Giordani: ¿Por qué no te callas? o ¿Bolívar a la lista de sospechosos?

l 10 de noviembre de 2007 un Rey exaltado, molesto, cansado de que alguien se levantara y le dijera sus verdades en pleno acto público. Con todas las cadenas de noticias del mundo presentes se expreso de esta manera ¿ por que no te callas?.

Para los que conculcan la libertad de expresión, el derecho a disentir del mas “débil” el derecho a indignarse de un presidente latinoamericano de uno de los nuestros, para la derecha universal y nacional “el rey tenía razón”.

Y es que la censura es por consonancia un acto de derechas y de la derecha a menos que sean actos muy puntuales secretos o muy secretos donde el compromiso de guardar silencio es garantía o por lo menos permitirá tener mayor seguridad en cuanto a lo que va ocurrir.

Pero para quien es un secreto la inflación, el bachaqueo, la falta de prudencia, la burocracia, la falta de escrúpulos, la perdida de materiales o la posible perdida extravío o sustracción de cheques en algún gobierno municipal, la complicidad o la asociación de un hijo para llevarse unos cobres. el abandono de algunas ciudades, la destrucción del patrimonio, el caradurismo de algún ex gobernador modelo ISEA el de Aragua, etc. Pero no hablemos de eso por estas vías, al parecer el problema no esta en los actos señalados y si en denunciarlos tachemos, borremos, destruyamos aquella máxima "LA PRIMERA DE TODAS LAS FUERZAS ES LA OPINIÓN PUBLICA" si esa de Bolívar que nos hacían escribir en la escuela y coloquemos al Libertador en la lista de sospechosos,,,

Se tildo al Presidente Chávez por todas las cadenas noticiosas del mundo salvo algunas dignas excepciones de vulgar, desfasado, impertinente, etc . Hoy lo mismo pasa con el Ex ministro Giordani y un@ que otr@ que trata de razonar con una orden y ya aparecen los recetarios de descalificaciones o intentos de descalificaciones algún funcionario o empleado que comienza a buscar en el “Diccionario del Diablo” o en los poetas malditos como acabar con un hombre que en su soledad reflexiono, razona, discute propone.

Y sale a señalarlo como traidor, perverso, cobarde, destemplado y dale que es tarde y van con todo y van a hacer filas en el besamanos de la “autoridad competente” y siguen la máxima ante la pregunta presidencial o del jefe de turno. ¿Qué hora tiene señor secretario? Y contestan presurosos ¡la que usted diga señor presidente! …

Podríamos armar un glosario de ofensas a la minoría al que opina distinto, al expulsado y comienza la búsqueda de piedras para lapidar al que se le ocurrió criticar, opinar o disentir y aparece la dirigencia dando clases de Ética y aparecen autores que van contra la palabra escrita y algún Embajador del Miedo en algún lugar perdido del Caribe comienza a disparar contra las minorías de ahora.

Los mangos están madurando y van cayendo de la mata que esta frente a mi casa, los pájaros pican el fruto y la semilla cae desnuda de carne, yo mientras tanto hablo y hablo y procuro seguirlo haciendo y me atrevo a criticar lo que no me parece y hasta ayer estuve en una batalla acompañado con mi gran soledad y la crónica del los largos días me dio la razón, claro fue una batalla chiquita, muy chiquita y además de un minúsculo como yo, frente a un ser que gozo del boato, el respaldo, el silencio, la complicidad de mas de uno, algo similar me exigían y algún titiritero me exigía silencio y me pedía que callara “y no le hagas el juego al imperialismo”.

Palabras de gente de mas calibre van contra Giordani pero dentro de todo esto van los escudos de los amigos fraternos a defender al amigo “caído en desgracia” Bien hablan de ellos este gesto, cuan bien habla de ellos estos actos y sabiendo que alguna pena tendrán y que ya vendrá la tormenta de improperios por atreverse a defender a alguien con quien vienen compartiendo glorias y decepciones.

Los Beria del siglo XXI van a buscar papeles, cartas, documentos, comentarios, travesuras de infancia o adolescencia y en esos menesteres algunos se preparan solos y se lanzan al ataque como Jemeres Rojos sobre el cuello, de alguien que por su solo ejemplo para llamar pan al pan y al vino vino es apartado de la vista del que manda o de quienes mandan.

Yo sigo en lo mio y mañana no firmare nomina de nadie y cultivare junto a Carlos y Joca un pequeño huerto en mi casa comeré y celebrare decir lo que deseo, ayudare al vecino con algún trámite, redactare una carta de amor a quienes amo y contemplare el amanecer con bastante parsimonia, al fin y al cabo este combate no se decide todavía…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2370 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190667.htmlCd0NV CAC = Y co = US