¡¡Amanecí de leche!!

Sí, camaradas y amig@s, amanecí con ganas de tomarme el tinto de la mañana, pero con leche, antojos pues; mandé a uno de los bisnietos a comprar leche (las pocas vacas que me quedan están jorras) porque café ya no venden, tengo porque el compadre Ramón siempre me trae de su hacienda. Parece, según me confesó, exportamos el café, de la mejor calidad, para importar la basura que los importadores nos quieran traer y al precio que les dé la gana, pero…

Regresó mi bis exclamando: “abue, abue, lo que usted me dio no alcanza”. Bueno hijo, le contesto, te di diez bolos, más bien tienes que traerme vuelto, un tarro de esos cuesta seis bolos. “No abue ahora, me dijo el chino, cuesta veinte bolos”. ¡A chino estafador!, exclamé (de paso ¿por qué tenemos que importar chinos y más chinas para que nos vendan los víveres que a diario consumimos? ¿Será eso parte de una mafia, la “mafia china” (y que llegan a filo de la media noche y transportados apuraditos hasta Fuerte Tiuna), bueno…

“No abue, yo le vi el nuevo precio estampado en la caja, completé y la compré” ¡Carajo, no hubieses comprado un coño! Tan cara y a mi compa Jacinto se la sigue recibiendo la pasteurizadora por una miseria y cancelando cuando les da la gana, además esa vaina parece agua, pruébela, “agua pintada”, no hay control hijo, no hay control de nada. Como sigan las cosas así, el pueblo es el que nos va a mandar pal´ mismísimo carajo, porque mandar a Maduro pal´carajo es mandarnos a tod@s nosotr@s, a l@s que toda la vida hemos luchado por el ideal del socialismo. Pa´remate tu tío Lenin, anda por ahí más caliente que plancha e´chino, con tanta inflación y le quitaron la fulana homologación, una fórmula que inventó el gobierno de la IV República para negarle “la escala móvil de salario” al trabajador universitario, por lo que luchó y murió tu difunto abuelo en una de esas escaramuzas con las fuerzas represoras de la época. De qué le valió, vino la V y le arrebató esa conquista a los docentes universitarios, fórmula que más o menos les venía protegiendo el salario de la fulana inflación que parece se apunta a más del 100% este año. ¿Qué te parece hijo, vino la izquierda y zúas le quita al trabajador una de sus más preciadas conquistas? ¡Ya esto no se aguanta¡ Razón tiene tu tío de andar arrecho y haber mandado pal´carajo a Sindicato, Federación, Ministro, gobierno y al mismísimo Chávez.

¡Camarada Raúl Bracho yo sí creo que el pueblo está dispuesto a mandar pal´carajo al mismísimo Nicolás Maduro! El camarada, amigo y abnegado combatiente revolucionario, Roland Denis, en su artículo del 17/04/14 en Aporrea (www.aporrea.org/actualidad/a186428.html) le canta una sarta de verdades al otrora delfín de “Don” Luis Michelena y el combo de apátridas que conforman su Estado Mayor de Gobierno, que en un dos por tres se bajaron los pantalones ante el enemigo de clase, y todo por no aguantar la presión de unos cuantos niños malcriados que se mantienen quemando basura en contadas urbanizaciones donde habita la clase media empobrecida; sustentados los nenes por financieras transnacionales, apoyadas por el paramilitarismo genocida auspiciado por los colombianos “santouribistas” que dejamos entrar libremente por nuestra frontera con la “hermana república”. Dígame si nos mandan una compañía de esas entrenadas por los gringos y hoy prestan servicio en Honduras, ligaditos a los sionistas que entrenan a militares y policías para masacrar al aguerrido pueblo hondureño. De nada valió en acuerdo de Cartagena de Indias firmado por Chávez y “su hermano” Santos para proteger a los seguidores de Celaya, pero...

