¿Y, si Maduro no hablara un día por tv?

Me inquieta la pregunta: ¿qué pasaría si el presidente Maduro dejara de hablar un día por tv? Como su trabajo es hablar, entonces, lo más seguro sería pensar que se cogió el día libre y, por consiguiente no trabajó, porque la cosa es trabajar y hablar o, lo que es lo mismo, hablar y trabajar. ¿es lo mismo? En tal caso, ahí les dejo esa duda razonable.

Qué no perderían los medios de comunicación que viven de su actuación vociferante y, los que estamos acostumbrados y adaptados a tal situación: no tendríamos la información precisa y veraz como se dice de primera mano y, en caliente y, además nos desalentaría que no viéramos a Cilia que, es la que le toma la asistencia y, hace el resumen a la hora que sea, ella, siempre pegada al pie del cañón con el oído en acción y, él amarrado corto como se dice en criollo -¿verdad, Aveledo? Y, la MUD sería la más furiosa por la falta al trabajo del presidente.

Y, el que se molesta y se pone furioso es Capriles que preferiría que Maduro no trabajara, ya que se queja y se lamenta cuando lo ve activo, fajado como un campeón del habla seguido y sin pausa y, lo que le queda decir a aquél es, no hables tanta paja y ponte a trabajar como lo hago yo en Miranda las veinticuatro horas del día que, no pierde tiempo ni para buscar novia, ya que político que no trabaja por su pueblo como él no llegará a presidente.

El problema es, que problema no es, sino más bien un incentivo. Es que, desde que se creó y se implantó como método de trabajo, el gobierno de calle, hay que estar hablando todo el día, porque de lo contrario no se aprobaría ninguna obra sin discutirla y someterla a votación después de clarificar y desmenuzar todo lo referente a su desarrollo en sí, a su importancia y, a la cantidad de millones que hay que bajar. Por eso decimos con los ojos cerrados que el gobierno sabe lo que hace y, Maduro como parte de él también sabe y está claro.

Y, otra cosa, si Maduro dejara de hablar un día de gobierno, cómo nos enteraríamos de las relaciones del Estado venezolano con el de Washington y, lo que ellos dicen sobre nosotros, primero, lo sabe el presidente Maduro que nosotros y tiene que informarnos sobre el particular, para uno poder juzgar no a priori y, así el gobierno informa al pueblo y el pueblo se informa del gobierno y, no de la oposición que lo diría de otra manera, para mantener estabilizada la confianza de lo yanquis y, como ellos los de la MUD son apátridas -menos Ramos Allup que es valenciano, ni amarrado saldría del país- no les importa cómo lo digan a su manera con aceptación del imperio.

Por lo tanto, presidente Maduro, no se le ocurra callarse, mire que el que calla otorga y la MUD junto con María Corina, Diego Arria, Salas Römer y, Lilian Tintori están bien agresivos y, sobre todo Salas Römer, quien le solicitó que se la ponga bombita sin mucho pataleo y les entregue el coroto rápido y, sin salivita los ayude usted que, debe ser con una salida fácil, que no haga resistencia, para que salga por la puerta grande de la historia... ¡Qué boludo es este señor! ¿Será qué las tiene bien puestas? O, es guapo y apoyado. ¿¡Ah, Mario Silva!, ese tipo no es necio? -ni de vaina. Más bien soberbio y, soliviantado el don, con muchos dólares y, apoyado por el Norte. Así que cuando regrese a Venezuela, hay que llevarlo a Miraflores cargado y, sentarlo en su silla.

Como hay que hablar de todo un poco calmado y, bien hablado. Háblese que el buen entendedor, lo entiende presidente y, el que no a morir callado. Que el que no habla Dios no lo escucha ni el pueblo tampoco.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3199 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a189262.htmlCd0NV CAC = Y co = US