La historia sin fin de las EPS en el laberinto burocrático

1.-

Una vez más queremos alertar sobre la situación de abandono en que se encuentran el desarrollo y culminación de las que hasta hace poco se llamaron EPS; tan importantes para el avance industrial del país. Es doloroso y hasta insultante para la nación, que en estos nueve (9) largos años, cada una de estas seis (6) empresas proyectadas para el eje Guayana no se vislumbran su culminación. Ahí tenemos a SERLACA, la Siderurgica Nacional Abreu De Lima, PULPACA, Aceros del Alba, Rines y Perfiles, C. A. y TAVSA; languideciendo en el tiempo.

2.-

Son innumerables los cambios, Ministros y Viceministros de Industrias vienen y se van; son reseñados ampliamente en los medios de comunicación con bombos y platillos. Todo el mundo esperan para ver quien le va poner el dedo en la llaga; pero desaparecen con el mismo ímpetu que llegaron dejando un morral de promesas e insatisfacciones; que si llevan tal o cual porcentaje de adelanto o terminaran sus trabajos para el 2015; tal como lo señalo el Ministro Ricardo Melendez con la Siderúrgica Abreu De Lima; en uno de sus esporádicos y turísticos viajes a Guayana. Pero lo que si observamos en esta parte del país y no es para caernos a coba es una ineficiencia absoluta, que no responde a los intereses del Estado, como tampoco a los pueblos de esta zona que abrigan ingentes esperanzas porque con ellas aspiran una mejoría en sus condiciones de vida y le abriría nuevas condiciones económicas para sus regiones.

3.-

Señor Presidente hay que sacudir a ese rostro de las mil cabezas en que se ha transformado el Ministerio de Industrias, que permita de una vez por todas encontrar el camino que nos lleve a tener a unas empresas básicas productivas y con ellas a un país con grandes desarrollos aguas abajo, con sus productos semielaborados que les de vida, calor y fuerza a esta región. Deben buscarse técnicos con conocimientos industrial, con solvencia moral, que tomen decisiones oportunas y sin dobleces. En donde no prive los intereses personales, en los cuales la distancia es corta para caer en los hechos de corrupción y de esta forma lanzan por la borda los intereses de desarrollo de nuestra nación. Las llamadas EPS deben darle una nueva dirección; no es posible que en su mayoría y desde hace nueve (9) años mantengan a los mismos sempiternos presidentes sin que hasta los momentos hayan dado pie con bola. Esas empresas se han chupado la bicoca de más de mil quinientos millones de dólares. Alguien tiene que responder por tan astronómica cantidad de dinero. Es bueno agregar que en caso de darse cambios, no se deben paralizar estas construcciones; pues tenemos la experiencia de quienes han tomado posesión de algún cargo pasan meses haciendo estudios y revisiones del estado actual de la obra y en todos estos tejemanejes se leas va el tiempo

4.-

Señor Presidente la ineficiencia nos está consumiendo y sabemos que cada día, cada mes, cada año se convierte en una ineficiencia absoluta que está reñida con los intereses del Estado venezolano, como también con los intereses de los pueblos de estas zonas que le sirven de enclave a estos desarrollos. Mientras más tardemos en la culminación de estas obras, mayor será el costo de su construcción. El presidente Chavez nos dejo un Plan de la Patria, todo un proyecto; llego la hora de las decisiones y azumemos el reto sin ambigüedades, sin vacilaciones del proceso de industrialización de este país.

Luisroa519@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1381 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: