Universidad, coyuntura y pensamiento complejo

Rectores, decanos, profesores y estudiantes, exhiben un claro perfil de pensamiento fragmentario, simplificador, típico del positivismo tardo moderno; y así forman a las juventudes que luego tendrán en sus manos los destinos de la patria, según se puede colegir sin mucho esfuerzo de abundantes declaraciones que recoge la llamada gran prensa; tradicionales empresas de la comunicación masiva, como solía decir en VTV Vanessa Davies en su añorado programa de opinión Dando y dando.

Que ya no es una alternativa para generar opinión porque salió del aire, merced la intolerancia de la nomenclatura del gobierno de la revolución bolivariana, que hace rato parece que está en tres y dos (debido, precisamente, a que también ese funcionariado padece las consecuencias del pensamiento fragmentario; por eso no se entiende que la crítica también constituye una forma de expresar un compromiso leal con la revolución y con el legado de Chávez, ya que no vivimos en un lecho de rosas, como se dice). (Confróntese: Elizabeth Dávila H: Maduro insiste en exigir “Máxima lealtad y Disciplina Revolucionaria”, “, “Conflicto interno en el PSUV tensa las relaciones partidistas”, “PPT plantea que la Revolución debe preguntarse qué está pasando”, en: El informador. Barquisimeto, 27 de junio de 2014. P. B 7; Nicmer Evans: “La revolución dentro de la revolución”, IDEAS, Diario 2001, Caracas, 27 de junio de 2014. P. 18).

Funcionarios de línea media como de la alta gerencia estratégica de la revolución bolivariana, tampoco muestran estar consustanciados con los criterios de análisis del pensamiento complejo y la teoría de sistemas; más bien son dogmáticos. Todos suelen ser egresados universitarios; con estudios de tercero, cuarto y quinto nivel, donde impera el positivismo trasnochado o el neomarxismo acartonado, aunque tal vez algunos dirán que son científicos y dialécticos.

Con excepción del compañero presidente Maduro, que no es universitario tal vez haya escapado a esa cárcel del neopositivismo, la visión simplista, fragmentada y pragmática-utilitarista; por razones tácticas, tal vez, de la coyuntura en que transcurriera su primera juventud. Cuando organizaciones de izquierda podían exigir a su militancia máxima disciplina; y si tú estudiabas Quinto Año en el Liceo Villavicencio de Barquisimeto, como aconteció con un compañero nuestro, si el partido requería que te fueras como obrero a Acarigua a militar en la fábrica de chimó El Tigrito, por ejemplo, tenías que hacerlo y ya, (en el libro DE verde a Maduro, de Roger Santodomingo se vierten algunos datos, que cualquiera puede revisar).

Queremos decir con esto que tal vez por eso el presidente Maduro parece desconfiar del elitismo intelectual y llame pequeño burgués a quien pretenda discurrir teóricamente y lance la ofensiva de acercarse más al pueblo con la estrategia llamada gobierno de calle, realizar acciones concretas, con la propaganda de los hechos. Y bien está que así sea, la consigna de que Maduro es pueblo parece más cierta tan cierta como aquella de Chávez corazón de la patria.

Sin recurrir al famoso argumento de autoridad o falacia ad baculum que recurre a la fuerza del liderazgo impresionante de Chávez para exigir apoyo a su gestión, lo cierto es que y eso es un hecho comunicacional y notorio Maduro es presidente por una encomienda del gran líder. Nada más y nada menos, de allí como pedía Simón Bolívar en 1830 todos debemos trabajar por el bien inestimable de la unión, aunque también los que mandan deben oír aunque sean las más acérrimas críticas.

Y esto último no es mera retórica, hay testimonios de allegados acerca de que estas diatribas de las cartas desgraciadas de puño y letra de algunos jerarcas; respetados, ciertamente, porque hasta se pueden sentar sobre sus libros…ha creado angustias al pensar sobre el destino de la revolución bolivariana. Que además parece que, como bien lo ha dicho Nicolás Maduro, es desde su propio seno de donde nacerán los sectores opositores.

Pero, finalmente, y aún a sabiendas de que el compañero presidente no lee aporrea ni sea tan comelibros como Chávez; sino que malamente desconfía de los escribidores y le molesta la crítica; somos del criterio de que, volviendo al tópico que alude el título de esta nota: la perspectiva del pensamiento complejo haría mucho bien a las universidades y al gobierno revolucionario, en cuyos despachos diseñan políticas los egresados de esas casas del saber.

El pensamiento complejo de Morín (Introduction a la pensée complexe, Paris 1990) enseña que la realidad requiere análisis más profundos: así se tiene que la universidad es más que el tópico presupuestario, las intrigas por el poder y las formalidades de los lapsos de inscripción, por ejemplo, que quien hace una crítica no es necesariamente un traidor; cuestiones que tal vez surjan del pensamiento simple, cuya ambición es la de controlar y dominar lo real, de donde se tiene que:

  1. la causa profunda del error no está en el error de hecho (falsa percepción), ni en el error lógico (incoherencia), sino en el modo de organización de nuestro saber rn sistemas de ideas (teorías, ideologías);

  2. hay una nueva ignorancia ligada al desarrollo de la ciencia;

  3. hay una nueva ceguera ligada al uso degradado de la razón;

  4. las amenazas más graves que enfrenta la humanidad están ligadas al progreso ciego e incontrolado del conocimiento (armas nucleares, manipulaciones de todo orden, desarreglos ecológicos, etc).

Quisiera mostrar que esos errores, ignorancias, cegueras, peligros, tienen un carácter común que resulta de un modo mutilante de organización del conocimiento, incapaz de reconocer y de aprehender la complejidad de lo real….

Por eso, como se comprenderá, la universidad tiene al respecto una grave responsabilidad, en tanto que ente formadora del talento humano que dirigirá los destinos del país, o ya lo está haciendo.

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1031 veces.



Luís Saavedra

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190686.htmlCd0NV CAC = Y co = US