Ese enemigo de clase, casado con los que quieren ser amos absolutos de nuestras bondades naturales, el asqueroso Yanqui genocida, explotador y asesino de pueblos, nos asedia utilizando a los hijos de la clase media que cada día esa misma burguesía empobrece más y más pero que tiene pretensiones burguesas y tratará con desprecio y odio a quien no lo sea, como actualmente lo hace con sus mismos vecinos que, asediados y confinados, solicitan superar “sus guarimbas” para garantizar el derecho de sus hijos al estudio, conducir al enfermo a la clínica más cercana o ir a hacer colas para comprar los alimentos que la misma burguesía se niega a producir o acapara para crear el caos y la desobediencia, para atizar su odio contra el gobierno y no contra quien los empobrece cada día más pero les vende por televisión otra versión de su desdichada existencia.

Desdichada porque el pueblo pobre está tomando conciencia de su pobreza, vive con ella, anhela superarla sin mayores traumas y frustraciones, y por ello pacientemente aguarda (en estos 15 años no le hemos enseñado a organizarse para el combate revolucionario, profundamente humanista, y ser participe y protagonista de su propio destino) por la solución de sus problemas más urgentes. Espera en su rancho de cartón que el “mesías” le haga la Revolución. A ella apuesta, caso contrario las guarimbas, sustentadas en la falta de alimentos e inseguridad (parte de la realidad cotidiana y más íntimamente vivida en las zonas residenciales populares) ya se hubiesen instalado en todos los barrios pobres del país.

Esa “inestabilidad” que tanto preocupa a los que ayer hipócritamente gritaban al frente del comandante Chávez ¡No pasaran! ¡No volverán! y aplaudían frenéticamente cuando el comandante mandaba pal´carajo a los gringos de mierda ¡¡así es que se gobierna!! Están enculillados, se pasaron de pasjuatos; pero lo que no revela el camarada Roland es que esa pléyade de contrarrevolucionarios está cagada porque Obama amenaza con congelarles sus activos en dólares que estúpidamente han ido atesorando en bancos del imperio. Ante tal amenaza, bajarse los pantalones es poco, ahora venderán toda posibilidad de reorganizar las fuerzas del pueblo, contenidas en el PSUV y tantas organizaciones autónomas que hoy conforman el Pueblo Bolivariano en Lucha.

Ante el Congreso del remedo de partido revolucionario (PSUV), conducido con mano militari,  argumentarán que: “…hemos visto necesario ceder a algunas peticiones de la oposición democrática y respetuosa del texto constitucional y de las fuerzas vivas de la sociedad (banqueros, Fedecamaras, Cámara Colombo Venezolana, Cámara Venezolana Americana y jerarquía eclesiástica, entre otras)  para permitirnos tiempo y reorganizar nuestras fuerzas bajo la gloriosa, sabia y consecuente conducción del partido, por parte del compatriota Diosdado Cabello, para retomar las sendas del legado de nuestro comandante eterno. Como hijos de Chávez el partido deberá confiar en este Alto Comando Revolucionario para proceder a coaptar (señalar nosotros mismos, no ustedes ignorantes de mierda) a nuestros candidatos para las próximas elecciones a la Asamblea Nacional porque el momento no permite la elección por las bases como lo indican nuestros estatutos y prepararnos para lo que nos ha asesorado el equipo francés que conduce nuestra política “la concertación”,…bla…bla…bla…, no es una capitulación ante la oposición democrática sino una estrategia para asegurar que se cumpla nuestra agenda socialista, bla, bla, bla…”.

Por eso Raúl Bracho YO SI TEMO QUE EL PUEBLO MANDE PARA EL CARAJO A NICOLÁS MADURO si no rectifica y con valentía toma las riendas de la Revolución Bolivariana porque caso contrario, y como vemos viene sucediendo, la derecha asumirá la conducción del Estado y eso significará el fracaso del comandante Chávez y la ruina y miseria para el pueblo venezolano y otros tantos pueblos hermanos. Porque como expresa Ronald “…Después de haber vivido, desde generaciones anteriores, el esfuerzo y la lucha de tantos seres nuestros que desde abajo y en su pobreza se ganaron para dar su vida en función de un gran sueño libertario y transformador que efectivamente pudimos al menos sentir como se concretaba en la medida en que los triunfos nos dieron ese espacio, nos dieron los instrumentos concretos desde los cuales vimos que eso era posible (…) Después de tanto silencio que disciplinadamente millones de los nuestros han tenido en función de no crear ruido frente a elementos de verdad aborrecibles de traición, corrupción, abuso, impunidad, represión, crimen, completa ineficiencia y saboteo deliberado, sin embargo no se ha dicho nada contundente y a tiempo jamás sólo por preservar el camino estratégico de la victoria real…”

