De testimonios a confesiones y expiaciones de culpas revolucionarias

El ?testimonio? comenzó a desatar demonios en el Partido y el defensor del testimoniante, según parece, será sometido a tribunal disciplinario después de haber sido suspendido de la Dirección Nacional del PSUV, http://www.aporrea.org/ideologia/n253313.html

Supusimos, desde el principio, que este testimonio de Giordani levantaría ronchas en el chavismo, nos pareció sorprendente la tardanza de voces calificadas del chavismo que pusieran el dedo en la llaga del testimonio; también nos sorprendió la escasa importancia y el trato hasta superficial que le diera Britto García, quién despacho el asunto señalando apenas ??una crisis estalla cuando aparecen los Yonofuís despedidos echándole la culpa a otros. La crisis termina cuando alguien asume su responsabilidad?

La verdad es que estamos ante un tema/testimonio sensible, no sólo por lo que se dice sino por quien lo dice; más allá de apreciaciones políticas incorrectas de Giordani  acerca de un liderazgo que debió emerger de la nada y sustituir a un imprescindible, el chavismo no puede ni debe soslayar señalamientos acerca de errores y deficiencias en la toma de decisiones económicas que pueden conducirnos al despeñadero, no por lo que haya dicho Giordani, sino porque cuando una revolución se detiene puede entrar en retroceso y el retroceso de cualquier revolución es el comienzo de su fin.

Hemos visto la saña con la que desde las bases del chavismo aporreador se ha atacado a un camarada por error o errores cometidos, ataques muy similares a los que este mismo camarada lleva años recibiendo de la derecha. Pareciera que llegó la hora de la expiación de culpas entre los revolucionarios.

Seguramente que en adelante más que ?testimonios? comenzaremos a ver ?confesiones? y autoinculpaciones revolucionarias como curas de las desviaciones que nos pueden colocar como sepultureros del legado ante el aparato y en lugar de enterradores terminaremos enterrados en el ostracismo de una revolución que impone practicas que la condenan al fracaso y la perdición.

Una revolución que comenzó mostrando a un hombre capaz de decir la verdad y asumir responsabilidades, no puede degenerar en la negación de las verdades, por duras que sean, y en el escurrimiento del bulto de todos como si no pasara nada. 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1272 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190439.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO