Chataing y Vanessa, el humorismo nos hace añicos

No se hasta que punto llega el sabotaje político, no solamente son juegos de palabras porque una conciencia se encuentra presente, planteo una afirmación democrática que alimente el Socialismo para lograr libertades económicas e ideológicas. Estamos tras una frazada civil controlada por lo militar que irrumpe el humorismo del venezolano, que, es tradicional, costumbrista y autóctono, siento en mi rostro una acción proselitista que me niega a reir, quizás lleguemos al final de una transición como momias.Es una hipocresía o una realidad del poder que resulta en un camino interminable.

Estamos estableciendo una sociedad de paranoicos, donde el único sendereo de conversar entre vecinos es una cola en el mercado para lograr en unos canestones una comida de segunda, para quienes adquieren estos productos en el exterior, somos para ellos titeres de un gran juego de quinquinelas y de seriedad proselitista.

Somos parte de una Venezuela que busca renovarse y amarse, el humorismo resulta cruel en oportunidades por sus punzadas, hay agentes ocultos en el Proyecto Bolivariano creando heridas profundas en la militancia que, se viene absteniendo en el proceso electoral, donde un opositor jugo al descubrimiento de esas heridas causando pánico en la dirigencia del Socialismo y, donde apelamos algunos agentes comunicacionales como se esta llevando la parrilla televisiva y radial en nuestros medios públicos y privados. Me pregunto, donde están los humoristas bolivarianos que respaldaron al presidente Chavéz, seguro en un silencio total, como quedo mi columna en el Diario El Aragueño, nos silencian desde las mismas entrañas del proceso, ordenes y órdenes porque la conciencia no es libre, necesitamos a Mario Silva y Vanessa Davies en algún punto de la parrilla, no es tiempo de jolgorios.

Necesitamos evolucionar en los medios impresos y hacer los registros necesarios para la propulsión de verdaderos hitos informativos, ojála algún humorista de los nuestros nos haga por fin sonreír, no quiero enfrentar el regreso, hay sus pausas, pero, es el tiempo de girar a lo absoluto, el tiempo siempre deseado por el presidente Chavéz, no es el sueño de Las Anacondas,



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3170 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a190409.htmlCd0NV CAC = Y co = US