Pero basta ya. La patria está en peligro camarada. Ya basta de campesinos, indígenas y obreros asesinados en nuestras propias narices y aquí no ha pasado nada, es decir contamos con un gobierno indolente pero que rinde pleitesía al enemigo; si camarada Bracho al enemigo, porque esta guerra ya fue declarada desde el mismo momento que el Presidente Chávez declara al proceso como socialista y antiimperialista, lo que pasó fue que nuestra dirigencia no preparó al pueblo para ejercer el “poder popular”, para constituirse en gobierno de sí y para sí, porque ello representaría y representa la muerte del burócrata, incapaz, corrupto y vende patria.

Pero llegamos al llegadero, el compatriota Maduro o termina de entregar de una vez por todas el proceso en manos de la derecha roja-rojita que todo lo controla o se resuelve a convocar al Pueblo Soberano para que tome las riendas del partido, comience a ser gobierno, asuma la contraloría social, la defensa y gerencia de las instituciones que pudiesen garantizar nuestras más preciadas  necesidades inmediatas: salud, alimentación, habitad y vivienda, seguridad social, producción social de nuestros más elementales objetos de consumo masivo. Es decir, mande al carajo a tanto corrupto que hoy conforma su gabinete y entorno íntimo, obedezca la última orden que impartió el camarada Chávez: aplicar los correctivos contenidos en su GOLPE DE TIMÓN, para retomar la senda de la Revolución.

De proceder así, pagará caro por tal atrevimiento pero el pueblo, el soberano, acompañado por lo más preciado de su vanguardia reconocerá en USTED su líder y defenderá a capa y espada como siempre lo ha sabido hacer. De tomar otro sendero, es decir, de mantener el rumbo que hoy cuestionamos, terminará como el general Gadafi: tendiendo una mano al imperio en búsqueda de reconciliación y recibiendo la puñalada que aún hoy lacera el corazón de su pueblo,

La invitación que hace, compatriota Bracho, de sustanciar y entregar a la fiscalía las corruptelas de miembros del gabinete y otros entes gubernamentales de nada sirven porque caen en manos de una fiscala que cree que amparando a los corruptos defiende la revolución.

NO, por el contrario, como seguro le subrayaría su padre de estar vivo: no proceder contra los corruptos le hace más daño a la revolución que cualquier acción de la burguesía. Porque, compatriota Bracho, si los funcionarios (no puedo referirme a servidores públicos porque no lo son, ni lo serán) que tenían que velar por la salud, la vivienda, la alimentación, el funcionamiento de las empresas del Estado, el cumplimiento de las leyes y toda la acción de gobierno para garantizar la mayor suma de felicidad para nuestro pueblo (entiéndase PUEBLO: chavistas, escuálidos, ninis, revolucionarios) lo hubiesen hecho, hoy contásemos con una abrumadora mayoría a favor de la acción de gobierno, porque todo pueblo espera que su gobierno le mejore las condiciones de vida, aquí y en el resto del planeta. Pues la burocracia roja-rojita no lo hizo, a pesar de haber contado con todos los reales del mundo, haber sido enrocados más de una vez y aún continúan, cual mafia, pegados a la teta del Estado, parasitando y chupando mientras el pueblo, al que acuden por los votos cuando se ven el agua al cuello, pasando necesidades y aguantando, esperando tiempos mejores.¿Hasta cuándo y cuánto aguantará el pueblo? ¡Amor con hambre no dura!

¡¡ESCALA MOVIL DE SALARIOS YA¡¡

¡Patria soberana y socialista!

¡Aplicación ya de las indicaciones contenidas en El Golpe de Timón!

¡Sabino mostró el camino, nos muestra el camino, me muestra el camino!

¡Patria o muerte, venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1428 veces.



Pancho Alegría


Visite el perfil de Pancho Alegría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a186970.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO