En Guayana la conspiración viene por sus morocotas y no por el menudo

1.- Para todos los venezolanos es conocida la guerra a la cual nos ha sometido la Republica Bolivariana de Venezuela por parte del imperialismo norteamericano, la Comunidad Europea, los gobiernos lacayos de Latinoamérica en contubernio con la oligarquía apátrida, que pretende derrotar al gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro Moros.

2.- También conoce el pueblo venezolano que el gobierno nacional se ha anotado una victoria importante en el manejo de la crisis; en el cual hay que hacer resaltar el blindaje internacional proporcionado por la correcta política desarrollada por el gobierno nacional, la unidad cívico militar, la derrota de la guerra internacional y la guerra económica.

3.- Frente a la amenaza internacional, planteada en términos de arrebatarle a nuestro país su industria petrolera y gasífera; factores fundamentales de los ingresos nacionales. La acción del gobierno ha sido exitosa en este terreno.

4.- Guayana es una zona industrial y de trabajadores por excelencia, donde su población trabajadora es mayoritaria y posee una larga trayectoria política, sindical y comunal.

5.- Para nadie es un secreto la extraordinaria fortaleza de esta región. Hoy a nuestro pesar debemos registrar el progresivo avance de la conspiración apátrida, cuyos partidos cuentan con una alta votación de acuerdo a las últimas elecciones de gobernadores y alcaldes; con la pérdida de la esperanza de una amplia gama de trabajadores, la división y la anarquía en las filas de la revolución. Dos tendencias se disputan el control; una la hegemónica neoliberal dirigida desde la gobernación del estado y la otra la populista controlada desde la alcaldía del municipio Caroní. Debemos resaltar las prepotentes declaraciones del ex candidato a alcalde por la MUD Wilson Castro; cuando señalo que fue derrotado electoralmente por una gigantesca pandilla de delincuentes.

6.- Con todo el esfuerzo realizado por las fuerzas militares enviadas desde Caracas por el presidente Nicolás Maduro; lograron disuadir y apaciguar las guaribas destructoras y terroristas en Puerto Ordaz. Denunciamos las actividades desestabilizadoras del funcionariado de la CVG, de las empresas del Estado radicados en la región, los paramilitares, el funcionariado de la alcaldía y la gobernación; las universidades privadas y públicas, la atroz especulación de los artículos de primera necesidad en los mercados municipales, supermercados y bodegas y el abuso de los taxistas y del transporte; configuran un panorama desolador y triste para una región, que ha venido siendo saqueada desde la llegada de Colon.

7.- Las guarimbas no cesan su accionar terrorista, aunque con un nuevo rostro; mantenidos y financiados por grupos económicos locales, la dirigencia sindical del traidor Andrés Velásquez, los medios de comunicación local, radio, prensa y TV y dentro de esta fauna los cagatintas mercenarios que alquilan su pluma para deslegitimizar a la revolución; todo esto configura un cuadro que a nuestro juicio va mas allá de las guarimbas mercenarias; donde queremos resaltar que la conspiración obedece a objetivos superiores que fácilmente podrían conducir a la secesión del estado Bolívar del resto del país; así como están jugando con la media luna occidental.

8.- En Guayana contamos con la conciencia política del pueblo del estado Bolivar y en especial el de San Félix, vanguardia revolucionaria de este amplio y extenso territorio.

Luisroa519@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1938 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: