El hijo de Chávez y los catilinas del proceso Bolivariano

Cuando Hugo Rafael Chávez Frías escogió a Nicolás Maduro y le encargó las riendas del proceso bolivariano, después de batallar juntos en el duro mundo de la política nacional e internacional, no se equivocó. Es que a Nicolás Maduro le ha tocado vivir lo mismo que a Chávez, la misma persecución y ataques, el mismo golpe de estado empezando, con guarimbas y con los medios internacionales en agavillamiento renovado, maximizado por el veneno del twitter y la eficacia de este mortal cóctel psicológico, para sembrar odios y recargar un fascismo tan grande,  que hoy los opositores con María guarimba Machado a la cabeza y el entorno mediático, han posicionado la idea de que matar chavistas es normal y no es un delito. 

Pero sí bien a Nicolás Maduro, le toca un escenario regional e internacional más favorable, el mismo en el que logró muchos éxitos como canciller gracias a la tutela de Roy Chaderton Mattos, el veterano y formidable decano de la diplomacia de Abyayala, lo cierto es que en otros escenarios a Nicolás Maduro le toca una situación mucho más compleja y mucho más complicada, enfrenta una tarea de desgaste psicológico desde un bastión a donde se han colado difamadores de oficio, que alegan el derecho a la crítica y a la autocrítica:

Nicolás Maduro no sólo es culpado de todo lo malo que sucede en Venezuela, por la oposición terrorista de la MUD, sino que en nombre de la revolución y del socialismo,  unos sectores que ejercen como ideólogos y dueños de todas las revoluciones de la historia, con una prepotencia que los hace más papistas que el papa, y más marxistas leninistas que el mismo Fidel Castro, también se han dedicado a echarle toda el agua sucia que puedan, sembrando dudas sobre su honorabilidad y actitudes, para  con la misma clase obrera de la que surge el actual presidente bolivariano, esos mismos que encajan como traje hecho a la medida en los ropajes viciosos de la pequeña burguesía, que tanto critican en sus escritos.  

A tanto han llegado los desmanes discursivos, que el último día de abril del 2014 uno de los colectivos más dinámicos en la tarea difamadora, lo acusó de que iba a desmejorar a la clase obrera y de mostrar una tendencia,  a acabar con los beneficios de la misma ley orgánica de los trabajadores (LOTT), una de las pocas normas discutidas y redactadas con las propuestas de los mismos trabajadores en la historia de la humanidad - sino la primera- y la misma que Nicolás Maduro, cuando era diputado en la Asamblea Nacional,  impulsó desde su curul de diputado. Su estrategia difamadora llega a tal,  que no reparan en posar de vulgares pitonisas que nada tienen que ver con el socialismo científico, al que confunden con el chisme y el señalamiento irresponsable.  

La sevicia de esta guerra psicológica endógena con propósitos desmotivadores y  divisionistas entre las bases del chavismo es tal,  que estos nuevos Catilinas del proceso revolucionario hambrientos de notoriedad y preñados de soberbia, no han respetado ni las realidades que el presidente sostiene como poder popular ejecutivo, mientras combate contra los enemigos visibles e invisibles.  Los hechos indican que dichos ataques, están sintonizados - como los apagones de las elecciones más recientes-  con la situación política actual,  que va más allá del trance electoral que se avecina,  caracterizado por un cerco de graves amenazas internas y externas.

De nada valió que el presidente  haya sostenido el salario de los venezolanos con un aumento del 30% y sin fraccionamientos, pues los profetas del desastre han seguido con su tarea de dañarle el oído al pueblo chavista que vota, hacen todo lo posible por romper la consigna de  unidad, batalla y victoria que pidió Chávez, cuando invitó a elegir a Nicolás Maduro como su relevo en tan difícil encargo. Hoy 1 de mayo de 2014, otro de los Catilinas que opinan por Aporrea acusó a Nicolás Maduro y a parte de la cúpula de su gobierno, de tener las manos metidas en el asesinato de Eliecer Otaiza…

Si bien es cierto que los conspiradores escogen muy bien a sus víctimas, los irresponsables y divisionistas también escogen la figura de un hombre como el difunto Eliecer Otaiza como un pretexto,  para vomitar todo su odio contra la persona del presidente Nicolás Maduro y la unidad que pidió Chávez. Por sus hechos los conoceréis.  Las acciones de estos Catilinas divisionistas los delatan por mucho que se tongoneen de socialistas, porque sus propósitos los acercan mucho más a Leopoldo López y a Antonio Ledezma:

En el pasado reciente mandaron al carajo a Chávez;  en sus críticas no hay propuestas concretas, como tampoco hay en su práctica de vida, la autoridad que da el trabajo de base para exigir un socialismo,  que no se hace difamando ni sembrando cizaña contra los líderes, sino organizando a las bases y siendo uno con ellas, para afrontar retos bien puntuales y prospectivos,  como el combate contra el acaparamiento y el sobreprecio, que llevan directo a la inflación inducida.  

En sus escritos no se diferencian de un Moisés Naim, un Fausto Massó o una Marta Colomina. Para estos Catilinas,  todo lo que se haga siempre estará mal y como en su corazón hay tanta traición bullente, como en la Faja petrolífera del Orinoco se halla la mayor reserva de crudo del país y del mundo hasta ahora, así en la mente y los corazones de estos señores, hay tanto odio y traición para exportar, que hasta los golpistas de Ucrania y los seguidores de Álvaro Uribe en Colombia, les quedan como niños de pecho.

Eliecer Otaiza como escribió en varios artículos, siempre llevó un Chávez en su corazón. Catilina por el contrario era un senador romano que armaba una conspiración contra la república, para destruirla. Por lo tanto, Otaiza se parece mucho más a Nicolás Maduro de quien sí fue amigo, que a los enemigos de Nicolás Maduro que ahora intentan aprovechar la figura del soldado asesinado, para sembrar odio y divisionismo entre el presidente y las bases revolucionarias que libraron a Chávez de las garras del golpismo, aquel abril legendario del año 2002, que intentaron destruir la República Bolivariana de Venezuela...Como ahora lo hacen estos Catilinas que muestran su quinta columna. 

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Catilinarias_(Cicer%C3%B3n)- Este es el primer Catilina de la historia en datos para que comparen y saquen sus propias conclusiones.

http://www.aporrea.org/ideologia/a187319.html- Los Catilinas más activos en la difamación contra Nicolás Maduro Moros.

http://www.aporrea.org/actualidad/a187320.html- Otro Catilinas para enmarcar por el oportunismo para hacer una difamación.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 887 veces.



Nicolás Ramón Contreras H

Ciudadano Afrodescendiente Independentista de la Región Caribe en la República de Colombia. RED INDEPENDENTISTA DEL CARIBE. Observatorio Independiente de Medios y estudios académicos desde perspectiva de género y etnia.

 makromokamboniko@gmail.com

Visite el perfil de Nicolás Ramón Contreras H para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a187408.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO