La reconciliación

Del acto del Día del Periodista, en Miraflores, debieron observar que el aplauso más cerrado al presidente Maduro, en sus palabras de clausura, fue cuando llamó a la reconciliación. Conscientes de la situación interna en el chavismo a raíz del pronunciamientos de dos ex ministros, me acerqué al Presidente y le pregunté si había observado la nutrida ovación; me dijo: “Sí, como que no les gusta la pelea”, y le pregunté si su llamado tenía que ver con esa reciente situación, y me respondió: “Posiblemente”.

Pudieron ser respuestas al calor del acto que generó emociones con sus recuerdos sobre la vida política perseguida de David Nieves. No es fácil interpretarlas después de las enérgicas intervenciones en Maracay, la noche del miércoles, la suya y la de Diosdado Cabello, segundo hombre del Psuv. Fueron particularmente duras, en armonía con el pase al Tribunal Disciplinario y suspensión de las funciones partidistas de Héctor Navarro. Entonces pensé que eran mensajes a quienes podían simpatizar con las posiciones expresadas por Giordani (aunque posiblemente no por la oportunidad en que lo hicieron), de negativos efectos en el seno del chavismo, en sus aliados y en la situación política. Algunos estaban presentes en ese acto de las Ubch aragüeñas.

Situaciones como estas han vivido partidos de izquierda en muchos países, Venezuela incluida, y como si tuvieran un denominador común, es tan diabólico el proceso de debates y confrontaciones que casi siempre han terminado con divisiones.

En este caso, sería lo peor que le pudiera ocurrir al Psuv, porque no falta ser ningún “sesudo analista” para concluir en que estarían echando las bases para dar al traste con este proceso que inició y condujo Hugo Chávez. Sería una traición a ese líder que dio hasta la vida por su pueblo y por tratar de construir una sociedad distinta, más solidaria, más igualitaria y un “país potencia”.

No soy nadie para decir cuál debe ser el camino a seguir. Fue un grave error de Giordani la publicación de su carta, consciente como estaba de los efectos que inevitablemente tendría en el partido y en el país. Pero cualesquiera sean las decisiones que tomen (¿esta reestructuración a fondo de cada enclave del poder hay que inscribirla en esa búsqueda?) deben tener como norte y propósito preservar la unidad.

 
El Día del Periodista
 
Así comencé mis palabras en ocasión del Día del Periodista, en Miraflores:

Como deben saberlo todos o la mayoría de ustedes, en las últimas semanas he sido víctima de una andanada de viles y cobardes agresiones, casi siempre anónimas y por las redes sociales. Lo más suaves calificativos han sido los de censor, de alguien que mancha una limpia trayectoria en el periodismo por ponerse al servicio de la represión al periodismo. La más reciente de esas agresiones salió del semiorganismo que debe asumir la defensa de sus agremiados, y que en febrero, hace cinco meses, recibió una carta de Erys Alvarado, Josefina Ruggiero, Hilda Carmona y de quien les habla, con denuncias concretas para ser investigadas contra uno de sus afiliados; no hubo ni siquiera un acuse de recibo y su primera palabra fue precisamente descalificando al jurado que me otorgó este premio por haberlo discernido a quien, dice la declaración, “reconoció haber censurado un reportaje”.

No se dónde inventaron tal exabrupto. En primer término ignoran lo que en periodismo significa censura: “Intervención que ejerce el censor gubernativo”, define la Academia de la Lengua, más precisa con la expresión censura previa: “Examen y aprobación que anticipadamente hace el censor gubernativo de ciertos escritos antes de darse a la imprenta”. Además, su desconocimiento es de tal magnitud que demuestran no solo ignorar mi escrito con “la otra versión”, sino su crasa ignorancia en las elementales funciones de dirigir un diario, o un medio, responsable de la calidad del mismo, de la aplicación de la política editorial, del cumplimiento de los principios éticos, y de las normas internas, y vigilar que no se incurra en expresiones que puedan acarrear acciones judiciales. No habría papel para imprimir todo cuanto llega a un periódico; a la necesaria selección se le llama censura.

Nunca antes, ni cuando los jurados estuvieron al servicio de los gobiernos de la cuarta república, que hubo algunos, se conocieron conductas similares. Es el precio que debía pagar por ejercer la profesión sin dejar de ser consecuente con mis posiciones políticas y principios ideológicos; no podían tolerarlo. Colegas de Últimas Noticias hubo que me advertían, cuando comenzaron a especular luego de la venta de la Cadena Capriles, que en el fondo “van contra ti”.

En compensación he recibido mensajes de aliento y reconocimiento, de los cuales quiero leerles este llegado de Maracaibo:

Estimado Eleazar:

Quiero hacerte llegar mis más sinceras felicitaciones por el justísimo reconocimiento que has recibido, al haber sido distinguido con el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar 2014, galardón que tiene en ti a un gran ganador. En Panorama nos hacemos eco de la decisión del jurado porque valoramos los aportes éticos y profesionales que durante toda tu carrera has realizado al periodismo venezolano “veraz, equilibrado y combativo”, como lo rezan las palabras del sustento del juzgamiento.

Te reitero mis congratulaciones y las de todo nuestro equipo, que continúen los éxitos.

Recibe un fuerte abrazo,
Patricia Pineda H.
presidenta de Panorama
 
En la edición de hoy de ÚN encontrarán un interesante resumen sobre Pdvsa 2013. Destaca cómo sus activos subieron hasta 231 mil 120 millones de dólares, su patrimonio a 84 mil 486 millones, sus ganancias netas fueron de 15 mil 835 millones, siempre, en dólares, que aumentarían si no regalaran, aun a pérdida, la gasolina; la producción promedió 3 mil 15 millones de barriles diarios, de los cuales exportó 2 mil 425 mil barriles diarios. El informe está la vista para quienes tienen obstinadas posiciones críticas.
 
Escuchado en una tasca de Candelaria: “Si hubiesen jugado las estrellas de nuestra Liga española, otra sería la suerte de la selección... Sí jugaron, pero con Argentina, Brasil y Portugal”.
 
El programa “Parafraseando” en Antv nos tiene hoy, a las 7 pm, una sorpresa. Frasso me pidió que no dejara de verlo.
 
Mañana, atendiendo una invitación del Consejo Legislativo del estado Táchira, estaré en San Cristóbal con motivo de la sesión especial del Día del Periodista. Me tocará lo que se llama “el discurso de orden” y, por supuesto, no repetiré el que dije en Miraflores.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4947 veces.



Eleazar Díaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 edrangel@grupo-un.com

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eleazar Díaz Rangel

Eleazar Díaz Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190690.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO