reformulación y relanzamiento de la Unida es una obligación moral que no admite excusas de ninguna naturaleza”. Mientras tanto, Henry Ramos Allup, afirma que hay grupos en la oposición que obstaculizan el diálogo. Capriles, en lo mismo de siempre: hablando paja. María Machado si va a rescatar a Leopoldo de la chirola. Ella tiene el plan. Un plan para el plan. Así están las cosas en ambos lados. ¡Volveré!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3721 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a191775.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO